/ martes 24 de marzo de 2020

Acechadas


El machismo, el coronavirus y la ignorancia, acechan a las mexicanas. Las que pueden, dejaron las calles que tomaron hace 15 días para refugiarse en su hogar, que las mantendrá a salvo del virus, pero a cuatro de cada 10, expuestas a la violencia doméstica.

A unos días de la mega marcha del 8 de marzo que inundó las calles de mujeres exigiendo justicia y una vida libre de violencia, nos enteramos por la organización civil Red Nacional de Refugios (RNR), que el gobierno federal aún no libera los recursos etiquetados en el Presupuesto 2020 para Refugios y sus Centros de Atención Externa, destinados a la protección de mujeres víctimas de violencia y sus familias.

¿Por qué no cumplir con lo mínimo programado, cuando las pandemias del coronavirus y la del machismo, ameritarían medidas contundentes y extraordinarias de prevención por parte del gobierno mexicano?

Como la Organización Mundial de la Salud lo ha hecho en torno al coronavirus, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió en días pasados que los casos de violencia contra las mujeres puede aumentar debido a la cuarentena.

De hecho, el propio gobierno mexicano a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, reportó que durante enero y febrero de este año, los feminicidios se incrementaron 12.9 por ciento respecto del mismo periodo del año pasado.

Aquí no caben las etiquetas ni la polarización promovidas por el propio presidente de la República; la realidad debería ser suficiente: la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, reporta que la violencia ejercida por parejas, esposos, exnovios o exesposos contra las mujeres en México es "severa y muy severa" en seis de cada diez casos.

Para la quinta parte de las mexicanas de 15 años y más, es una realidad haber enfrentado por parte de sus parejas agresiones de mayor daño físico, que van desde los jalones o empujones hasta golpes, patadas, intentos de asfixia o estrangulamiento e incluso ataques con armas de fuego y abusos sexuales.

Por eso la “cuarentena”, que por ahora es un acto voluntario y de conciencia ciudadana, para quienes tienen condiciones de hacerla sin repercusiones en sus ingresos, debe contar con medidas de apoyo gubernamental para las mujeres expuestas a la violencia.

Se requieren redes familiares y sociales de apoyo, como promueve la RNR en su campaña “Aislamiento sin violencia”, que también puso a disposición dos líneas telefónicas donde es posible recibir orientación, atención y contención especializadas de manera confidencial: 56 74 96 95 para la zona metropolitana y 800 82 24 460.

En el Estado de México, el gobierno estatal cuenta desde hace años con una Línea sin violencia 800 108 40 53, que brinda atención las 24 horas, todo el año. Sin embargo, las cifras de feminicidios en todo el país, advierten que es necesario multiplicar los esfuerzos.

Urge pues, frenar la verborrea de algunos funcionarios, para liberar presupuestos y acciones que erradiquen las pandemias del machismo y la de la ignorancia, que también matan.

*Diputada federal mexiquense.

@AnaLiliaHerrera.


El machismo, el coronavirus y la ignorancia, acechan a las mexicanas. Las que pueden, dejaron las calles que tomaron hace 15 días para refugiarse en su hogar, que las mantendrá a salvo del virus, pero a cuatro de cada 10, expuestas a la violencia doméstica.

A unos días de la mega marcha del 8 de marzo que inundó las calles de mujeres exigiendo justicia y una vida libre de violencia, nos enteramos por la organización civil Red Nacional de Refugios (RNR), que el gobierno federal aún no libera los recursos etiquetados en el Presupuesto 2020 para Refugios y sus Centros de Atención Externa, destinados a la protección de mujeres víctimas de violencia y sus familias.

¿Por qué no cumplir con lo mínimo programado, cuando las pandemias del coronavirus y la del machismo, ameritarían medidas contundentes y extraordinarias de prevención por parte del gobierno mexicano?

Como la Organización Mundial de la Salud lo ha hecho en torno al coronavirus, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió en días pasados que los casos de violencia contra las mujeres puede aumentar debido a la cuarentena.

De hecho, el propio gobierno mexicano a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, reportó que durante enero y febrero de este año, los feminicidios se incrementaron 12.9 por ciento respecto del mismo periodo del año pasado.

Aquí no caben las etiquetas ni la polarización promovidas por el propio presidente de la República; la realidad debería ser suficiente: la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, reporta que la violencia ejercida por parejas, esposos, exnovios o exesposos contra las mujeres en México es "severa y muy severa" en seis de cada diez casos.

Para la quinta parte de las mexicanas de 15 años y más, es una realidad haber enfrentado por parte de sus parejas agresiones de mayor daño físico, que van desde los jalones o empujones hasta golpes, patadas, intentos de asfixia o estrangulamiento e incluso ataques con armas de fuego y abusos sexuales.

Por eso la “cuarentena”, que por ahora es un acto voluntario y de conciencia ciudadana, para quienes tienen condiciones de hacerla sin repercusiones en sus ingresos, debe contar con medidas de apoyo gubernamental para las mujeres expuestas a la violencia.

Se requieren redes familiares y sociales de apoyo, como promueve la RNR en su campaña “Aislamiento sin violencia”, que también puso a disposición dos líneas telefónicas donde es posible recibir orientación, atención y contención especializadas de manera confidencial: 56 74 96 95 para la zona metropolitana y 800 82 24 460.

En el Estado de México, el gobierno estatal cuenta desde hace años con una Línea sin violencia 800 108 40 53, que brinda atención las 24 horas, todo el año. Sin embargo, las cifras de feminicidios en todo el país, advierten que es necesario multiplicar los esfuerzos.

Urge pues, frenar la verborrea de algunos funcionarios, para liberar presupuestos y acciones que erradiquen las pandemias del machismo y la de la ignorancia, que también matan.

*Diputada federal mexiquense.

@AnaLiliaHerrera.

martes 30 de junio de 2020

Daños irreversibles

martes 16 de junio de 2020

Arañas en Metepec

martes 02 de junio de 2020

“Recibos locos”

viernes 22 de mayo de 2020

Regreso a clases

martes 21 de abril de 2020

¿Llegó la hora?

martes 07 de abril de 2020

Como anillo al dedo

martes 24 de marzo de 2020

Acechadas

jueves 27 de febrero de 2020

Pecado de omisión

martes 11 de febrero de 2020

La niñez no espera

Cargar Más