/ viernes 22 de octubre de 2021

Agenda IP Mexiquense | La cortina de humo


  • La presencia de cigarros ilegales ha crecido desde el 2011 a la fecha, al pasar del 2 por ciento a casi el 19 por ciento de todos los que se consumen en el país.

  • La pérdida fiscal representa 13 mil quinientos millones de pesos cada año, es decir, una tercera parte del objetivo de recaudación anual del sector.



Cristina Valenzuela Cosío


Es indudable que en los últimos 10 años se ha avanzado en forma importante en la implementación de medidas para inhibir el consumo de tabaco en México.

Los edificios públicos se han declarado “libres de humo”, por lo cual no se permite fumar al interior. Mientras tanto, en establecimientos privados, como es el caso de los restaurantes, inicialmente se obligaba a los empresarios a contar espacios específicos para los fumadores.

Actualmente, estos locales han optado por no permitir el consumo de cigarros en definitiva.

En lo que no se ha avanzado como debiera, es en el combate a la proliferación de las marcas de cigarros ilegales, de acuerdo con un informe que dio a conocer esta semana la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN).

Según el documento del organismo cúpula de la industria en el país, la presencia de cigarrillos ilegales en México “ha crecido desde el 2011 a la fecha al pasar del 2 por ciento a casi el 19 por ciento de todos los que se consumen en el país”.

Precisa que los cigarros producidos y comercializados de manera ilegal “representan una competencia desleal para las empresas que cumplen con todas las obligaciones fiscales y sanitarias”.

Además provocan una importante pérdida fiscal para la Hacienda pública de alrededor de 13 mil quinientos millones de pesos cada año”. Esto significa, advierte, una tercera parte del objetivo de recaudación anual del sector.

Según el estudio, difundido por la CONCAMIN con motivo del Día Nacional de Combate al Contrabando y Delitos en Materia de Derechos de Autor, dos de cada tres cigarros ilegales que se consumen en el país son producidos en México y la presencia de estos productos se da de dos maneras: los que llegan a nuestro país de manera ilegal burlando los controles aduanales y los que son fabricados en México.

Explica que la presencia de cigarros ilegales se ha dividido en 2 tipos fundamentalmente: cigarros de contrabando que ingresan al país de forma ilícita burlando los controles aduanales y los cigarros ilegales que son producidos en México; esta modalidad es la que más ha crecido en los últimos 3 años, añade el informe.

De tal tamaño es este mercado, que de acuerdo con la alerta sanitaria emitida por la COFEPRIS, citada por nuestra fuente, existen en México “más de 245 marcas de cigarros ilegales principalmente de procedencia china”.

No hay que perder de vista que al no estar sometida a ningún control sanitario la calidad de estos productos, existe un riesgo adicional para la salud, de por sí ya sumamente alto por el consumo de cigarrillos.

Además, como se advierte en el documento, la producción y consumo de tabaco fuera de todo control, da lugar a importantes problemas de delincuencia organizada.

En el Estado de México se estima existen alrededor de 2.3 millones de fumadores, los cuales consumen alrededor de 7.4 cigarros en promedio diariamente.

El número de fumadores en la entidad, representa poco más del 15 por ciento de los existentes a nivel nacional, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017.

Cuestión de hacer cuentas para tener una idea del mercado ilícito de este producto en la entidad.


Facebook: María Cristina Valenzuela Cosío

Correo electrónico: cristina9valenzuela@gmail.com



  • La presencia de cigarros ilegales ha crecido desde el 2011 a la fecha, al pasar del 2 por ciento a casi el 19 por ciento de todos los que se consumen en el país.

  • La pérdida fiscal representa 13 mil quinientos millones de pesos cada año, es decir, una tercera parte del objetivo de recaudación anual del sector.



Cristina Valenzuela Cosío


Es indudable que en los últimos 10 años se ha avanzado en forma importante en la implementación de medidas para inhibir el consumo de tabaco en México.

Los edificios públicos se han declarado “libres de humo”, por lo cual no se permite fumar al interior. Mientras tanto, en establecimientos privados, como es el caso de los restaurantes, inicialmente se obligaba a los empresarios a contar espacios específicos para los fumadores.

Actualmente, estos locales han optado por no permitir el consumo de cigarros en definitiva.

En lo que no se ha avanzado como debiera, es en el combate a la proliferación de las marcas de cigarros ilegales, de acuerdo con un informe que dio a conocer esta semana la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN).

Según el documento del organismo cúpula de la industria en el país, la presencia de cigarrillos ilegales en México “ha crecido desde el 2011 a la fecha al pasar del 2 por ciento a casi el 19 por ciento de todos los que se consumen en el país”.

Precisa que los cigarros producidos y comercializados de manera ilegal “representan una competencia desleal para las empresas que cumplen con todas las obligaciones fiscales y sanitarias”.

Además provocan una importante pérdida fiscal para la Hacienda pública de alrededor de 13 mil quinientos millones de pesos cada año”. Esto significa, advierte, una tercera parte del objetivo de recaudación anual del sector.

Según el estudio, difundido por la CONCAMIN con motivo del Día Nacional de Combate al Contrabando y Delitos en Materia de Derechos de Autor, dos de cada tres cigarros ilegales que se consumen en el país son producidos en México y la presencia de estos productos se da de dos maneras: los que llegan a nuestro país de manera ilegal burlando los controles aduanales y los que son fabricados en México.

Explica que la presencia de cigarros ilegales se ha dividido en 2 tipos fundamentalmente: cigarros de contrabando que ingresan al país de forma ilícita burlando los controles aduanales y los cigarros ilegales que son producidos en México; esta modalidad es la que más ha crecido en los últimos 3 años, añade el informe.

De tal tamaño es este mercado, que de acuerdo con la alerta sanitaria emitida por la COFEPRIS, citada por nuestra fuente, existen en México “más de 245 marcas de cigarros ilegales principalmente de procedencia china”.

No hay que perder de vista que al no estar sometida a ningún control sanitario la calidad de estos productos, existe un riesgo adicional para la salud, de por sí ya sumamente alto por el consumo de cigarrillos.

Además, como se advierte en el documento, la producción y consumo de tabaco fuera de todo control, da lugar a importantes problemas de delincuencia organizada.

En el Estado de México se estima existen alrededor de 2.3 millones de fumadores, los cuales consumen alrededor de 7.4 cigarros en promedio diariamente.

El número de fumadores en la entidad, representa poco más del 15 por ciento de los existentes a nivel nacional, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017.

Cuestión de hacer cuentas para tener una idea del mercado ilícito de este producto en la entidad.


Facebook: María Cristina Valenzuela Cosío

Correo electrónico: cristina9valenzuela@gmail.com


ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 02 de septiembre de 2021

Agenda IP | Con algunos riesgos, entran en vigor reformas a outsourcing

Entraron en vigor las reformas legales en materia de outsourcing, con lo cual se pone a prueba no sólo la capacidad de las empresas bajo esta modalidad, para cumplir con todos los requerimientos, sino de la Secretaría del Trabajo para agilizar trámites. 

Cristina Valenzuela

jueves 19 de agosto de 2021

Agenda IP | Inflación, la otra descontrolada realidad

En medio de serios problemas que vive México, como la pandemia y la violencia, el imparable aumento de precios, es decir, la inflación está alcanzando niveles que preocupan. La ANPEC dio a conocer el costo de básicos que de un mes a otro han subido de forma importante.

Cristina Valenzuela

Cargar Más