/ viernes 1 de octubre de 2021

Agenda IP Mexiquense | Mujeres, sin alternativas a la informalidad

  • Alto porcentaje de emprendedoras, sin acceso a seguridad social y a créditos

  • Las mujeres con un negocio formal obtienen en promedio 2.5% más ingresos respecto a quienes tienen una empresa irregular

Preocupante el porcentaje de mujeres mexicanas que han emprendido un negocio y se encuentran en el sector informal.

El prácticamente nulo el apoyo para ellas, de parte de los tres diferentes niveles de gobierno y esto ha derivado en que quienes han emprendido una empresa y se encuentran en esta situación carezcan de seguridad social y acceso a créditos, además de posibilidades para crecer y obtener mejores ingresos.

De acuerdo con un estudio que recientemente dio a conocer el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en nuestro país, el 26 por ciento de las trabajadoras son emprendedoras

Asimismo, “del total de mujeres emprendedoras, 82 por ciento se encuentra en la informalidad, es decir, hay más de 4 millones en esta situación”, señala el documento del IMCO.

Agrega que en México, “las emprendedoras enfrentan tres principales retos para formalizar su negocio, que son el alto costo de trámites administrativos (en tiempo y dinero), la falta de acceso a financiamiento y la falta de capacitación en temas como finanzas, contabilidad o desarrollo de negocios”.

Detalla que, de acuerdo con datos del 2019, “en México tomaba, en promedio, ocho días para formalizar e iniciar un negocio, aunque hay diferencias entre estados y municipios debido a que cambian los requisitos”.

Poco, considero yo, han hecho los gobiernos por disminuir la tramitología para iniciar un negocio, lo mismo por otorgar apoyos económicos a emprendedoras, y fomentar así su ingreso a la formalidad.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, recordó el IMCO, detectó que “una emprendedora mexicana promedio tiene entre 25 y 44 años, está casada, tiene uno o dos hijos, gana 3 mil 707 pesos al mes, estudió hasta secundaria y opera en la informalidad”.

Quienes se encuentran en el sector formal tienen ingresos mensuales promedio 2.5 veces mayores que aquellas con un negocio en el sector informal (9 mil 535 pesos.

Hay que recordar que la tasa de participación económica de las mujeres en el país, creció 15.7 puntos porcentuales en los últimos 10 años (de 33.3 en 2010 a 49.0 en 2020).

Pero como es bien sabido, la pandemia por covid-19 ocasionó el cierre de más de un millón de negocios y de acuerdo con los resultados del Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN) 2020 que llevó a cabo el propio INEGI, de los 4.86 millones de establecimientos micro, pequeños y medianos reportados en los Censos Económicos 2019, sobrevivieron 3.85 millones, un millón 10 mil 857 cerraron sus puertas.

Al menos el doble de las que cerraron, eran empresas informales.

Se ha adelantado que en el paquete fiscal para el 2022, se contemplarían algunas medidas para reducir la informalidad, como una baja en la tasa del impuesto sobre la Renta, ISR, sin embargo hay la impresión en que ello sea suficiente para cumplir con este propósito.

En cuanto a las empresas formales, muy poco interés se ha visto por parte de las autoridades en los diferentes niveles de gobierno, por apoyar a las empresas, en este caso particular a las mujeres emprendedoras que encuentran en la informalidad una forma precaria de obtener ingresos.


Facebook: María Cristina Valenzuela Cosío

Correo electrónico: cristina9valenzuela@gmail.com


  • Alto porcentaje de emprendedoras, sin acceso a seguridad social y a créditos

  • Las mujeres con un negocio formal obtienen en promedio 2.5% más ingresos respecto a quienes tienen una empresa irregular

Preocupante el porcentaje de mujeres mexicanas que han emprendido un negocio y se encuentran en el sector informal.

El prácticamente nulo el apoyo para ellas, de parte de los tres diferentes niveles de gobierno y esto ha derivado en que quienes han emprendido una empresa y se encuentran en esta situación carezcan de seguridad social y acceso a créditos, además de posibilidades para crecer y obtener mejores ingresos.

De acuerdo con un estudio que recientemente dio a conocer el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en nuestro país, el 26 por ciento de las trabajadoras son emprendedoras

Asimismo, “del total de mujeres emprendedoras, 82 por ciento se encuentra en la informalidad, es decir, hay más de 4 millones en esta situación”, señala el documento del IMCO.

Agrega que en México, “las emprendedoras enfrentan tres principales retos para formalizar su negocio, que son el alto costo de trámites administrativos (en tiempo y dinero), la falta de acceso a financiamiento y la falta de capacitación en temas como finanzas, contabilidad o desarrollo de negocios”.

Detalla que, de acuerdo con datos del 2019, “en México tomaba, en promedio, ocho días para formalizar e iniciar un negocio, aunque hay diferencias entre estados y municipios debido a que cambian los requisitos”.

Poco, considero yo, han hecho los gobiernos por disminuir la tramitología para iniciar un negocio, lo mismo por otorgar apoyos económicos a emprendedoras, y fomentar así su ingreso a la formalidad.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, recordó el IMCO, detectó que “una emprendedora mexicana promedio tiene entre 25 y 44 años, está casada, tiene uno o dos hijos, gana 3 mil 707 pesos al mes, estudió hasta secundaria y opera en la informalidad”.

Quienes se encuentran en el sector formal tienen ingresos mensuales promedio 2.5 veces mayores que aquellas con un negocio en el sector informal (9 mil 535 pesos.

Hay que recordar que la tasa de participación económica de las mujeres en el país, creció 15.7 puntos porcentuales en los últimos 10 años (de 33.3 en 2010 a 49.0 en 2020).

Pero como es bien sabido, la pandemia por covid-19 ocasionó el cierre de más de un millón de negocios y de acuerdo con los resultados del Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN) 2020 que llevó a cabo el propio INEGI, de los 4.86 millones de establecimientos micro, pequeños y medianos reportados en los Censos Económicos 2019, sobrevivieron 3.85 millones, un millón 10 mil 857 cerraron sus puertas.

Al menos el doble de las que cerraron, eran empresas informales.

Se ha adelantado que en el paquete fiscal para el 2022, se contemplarían algunas medidas para reducir la informalidad, como una baja en la tasa del impuesto sobre la Renta, ISR, sin embargo hay la impresión en que ello sea suficiente para cumplir con este propósito.

En cuanto a las empresas formales, muy poco interés se ha visto por parte de las autoridades en los diferentes niveles de gobierno, por apoyar a las empresas, en este caso particular a las mujeres emprendedoras que encuentran en la informalidad una forma precaria de obtener ingresos.


Facebook: María Cristina Valenzuela Cosío

Correo electrónico: cristina9valenzuela@gmail.com


ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 02 de septiembre de 2021

Agenda IP | Con algunos riesgos, entran en vigor reformas a outsourcing

Entraron en vigor las reformas legales en materia de outsourcing, con lo cual se pone a prueba no sólo la capacidad de las empresas bajo esta modalidad, para cumplir con todos los requerimientos, sino de la Secretaría del Trabajo para agilizar trámites. 

Cristina Valenzuela

jueves 19 de agosto de 2021

Agenda IP | Inflación, la otra descontrolada realidad

En medio de serios problemas que vive México, como la pandemia y la violencia, el imparable aumento de precios, es decir, la inflación está alcanzando niveles que preocupan. La ANPEC dio a conocer el costo de básicos que de un mes a otro han subido de forma importante.

Cristina Valenzuela

Cargar Más