/ jueves 1 de noviembre de 2018

Comentarios y algo más...

¿Y tu alma? ¿ A dónde crees que haya ido?


Tomo el título del libro Pedro Páramo, de Juan Rulfo. La narrativa bilingüe es de diálogos entre muertos que yacen bajo la tierra de Comala. Tomo algunos, dados entre ánimas que penan en las calles del pueblo fantasma y el único hijo de “don Pedro”, habido en matrimonio.

“Niahcico Comala impampa nechilhuihqueh nican nemiyaya noth, ce tlacatl Pedro Páramo”.

Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo.

“Nopa na nimelauhtoya Ihuan ipan Nechicoliztli, campa moiyoca tlaliyayah miyac ohtli”

Me había topado con él en Los Encuentros, donde se cruzan varios caminos.

-“¿Canin tiyah tehhuatzin?- Nictlahtlanilqui”.

-¿A dónde va usted?- le pregunté.

-Niyauh tlatzintlan, tlacatl.

-Voy para abajo, señor.

-¿Tiquixmati ce alpetl motocayotia Comala?

-¿Conoce un lugar llamado Comala?

-Nopeca xitlahuac Niyauh.

-Para allá mismo voy.

“¿Quen tiquihtoa itocah motocaxtia e altapetl tlen moitta ne tlatzintlan?”

-¿Cómo dice que se llama el pueblo que se ve allá abajo?

-“Comala, tlacatl”.

-Comala, señor.

“¿Ihuan tlen ticchihuati Comala, tlan hueliz nicmatiz?

-¿Y a qué va usted a Comala, si se puede saber?

-“Niquiattati notah-nicanquilqui”.

-Voy a ver a mi padre-contesté.

-“Zan ahquiya, tlahuel yolpaquiz queman mitzittaz”

-Y qué trazas tiene su padre, si se puede saber.

-“Amo niquxmati-niquilihqui. -Zan nimati motocayotiyaya Pedro Páramo.”

-No lo conozco-le dije. -Solo sé que se llama Pedro Páramo.

-“¿Ta tiquixmati Pedro Páramo?- nictlahtlaniqui”.

-¿Conoce usted a Pedro Páramo? –.

-“¿Acquiya ya?-zampa nictlahtlanilqui”.

-¿Quién es? –volví a preguntar.

-“Ce cuzolli yoltoc-nechnanquilihqui ya”.

-Un rencor vivo- me contestó él.

-“Zan tonanahuan techtlacatiltihquh ipan ce petlat meuhcatzan tielyyah Pedro Páramo tiiconehuan. Ihuan tlen tepinauhtih yaya techcuaaltito. Ica ta no nompa panoc, ¿amo? “

- Nuestras madres nos malparieron en un petate aunque éramos de hijos de Pedro Páramo. Y lo más chistoso es que él mismo nos llevó a bautizar.

-“Amo niquilinamiqui”.

-No me acuerdo.

-“¡Xiyauh tepolli!”

-Váyase mucho al carajo.

-¿Tlen tiquitphqui?

-¿Qué dice usted?

-“Tiahcith yohuihya, tlacatl”

-Que ya estamos llegando, señor.

-“Quema, niquittaya, tlacatl”.

-Si ya lo veo. ¿Qué pasó por aquí?

-C tototl, tlayi. Quen noá quintocayatiah ne totomeh.

-Un correcaminos, señor. Así nombran a esos pájaros.

-Amo, na nictlahtlanilia ica altepetl. Quen ce axanqueh itzotoc, quen no quicauhteutoqueh.

-No, yo preguntaba por el pueblo, se ve como si estuviera abandonado.

-Amo quen nopa neci. Quena, Nican amo acah itztoc.

-No es que lo parezca. Así es. Aquí no vive nadie.

-¿Ihuan Pedro Páramo?

-¿Y Pedro Páramo?

-“Pedro Páramo micqui quipiya miyac xihuitl?

-Pedro Páramo murió hace muchos años.

Continuará...

¿Y tu alma? ¿ A dónde crees que haya ido?


Tomo el título del libro Pedro Páramo, de Juan Rulfo. La narrativa bilingüe es de diálogos entre muertos que yacen bajo la tierra de Comala. Tomo algunos, dados entre ánimas que penan en las calles del pueblo fantasma y el único hijo de “don Pedro”, habido en matrimonio.

“Niahcico Comala impampa nechilhuihqueh nican nemiyaya noth, ce tlacatl Pedro Páramo”.

Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo.

“Nopa na nimelauhtoya Ihuan ipan Nechicoliztli, campa moiyoca tlaliyayah miyac ohtli”

Me había topado con él en Los Encuentros, donde se cruzan varios caminos.

-“¿Canin tiyah tehhuatzin?- Nictlahtlanilqui”.

-¿A dónde va usted?- le pregunté.

-Niyauh tlatzintlan, tlacatl.

-Voy para abajo, señor.

-¿Tiquixmati ce alpetl motocayotia Comala?

-¿Conoce un lugar llamado Comala?

-Nopeca xitlahuac Niyauh.

-Para allá mismo voy.

“¿Quen tiquihtoa itocah motocaxtia e altapetl tlen moitta ne tlatzintlan?”

-¿Cómo dice que se llama el pueblo que se ve allá abajo?

-“Comala, tlacatl”.

-Comala, señor.

“¿Ihuan tlen ticchihuati Comala, tlan hueliz nicmatiz?

-¿Y a qué va usted a Comala, si se puede saber?

-“Niquiattati notah-nicanquilqui”.

-Voy a ver a mi padre-contesté.

-“Zan ahquiya, tlahuel yolpaquiz queman mitzittaz”

-Y qué trazas tiene su padre, si se puede saber.

-“Amo niquxmati-niquilihqui. -Zan nimati motocayotiyaya Pedro Páramo.”

-No lo conozco-le dije. -Solo sé que se llama Pedro Páramo.

-“¿Ta tiquixmati Pedro Páramo?- nictlahtlaniqui”.

-¿Conoce usted a Pedro Páramo? –.

-“¿Acquiya ya?-zampa nictlahtlanilqui”.

-¿Quién es? –volví a preguntar.

-“Ce cuzolli yoltoc-nechnanquilihqui ya”.

-Un rencor vivo- me contestó él.

-“Zan tonanahuan techtlacatiltihquh ipan ce petlat meuhcatzan tielyyah Pedro Páramo tiiconehuan. Ihuan tlen tepinauhtih yaya techcuaaltito. Ica ta no nompa panoc, ¿amo? “

- Nuestras madres nos malparieron en un petate aunque éramos de hijos de Pedro Páramo. Y lo más chistoso es que él mismo nos llevó a bautizar.

-“Amo niquilinamiqui”.

-No me acuerdo.

-“¡Xiyauh tepolli!”

-Váyase mucho al carajo.

-¿Tlen tiquitphqui?

-¿Qué dice usted?

-“Tiahcith yohuihya, tlacatl”

-Que ya estamos llegando, señor.

-“Quema, niquittaya, tlacatl”.

-Si ya lo veo. ¿Qué pasó por aquí?

-C tototl, tlayi. Quen noá quintocayatiah ne totomeh.

-Un correcaminos, señor. Así nombran a esos pájaros.

-Amo, na nictlahtlanilia ica altepetl. Quen ce axanqueh itzotoc, quen no quicauhteutoqueh.

-No, yo preguntaba por el pueblo, se ve como si estuviera abandonado.

-Amo quen nopa neci. Quena, Nican amo acah itztoc.

-No es que lo parezca. Así es. Aquí no vive nadie.

-¿Ihuan Pedro Páramo?

-¿Y Pedro Páramo?

-“Pedro Páramo micqui quipiya miyac xihuitl?

-Pedro Páramo murió hace muchos años.

Continuará...

Local

Pandemia aumentó depresión, consumo de alcohol e intentos de suicidio en jóvenes

El secretario de salud urgió a trabajar con mayor velocidad en el tema de salud mental en la población mexiquense

Local

Servicio y tarifa de ruta de taxis Terminal-Almoloya de Juárez es ilegal

El sistema de taxis colectivos prevé un ajuste a sus tarifas de 20 a 25 pesos o más por persona, a partir del próximo miércoles

Local

En Edomex habría un alza de solo el 5% en su presupuesto y los municipios del 1.8%

Esperan recuperar en 2022 los 4 mil 300 mdp que les han quitado por conteo del INEGI

Mundo

Advierte presidente de Bolivia sobre reagrupamiento de la derecha en AL

Luis Arce indicó que esta situación está propiciando condiciones similares a las que se presentaron previo al golpe de estado

Mundo

Condena a Emma Coronel a 3 años de prisión en EU

Emma Coronel Aispuro, de 32 años, se declaró en junio culpable de tres cargos

Literatura

Juan Villoro ofrece relato del México contemporáneo en la FIL Guadalajara

El punto de partida es el incendio de la Cineteca Nacional ocurrido en 1982

Futbol

El Gallito" Vázquez se va del Toluca

Al término de su préstamo de un año, el mediocampista defensivo no entró en los planes de la directiva por lo que su nuevo equipo será Tijuana

Local

“No más no subió la laguna”: pescadores de Valle de Bravo

De acuerdo con datos de la Conagua, ésta presa es la que menor nivel de almacenamiento tiene de las tres que conforman al Sistema Cutzamala

Local

Peatones del valle de México no usan puentes por temor a ser asaltados

Por años estos lugares han sido sitio donde la delincuencia opera sin la presencia policíaca, siendo las mujeres las principales víctimas