/ sábado 21 de noviembre de 2020

Con Valor Agregado | La nueva era de la justicia laboral

Pasaron dos años para la implementación de la Reforma Laboral, afortunadamente en el Estado de México se logró en los tiempos y formas establecidos, ahora viene el periodo en que deben realizar sus funciones y generar el mayor número de acuerdos posibles entre empresas y trabajadores que por algún motivo culminaron su relación laboral no de la mejor manera y han llegado a los nuevos Tribunales Laborales.

Aún en ese tenor, se espera que solo el 20% de los casos lleguen a esta instancia, donde serán atendidos por profesionales capacitados y calificados, dependientes del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

Se trata de favorecer la justicia y de contar con Tribunales especializados para la materia que además, cuentan con salas para juicios orales y salas virtuales para el desahogo de estos casos, lo cual más que vanguardista, resulta una respuesta a las necesidades presentes y futuras de los involucrados.

Es de reconocimiento, que el Estado de México sea punta de lanza en esta implementación, aunque solo cumplieron con su deber, bien pudieron aplazarlo para el año 2021 o el 2022, tiempo en el cual todas las entidades deberán contar con este nuevo esquema que sustituye a las Juntas de Conciliación y Arbitraje, donde los procesos tardaban hasta cuatro años para poder resolverse.

La justicia laboral es un tema que debió atenderse, modernizarse y acelerarse desde hace mucho tiempo, afortunadamente llegó y ahora debe utilizarse indistintamente, esperamos no caiga en saturación, burocratismos, coyotaje y prácticas fuera de ética o profesionalismo y cumpla los fines para los que fue creada.

En primera instancia, los municipios de Xonacatlán, Tlalnepantla, Texcoco, Ecatepec, Naucalpan y Nezahualcóyotl ya cuentan con una sede de estos Tribunales y para el año 2022, Cuautitlán Izcalli albergará el edificio central de los mismos, donde se tendrán que dirimir todos los juicios que en materia laboral se presenten.

Esperamos que la primera evaluación de resultados para la operación de estos Tribunales sea positiva y cumplan con el objetivo para lo que fueron creados, con ello los trabajadores y patrones podrán tener la certeza de que en caso de necesitarlo, tendrán un juzgador imparcial, con resoluciones apegadas a derecho y en tiempo que les permita a ambas partes continuar con sus actividades y evitar desgastes innecesarios.

La autoridad judicial merece un voto de confianza bajo el hecho de ser una institución con la capacidad, infraestructura y profesionalismo suficiente para poner en marcha y lograr el buen funcionamiento del Sistema de Justicia Laboral en el Estado de México.

Pasaron dos años para la implementación de la Reforma Laboral, afortunadamente en el Estado de México se logró en los tiempos y formas establecidos, ahora viene el periodo en que deben realizar sus funciones y generar el mayor número de acuerdos posibles entre empresas y trabajadores que por algún motivo culminaron su relación laboral no de la mejor manera y han llegado a los nuevos Tribunales Laborales.

Aún en ese tenor, se espera que solo el 20% de los casos lleguen a esta instancia, donde serán atendidos por profesionales capacitados y calificados, dependientes del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

Se trata de favorecer la justicia y de contar con Tribunales especializados para la materia que además, cuentan con salas para juicios orales y salas virtuales para el desahogo de estos casos, lo cual más que vanguardista, resulta una respuesta a las necesidades presentes y futuras de los involucrados.

Es de reconocimiento, que el Estado de México sea punta de lanza en esta implementación, aunque solo cumplieron con su deber, bien pudieron aplazarlo para el año 2021 o el 2022, tiempo en el cual todas las entidades deberán contar con este nuevo esquema que sustituye a las Juntas de Conciliación y Arbitraje, donde los procesos tardaban hasta cuatro años para poder resolverse.

La justicia laboral es un tema que debió atenderse, modernizarse y acelerarse desde hace mucho tiempo, afortunadamente llegó y ahora debe utilizarse indistintamente, esperamos no caiga en saturación, burocratismos, coyotaje y prácticas fuera de ética o profesionalismo y cumpla los fines para los que fue creada.

En primera instancia, los municipios de Xonacatlán, Tlalnepantla, Texcoco, Ecatepec, Naucalpan y Nezahualcóyotl ya cuentan con una sede de estos Tribunales y para el año 2022, Cuautitlán Izcalli albergará el edificio central de los mismos, donde se tendrán que dirimir todos los juicios que en materia laboral se presenten.

Esperamos que la primera evaluación de resultados para la operación de estos Tribunales sea positiva y cumplan con el objetivo para lo que fueron creados, con ello los trabajadores y patrones podrán tener la certeza de que en caso de necesitarlo, tendrán un juzgador imparcial, con resoluciones apegadas a derecho y en tiempo que les permita a ambas partes continuar con sus actividades y evitar desgastes innecesarios.

La autoridad judicial merece un voto de confianza bajo el hecho de ser una institución con la capacidad, infraestructura y profesionalismo suficiente para poner en marcha y lograr el buen funcionamiento del Sistema de Justicia Laboral en el Estado de México.

ÚLTIMASCOLUMNAS