/ viernes 13 de noviembre de 2020

Con Valor Agregado | La nueva era laboral

Derivado de la Reforma en materia Laboral de 2017, donde se planteó la necesidad de eliminar la operación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, y dar paso a los Centros Estatales de Conciliación Laboral, el Estado de México puso en marcha las primeras 10 salas de este tipo en la capital mexiquense para dar una solución alternativa a los conflictos laborales.

De estrada es meritorio mencionar que estos Centros deben entrar en operación el próximo miércoles 18 de noviembre a nivel nacional, con lo cual, la entidad mexiquense cumple con la normatividad de la Reforma, contando para ese momento con sedes en Toluca, Texcoco, Tlalnepantla y Ecatepec.

Se trata de salas donde serán atendidos por más de 100 conciliadores, 65% mujeres y 35% hombres, todos certificados por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER), quienes en conjunto con el Gobierno estatal desarrollaron la norma que servirá para la aplicación a nivel nacional.

Una de las grandes bondades de estos Centros Estatales de Conciliación Laboral, es que se estima que los conflictos puedan resolverse de común acuerdo para las partes en un máximo de 45 días, acortando los tiempos que en la actualidad llevan hasta dos años, lo que implica recursos, desgaste y una incertidumbre para empresas y trabajadores. Adicionalmente, se espera que a través de este mecanismo se puedan resolver hasta el 80% de los conflictos laborales, y solo el resto tenga que ir a juicios.

Es importante mencionar que para los trabajadores que lo requieran en lo posterior, la Procuraduría de la Defensa del Trabajo brinda asesoría jurídica sin costo para los trabajadores involucrados en estos casos de justicia laboral.

Estos Centros Estatales de Conciliación Laboral están facultados para emitir Convenios Laborales que den validez a los acuerdos alcanzados o las Constancias de No Conciliación Laboral lo cual lleve a otros procesos de mediación o jurídicos.

En el nuevo sistema de Justicia Laboral se debe reconocer la voluntad del Gobierno, Sindicatos y empresarios, ya que la suma de esfuerzos propició esta nueva etapa.

Bajo el objetivo de que estos centros de conciliación laboral cumplan el fin para el cual fueron aprobados y establezcan así mecanismos de solución de conflictos ágiles, seguramente evitarán que los gestores o “coyotes” sigan operando bajo un ambiente de poca certidumbre jurídica. Que esto sea para el bien de los trabajadores y de las empresas, al tiempo.

Derivado de la Reforma en materia Laboral de 2017, donde se planteó la necesidad de eliminar la operación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, y dar paso a los Centros Estatales de Conciliación Laboral, el Estado de México puso en marcha las primeras 10 salas de este tipo en la capital mexiquense para dar una solución alternativa a los conflictos laborales.

De estrada es meritorio mencionar que estos Centros deben entrar en operación el próximo miércoles 18 de noviembre a nivel nacional, con lo cual, la entidad mexiquense cumple con la normatividad de la Reforma, contando para ese momento con sedes en Toluca, Texcoco, Tlalnepantla y Ecatepec.

Se trata de salas donde serán atendidos por más de 100 conciliadores, 65% mujeres y 35% hombres, todos certificados por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER), quienes en conjunto con el Gobierno estatal desarrollaron la norma que servirá para la aplicación a nivel nacional.

Una de las grandes bondades de estos Centros Estatales de Conciliación Laboral, es que se estima que los conflictos puedan resolverse de común acuerdo para las partes en un máximo de 45 días, acortando los tiempos que en la actualidad llevan hasta dos años, lo que implica recursos, desgaste y una incertidumbre para empresas y trabajadores. Adicionalmente, se espera que a través de este mecanismo se puedan resolver hasta el 80% de los conflictos laborales, y solo el resto tenga que ir a juicios.

Es importante mencionar que para los trabajadores que lo requieran en lo posterior, la Procuraduría de la Defensa del Trabajo brinda asesoría jurídica sin costo para los trabajadores involucrados en estos casos de justicia laboral.

Estos Centros Estatales de Conciliación Laboral están facultados para emitir Convenios Laborales que den validez a los acuerdos alcanzados o las Constancias de No Conciliación Laboral lo cual lleve a otros procesos de mediación o jurídicos.

En el nuevo sistema de Justicia Laboral se debe reconocer la voluntad del Gobierno, Sindicatos y empresarios, ya que la suma de esfuerzos propició esta nueva etapa.

Bajo el objetivo de que estos centros de conciliación laboral cumplan el fin para el cual fueron aprobados y establezcan así mecanismos de solución de conflictos ágiles, seguramente evitarán que los gestores o “coyotes” sigan operando bajo un ambiente de poca certidumbre jurídica. Que esto sea para el bien de los trabajadores y de las empresas, al tiempo.