/ viernes 1 de noviembre de 2019

Con Valor Agregado | Momento de actuar

Esta semana el INEGI dio a conocer las cifras del Producto Interno Bruto del tercer trimestre de 2019, no hubo sorpresas, crecimos 0.0%, decrecimos 0.0%, es decir, ni para arriba ni para abajo. Pero ese CERO representa mucho más, quiere decir que nuestra economía está estancada, en recesión.

Para los optimistas, respecto al segundo trimestre de este año si se tuvo un crecimiento de 0.1%, si somos pesimistas, el crecimiento respecto al mismo periodo del año inmediato anterior, fue de -0.4%, si somos realistas, es cero.

Con esta cifras, ya comenzarán a ajustar los pronósticos de crecimiento anualizado por BANXICO, calificadoras y bancos, siendo Citibanamex el primero en saltar y recortar su estimación anual de 0.2% a -0.1%.

Ya se vislumbra un cierre negativo, tenemos una contracción económica que podría apuntar hacia una crisis, pero ojo, aún se puede salvar, es cuestión de voluntad.

El Gobierno Federal debe realizar dos acciones inmediatas: uno, crear certeza y confianza en los inversionistas para que sigan viendo a México como un territorio en donde los negocios crecen, tienen seguridad jurídica y reglas claras y; dos, detonar la inversión pública, ejecutar la obra que se necesita y dinamizar la economía.

Hay sectores como el de distribuidores de autos que llevan 28 meses en decrecimiento, la construcción todo 2019 en rojo y lejos de ver la luz al final del túnel, se encuentran, los primeros, con propuestas de legalización de autos chocolate y, los segundos, con la construcción de la obra del Aeropuerto de Santa Lucía a manos del ejército, ese tipo de medidas desconciertan a los empresarios y afectan al pueblo bueno y sabio, ya que no consiguen empleo porque no hay donde emplearlos, y el gobierno no lo va a hacer, no puede ni debe, no es ni debe ser su objetivo.

Nuestro vecino país del norte, máximo socio comercial de México, con el que claramente hemos guardado cierta inercia, al menos en tendencia, para el crecimiento económico, hoy se está desvinculando de este ciclo, también se dieron a conocer sus resultados del tercer trimestre del 2019, donde tenían previsto crecer en 1.6% pero lo superaron, llegando a 1.9%, lo cual los lleva a una tendencia de alcanzar un estimado anualizado de 2%.

Por donde se vea, el Gobierno Federal de México debe abrirse a una visión global y reconocer que la estrategia, si es que la hay, no está funcionando, es la primera vez, desde 2009, que tenemos crecimiento CERO en un trimestre, de ahí la gravedad. Lo importante ya no es 2019, sino 2020.

PRESIDENTA DEL CCEM / @LauraGlezEDOMEX

Esta semana el INEGI dio a conocer las cifras del Producto Interno Bruto del tercer trimestre de 2019, no hubo sorpresas, crecimos 0.0%, decrecimos 0.0%, es decir, ni para arriba ni para abajo. Pero ese CERO representa mucho más, quiere decir que nuestra economía está estancada, en recesión.

Para los optimistas, respecto al segundo trimestre de este año si se tuvo un crecimiento de 0.1%, si somos pesimistas, el crecimiento respecto al mismo periodo del año inmediato anterior, fue de -0.4%, si somos realistas, es cero.

Con esta cifras, ya comenzarán a ajustar los pronósticos de crecimiento anualizado por BANXICO, calificadoras y bancos, siendo Citibanamex el primero en saltar y recortar su estimación anual de 0.2% a -0.1%.

Ya se vislumbra un cierre negativo, tenemos una contracción económica que podría apuntar hacia una crisis, pero ojo, aún se puede salvar, es cuestión de voluntad.

El Gobierno Federal debe realizar dos acciones inmediatas: uno, crear certeza y confianza en los inversionistas para que sigan viendo a México como un territorio en donde los negocios crecen, tienen seguridad jurídica y reglas claras y; dos, detonar la inversión pública, ejecutar la obra que se necesita y dinamizar la economía.

Hay sectores como el de distribuidores de autos que llevan 28 meses en decrecimiento, la construcción todo 2019 en rojo y lejos de ver la luz al final del túnel, se encuentran, los primeros, con propuestas de legalización de autos chocolate y, los segundos, con la construcción de la obra del Aeropuerto de Santa Lucía a manos del ejército, ese tipo de medidas desconciertan a los empresarios y afectan al pueblo bueno y sabio, ya que no consiguen empleo porque no hay donde emplearlos, y el gobierno no lo va a hacer, no puede ni debe, no es ni debe ser su objetivo.

Nuestro vecino país del norte, máximo socio comercial de México, con el que claramente hemos guardado cierta inercia, al menos en tendencia, para el crecimiento económico, hoy se está desvinculando de este ciclo, también se dieron a conocer sus resultados del tercer trimestre del 2019, donde tenían previsto crecer en 1.6% pero lo superaron, llegando a 1.9%, lo cual los lleva a una tendencia de alcanzar un estimado anualizado de 2%.

Por donde se vea, el Gobierno Federal de México debe abrirse a una visión global y reconocer que la estrategia, si es que la hay, no está funcionando, es la primera vez, desde 2009, que tenemos crecimiento CERO en un trimestre, de ahí la gravedad. Lo importante ya no es 2019, sino 2020.

PRESIDENTA DEL CCEM / @LauraGlezEDOMEX

viernes 15 de noviembre de 2019

Con Valor Agregado | 2020 en puerta

viernes 08 de noviembre de 2019

Con Valor Agregado | Bondades del Buen Fin

viernes 01 de noviembre de 2019

Con Valor Agregado | Momento de actuar

viernes 11 de octubre de 2019

Con valor agregado | Competitividad Global

viernes 27 de septiembre de 2019

Con valor agregado | Dimensión de Austeridad

sábado 14 de septiembre de 2019

Con valor agregado / Momento de escuchar

viernes 06 de septiembre de 2019

Con valor agregado / Balance

Cargar Más