/ miércoles 20 de enero de 2021

El Capitolio: de la insurrección a la investidura

Con las elecciones 2020 en Estados Unidos, queda evidente que su sistema electoral resulta complejo y que ya no responde a las necesidades de la composición social de dicho país. Su Constitución es de 1787 y su Ley de Conteo Electoral de 1887.

Sabemos que los factores que contribuyeron a que este proceso resultara tan polémico y complicado son:

1. Pandemia. Las campañas tuvieron que ser híbridas. Es decir, fueron una combinación entre eventos presenciales y estrategias digitales. Se atravesó la situación (aunque yo expresé que dudaba y sigo dudando) de que el mandatario número 45 enfermara de COVID19 y por lo anterior no acudiera al segundo debate, logrando una victimización de su caso y queriendo mandar un mensaje de que la enfermedad se curaba en cuestión de días.

2. La negativa de aceptar la derrota. Trump no quiso conceder y usó por meses el discurso oficial de fraude electoral; lo que causó que se polarizara más aún a la sociedad y atizara el fuego en los grupos ultraderechistas y supremacistas.

3. Voto por correo. Histórica la participación de la ciudadanía de votar pero la clave fue la promoción del voto por correo meses antes del día electoral. Sin embargo, esto fue una herramienta utilizada por parte de Trump.

4. El estado de Georgia. Se tuvo que ir a una segunda vuelta para la elección de los dos asientos en el Senado.

5. Complot. Un grupo de Senadores republicanos ya tenía un plan para no aceptar la certificación de votos del Colegio Electoral dándole el triunfo al nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Todo lo anterior generó que lamentablemente la olla de presión política llegara a su límite el 6 de enero -por los pronunciamientos todavía de ese día del presidente número 45-. Lo que vimos fue una movilización nunca antes vista hacia el Capitolio, donde además de ser la sede del Congreso, ese día se convertiría en una rebelión. Lo anterior, llevó a la Cámara de Representantes a proceder al impeachment 2.0 acusado de insurrección. Esto es un acontecimiento histórico donde el presidente número 45 se convierte en el primer mandatario en enfrentar dos juicios políticos en su gestión.

Hoy, en el Día de la Inauguración, seremos testigos del juramento (sobre la Biblia) que Biden hará como presidente número 46 en el Capitolio. Con su investidura se comienza a escribir un nuevo capítulo en la historia de Estados Unidos.

Coordinadora

Licenciatura en Negocios Globales

Universidad Iberoamericana

Twitter: @AribelContreras

Facebook / Instagram: aribeldiplomatique


Con las elecciones 2020 en Estados Unidos, queda evidente que su sistema electoral resulta complejo y que ya no responde a las necesidades de la composición social de dicho país. Su Constitución es de 1787 y su Ley de Conteo Electoral de 1887.

Sabemos que los factores que contribuyeron a que este proceso resultara tan polémico y complicado son:

1. Pandemia. Las campañas tuvieron que ser híbridas. Es decir, fueron una combinación entre eventos presenciales y estrategias digitales. Se atravesó la situación (aunque yo expresé que dudaba y sigo dudando) de que el mandatario número 45 enfermara de COVID19 y por lo anterior no acudiera al segundo debate, logrando una victimización de su caso y queriendo mandar un mensaje de que la enfermedad se curaba en cuestión de días.

2. La negativa de aceptar la derrota. Trump no quiso conceder y usó por meses el discurso oficial de fraude electoral; lo que causó que se polarizara más aún a la sociedad y atizara el fuego en los grupos ultraderechistas y supremacistas.

3. Voto por correo. Histórica la participación de la ciudadanía de votar pero la clave fue la promoción del voto por correo meses antes del día electoral. Sin embargo, esto fue una herramienta utilizada por parte de Trump.

4. El estado de Georgia. Se tuvo que ir a una segunda vuelta para la elección de los dos asientos en el Senado.

5. Complot. Un grupo de Senadores republicanos ya tenía un plan para no aceptar la certificación de votos del Colegio Electoral dándole el triunfo al nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Todo lo anterior generó que lamentablemente la olla de presión política llegara a su límite el 6 de enero -por los pronunciamientos todavía de ese día del presidente número 45-. Lo que vimos fue una movilización nunca antes vista hacia el Capitolio, donde además de ser la sede del Congreso, ese día se convertiría en una rebelión. Lo anterior, llevó a la Cámara de Representantes a proceder al impeachment 2.0 acusado de insurrección. Esto es un acontecimiento histórico donde el presidente número 45 se convierte en el primer mandatario en enfrentar dos juicios políticos en su gestión.

Hoy, en el Día de la Inauguración, seremos testigos del juramento (sobre la Biblia) que Biden hará como presidente número 46 en el Capitolio. Con su investidura se comienza a escribir un nuevo capítulo en la historia de Estados Unidos.

Coordinadora

Licenciatura en Negocios Globales

Universidad Iberoamericana

Twitter: @AribelContreras

Facebook / Instagram: aribeldiplomatique


ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 24 de marzo de 2021

Política y Negocios | Los muros invisibles de Biden

La muralla china se queda chica con la muralla del inquilino de la Casa Blanca. Tras varios hechos ocurridos recientemente, la Segunda Guerra Fría 2.0 sigue subiendo de tono y de volumen.

Aribel Contreras Suárez

miércoles 10 de febrero de 2021

Política y Negocios | Democracia en EU

Aunque existen pocas posibilidades de que proceda el "impeachment" de Trump, es importante que quede el precedente y que no se piense que no pasa nada ante lo que ocurrió.

Aribel Contreras Suárez

Cargar Más