/ jueves 15 de noviembre de 2018

Hablemos de Paz y No Violencia


Peligrosos torbellinos nacionalistas

A las 11 horas del día 11 del onceavo mes de 1918 concluyó la Primera Guerra Mundial con un armisticio que puso fin a cuatro años de guerra y un saldo de 16 millones de muertos. Esta conflagración hizo que la humanidad se sorprendiera de su alcance destructivo y de su propia quiebra moral. Sus efectos, por increíble que parezca, aún se perciben en nuestros días debido al destino de los derrotados.

En resumen apretado: Alemania sintió que luego de la guerra se le impusieron sanciones humillantes, por lo que engendró el régimen nazi que provocó la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. El imperio Austro-Húngaro se fragmentó en varios países, entre ellos Yugoslavia, integrada a su vez por seis países cuya unidad explotó en 1991 dando paso a la cruenta guerra de los Balcanes, carnicería étnica que duró una década. Al caer el Imperio Turco-Otomano, mediante el acuerdo Sykes-Picot, Francia e Inglaterra se dividieron el control de Siria, Irak, Líbano y Palestina, trazando entre ellas fronteras artificiales, provocando desde entonces que el Medio Oriente sea un polvorín, comenzando por el conflicto árabe-judío a raíz de la creación de Israel en 1948, hasta la terrible masacre que actualmente perpetra el régimen sirio contra su población.

Estos conflictos fueron provocados por el nacionalismo exacerbado, fenómeno que hoy vuelve como “viejo demonio”, según palabras del presidente francés Emmanuel Macron al conmemorar el pasado sábado los 100 años del fin de la “Gran Guerra”. Especialmente vuelve por la migración: en Alemania, Hungría, Austria, Polonia y la misma Francia resurgen expresiones neonazis por la llegada de refugiados asiáticos y africanos; Estados Unidos rechaza a todos los migrantes del planeta; y México comienza a frenar a los centroamericanos. Más aún, Inglaterra ya no desea formar parte de la Unión Europea, Rusia invade Crimea, China hostiliza a Taiwan y disputa a Japón la soberanía de las islas Senkaku/Diaoyu; y las amenazas nucleares no cesan (India vs. Paquistán, Corea del Norte vs. Corea del Sur).

Es así como torbellinos nacionalistas se levantan por todo el mundo, torbellinos similares a los que precedieron a la Gran Guerra hace un siglo. Son reacciones violentas a los efectos de una globalización planetaria llevada al límite que ha hecho nuestro mundo más desigual y más inseguro; que ha desplazado a millones de personas fuera de su lugar de origen y para las cuales no existen políticas de hospitalidad sino muros. En los últimos 500 años las tensiones nacionalistas se han resuelto con guerras, por ello es importante desaprender el nacionalismo y aprender a ser buenos vecinos.

Descanse en paz: Gente como Fernando del Paso no debe morir, nos seguimos quedando huérfanos…


Peligrosos torbellinos nacionalistas

A las 11 horas del día 11 del onceavo mes de 1918 concluyó la Primera Guerra Mundial con un armisticio que puso fin a cuatro años de guerra y un saldo de 16 millones de muertos. Esta conflagración hizo que la humanidad se sorprendiera de su alcance destructivo y de su propia quiebra moral. Sus efectos, por increíble que parezca, aún se perciben en nuestros días debido al destino de los derrotados.

En resumen apretado: Alemania sintió que luego de la guerra se le impusieron sanciones humillantes, por lo que engendró el régimen nazi que provocó la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. El imperio Austro-Húngaro se fragmentó en varios países, entre ellos Yugoslavia, integrada a su vez por seis países cuya unidad explotó en 1991 dando paso a la cruenta guerra de los Balcanes, carnicería étnica que duró una década. Al caer el Imperio Turco-Otomano, mediante el acuerdo Sykes-Picot, Francia e Inglaterra se dividieron el control de Siria, Irak, Líbano y Palestina, trazando entre ellas fronteras artificiales, provocando desde entonces que el Medio Oriente sea un polvorín, comenzando por el conflicto árabe-judío a raíz de la creación de Israel en 1948, hasta la terrible masacre que actualmente perpetra el régimen sirio contra su población.

Estos conflictos fueron provocados por el nacionalismo exacerbado, fenómeno que hoy vuelve como “viejo demonio”, según palabras del presidente francés Emmanuel Macron al conmemorar el pasado sábado los 100 años del fin de la “Gran Guerra”. Especialmente vuelve por la migración: en Alemania, Hungría, Austria, Polonia y la misma Francia resurgen expresiones neonazis por la llegada de refugiados asiáticos y africanos; Estados Unidos rechaza a todos los migrantes del planeta; y México comienza a frenar a los centroamericanos. Más aún, Inglaterra ya no desea formar parte de la Unión Europea, Rusia invade Crimea, China hostiliza a Taiwan y disputa a Japón la soberanía de las islas Senkaku/Diaoyu; y las amenazas nucleares no cesan (India vs. Paquistán, Corea del Norte vs. Corea del Sur).

Es así como torbellinos nacionalistas se levantan por todo el mundo, torbellinos similares a los que precedieron a la Gran Guerra hace un siglo. Son reacciones violentas a los efectos de una globalización planetaria llevada al límite que ha hecho nuestro mundo más desigual y más inseguro; que ha desplazado a millones de personas fuera de su lugar de origen y para las cuales no existen políticas de hospitalidad sino muros. En los últimos 500 años las tensiones nacionalistas se han resuelto con guerras, por ello es importante desaprender el nacionalismo y aprender a ser buenos vecinos.

Descanse en paz: Gente como Fernando del Paso no debe morir, nos seguimos quedando huérfanos…

jueves 07 de marzo de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 28 de febrero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 21 de febrero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 14 de febrero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 07 de febrero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 31 de enero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 24 de enero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 17 de enero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 10 de enero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 03 de enero de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

Cargar Más