/ jueves 7 de marzo de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia


La moral Alfonsina

Alfonso Reyes es un gigante de las letras mexicanas, uno de los mejores escritores que ha dado nuestro país. En 1944 escribió la Cartilla moral, a petición de otro gigante: Jaime Torres Bodet, entonces Secretario de Educación Pública. Por razones que hasta la fecha se desconocen, el Secretario no publicó la Cartilla; se especula que por contener la palabra “Cristianismo”, aunque sigue siendo una especulación. Será hasta los años 1959 y 1962 cuando se imprima por primera vez, pero con tiraje muy bajo: 200 ejemplares, prácticamente para los amigos del escritor.

En 1982 el gobernador Alfredo del Mazo González instruye su publicación con un tiraje de 35 mil ejemplares destinado a los profesores y alumnos del sistema educativo estatal. No conozco los efectos que tuvo esta edición en los mexiquenses. Más conocida es aquella de tiraje masivo que hizo el presidente Salinas en 1989, misma que ahora utiliza el presidente AMLO para promover su distribución entre beneficiarios de programas sociales.

No me detendré en el debate de que la Cartilla promueve una moral cristiana. Ciertamente menciona la palabra, pero la Cartilla es liberal y laica como su autor. La edición que leo es la del gobierno estatal de 1982 y se divide en 14 lecciones (tal vez aquella división que realizó José Luis Martínez para la edición salinista). Las primeras cuatro lecciones tratan la idea de moral y el reconocimiento del bien que plasma el autor. Las siguientes se enfocan en aspectos específicos que el autor llama “respetos”: a sí mismo, a la familia, la sociedad, el gobierno, la patria, la especie humana, la naturaleza y a la verdad. Todos ellos preceptos válidos en nuestro contexto de violencia, a pesar de haberse formulado hace 75 años y de que el libro no es un clásico.

AMLO no es el primer gobernante que promueve la Cartilla: ahí está su impulsor original, Manuel Ávila Camacho; luego vendrían Salinas y Zedillo (éste entró en conflicto con Elba Esther Gordillo porque frenó su difusión), incluso un gobernador como Del Mazo. Pero, ¿por qué volver a esta Cartilla moral, por más que la haya escrito un gigante como Reyes?, ¿por qué la pretensión de volverla un “clásico”, en vez de dejarla envejecer dignamente? No tengo respuestas.

Lo que sí puedo decir es que hace falta actualizar la moral de la Cartilla pues, por más que sean válidos sus preceptos, Reyes no habla del respeto a la diversidad, pluralidad, democracia, derechos humanos y multiculturalidad, elementos que caracterizan a nuestros tiempos. No tiene visión de género y algún precepto es machista. Peor, con todo el amor que tengo a mis adorados héroes patrios incluidos en la nueva edición, no veo de qué manera encarnen los valores morales de nuestra realidad actual.

@RodrigoSanArce


La moral Alfonsina

Alfonso Reyes es un gigante de las letras mexicanas, uno de los mejores escritores que ha dado nuestro país. En 1944 escribió la Cartilla moral, a petición de otro gigante: Jaime Torres Bodet, entonces Secretario de Educación Pública. Por razones que hasta la fecha se desconocen, el Secretario no publicó la Cartilla; se especula que por contener la palabra “Cristianismo”, aunque sigue siendo una especulación. Será hasta los años 1959 y 1962 cuando se imprima por primera vez, pero con tiraje muy bajo: 200 ejemplares, prácticamente para los amigos del escritor.

En 1982 el gobernador Alfredo del Mazo González instruye su publicación con un tiraje de 35 mil ejemplares destinado a los profesores y alumnos del sistema educativo estatal. No conozco los efectos que tuvo esta edición en los mexiquenses. Más conocida es aquella de tiraje masivo que hizo el presidente Salinas en 1989, misma que ahora utiliza el presidente AMLO para promover su distribución entre beneficiarios de programas sociales.

No me detendré en el debate de que la Cartilla promueve una moral cristiana. Ciertamente menciona la palabra, pero la Cartilla es liberal y laica como su autor. La edición que leo es la del gobierno estatal de 1982 y se divide en 14 lecciones (tal vez aquella división que realizó José Luis Martínez para la edición salinista). Las primeras cuatro lecciones tratan la idea de moral y el reconocimiento del bien que plasma el autor. Las siguientes se enfocan en aspectos específicos que el autor llama “respetos”: a sí mismo, a la familia, la sociedad, el gobierno, la patria, la especie humana, la naturaleza y a la verdad. Todos ellos preceptos válidos en nuestro contexto de violencia, a pesar de haberse formulado hace 75 años y de que el libro no es un clásico.

AMLO no es el primer gobernante que promueve la Cartilla: ahí está su impulsor original, Manuel Ávila Camacho; luego vendrían Salinas y Zedillo (éste entró en conflicto con Elba Esther Gordillo porque frenó su difusión), incluso un gobernador como Del Mazo. Pero, ¿por qué volver a esta Cartilla moral, por más que la haya escrito un gigante como Reyes?, ¿por qué la pretensión de volverla un “clásico”, en vez de dejarla envejecer dignamente? No tengo respuestas.

Lo que sí puedo decir es que hace falta actualizar la moral de la Cartilla pues, por más que sean válidos sus preceptos, Reyes no habla del respeto a la diversidad, pluralidad, democracia, derechos humanos y multiculturalidad, elementos que caracterizan a nuestros tiempos. No tiene visión de género y algún precepto es machista. Peor, con todo el amor que tengo a mis adorados héroes patrios incluidos en la nueva edición, no veo de qué manera encarnen los valores morales de nuestra realidad actual.

@RodrigoSanArce

jueves 11 de julio de 2019

Hablemos de Paz y No VIolencia

jueves 04 de julio de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 27 de junio de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 20 de junio de 2019

Hablemos de Paz de y No Violencia

jueves 06 de junio de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 30 de mayo de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

viernes 24 de mayo de 2019

Hablemos de paz de y no violencia

jueves 16 de mayo de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

jueves 09 de mayo de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia

Cargar Más