/ jueves 16 de mayo de 2019

Hablemos de Paz y No Violencia


La reforma de la reforma educativa

En el proceso de discusión de la reforma educativa propuesta por la 4T poco se ha hecho referencia a lo verdaderamente importante: el tema académico.

La reforma aprobada pone el acento en lo administrativo: desaparece el Instituto Nacional para laEvaluación de la Educación (INEE) y crea el Centro Nacional para laRevalorización del Magisterio y la Mejora de la Educación; suprime el sistema de evaluación obligatorio y “punitivo” a maestros; plantea evaluaciones hechas de acuerdo a la región donde viven y no de carácter nacional; inserta nuevos principios en el Artículo 3º:interés supremo de la nación, integralidad, excelencia, equidad y gratuidad hasta el nivel superior; materias obligatorias son civismo, valores, tecnología, innovación, artes, estilo de vida saludable, salud sexual y reproductiva, cuidado del medio ambiente; propone una educación diferenciada que considere lo indígena, bilingüe y bicultural; mejora de las Normales y entrega de becas Benito Juárez; libertad para sindicatos y autonomía para elegir líderes; además, dice, cuenta con el consenso de padres y maestros.

En mayor o menor medida, muchos de estos aspectos están plasmados en la reforma peñista. Por motivos laborales pude revisarla y puedo afirmar que, en términos académicos, el Modelo Educativo propuesto era un instrumento pedagógico de calidad cuya prioridad eran los aprendizajes clave para una educación integral, enfocados a fortalecer áreas de lenguaje y comunicación, pensamiento matemático, pensamiento crítico y solución de problemas, exploración y comprensión del mundo natural y social, cuidado del medio ambiente, habilidades socioemocionales, colaboración y trabajo en equipo, convivencia y ciudadanía, atención al cuerpo y la salud, habilidades digitales.

No es cierto, como se critica, que la reforma peñista estuviera enfocada al mercado, más bien se dirigía a crear competencias en el estudiantado para enfrentarse a la vida, considerando como prioritaria la formación en aspectos socio emocionales (incluyendo actitudes resilientes, equitativas, pacíficas y la resolución no violenta de conflictos) desde el nivel preescolar, tan importantes en cualquier planteamiento pedagógico.Ya veremos qué elementos del Modelo anterior incorpora la nueva reforma de la 4T en las leyes derivadas y, si lo hace, bienvenida sea. No hay mucha ciencia, la anterior era una buena reforma que incorporaba lo mejor de la educación de nuestros días.

También regresaba al Estado la rectoría de la educación. La nueva reforma parece enfocarse en preservar los privilegios de grupos como la Coordinadora Nacional deTrabajadores de la Educación (CNTE). La 4T ha dado muestras de seguir cediendo ante sus presiones. Es mal augurio.

@RodrigoSanArce


La reforma de la reforma educativa

En el proceso de discusión de la reforma educativa propuesta por la 4T poco se ha hecho referencia a lo verdaderamente importante: el tema académico.

La reforma aprobada pone el acento en lo administrativo: desaparece el Instituto Nacional para laEvaluación de la Educación (INEE) y crea el Centro Nacional para laRevalorización del Magisterio y la Mejora de la Educación; suprime el sistema de evaluación obligatorio y “punitivo” a maestros; plantea evaluaciones hechas de acuerdo a la región donde viven y no de carácter nacional; inserta nuevos principios en el Artículo 3º:interés supremo de la nación, integralidad, excelencia, equidad y gratuidad hasta el nivel superior; materias obligatorias son civismo, valores, tecnología, innovación, artes, estilo de vida saludable, salud sexual y reproductiva, cuidado del medio ambiente; propone una educación diferenciada que considere lo indígena, bilingüe y bicultural; mejora de las Normales y entrega de becas Benito Juárez; libertad para sindicatos y autonomía para elegir líderes; además, dice, cuenta con el consenso de padres y maestros.

En mayor o menor medida, muchos de estos aspectos están plasmados en la reforma peñista. Por motivos laborales pude revisarla y puedo afirmar que, en términos académicos, el Modelo Educativo propuesto era un instrumento pedagógico de calidad cuya prioridad eran los aprendizajes clave para una educación integral, enfocados a fortalecer áreas de lenguaje y comunicación, pensamiento matemático, pensamiento crítico y solución de problemas, exploración y comprensión del mundo natural y social, cuidado del medio ambiente, habilidades socioemocionales, colaboración y trabajo en equipo, convivencia y ciudadanía, atención al cuerpo y la salud, habilidades digitales.

No es cierto, como se critica, que la reforma peñista estuviera enfocada al mercado, más bien se dirigía a crear competencias en el estudiantado para enfrentarse a la vida, considerando como prioritaria la formación en aspectos socio emocionales (incluyendo actitudes resilientes, equitativas, pacíficas y la resolución no violenta de conflictos) desde el nivel preescolar, tan importantes en cualquier planteamiento pedagógico.Ya veremos qué elementos del Modelo anterior incorpora la nueva reforma de la 4T en las leyes derivadas y, si lo hace, bienvenida sea. No hay mucha ciencia, la anterior era una buena reforma que incorporaba lo mejor de la educación de nuestros días.

También regresaba al Estado la rectoría de la educación. La nueva reforma parece enfocarse en preservar los privilegios de grupos como la Coordinadora Nacional deTrabajadores de la Educación (CNTE). La 4T ha dado muestras de seguir cediendo ante sus presiones. Es mal augurio.

@RodrigoSanArce