/ jueves 19 de septiembre de 2019

Imagogenia / Empleados = Imagen de la Marca


Recuerdan que la semana pasada escribí sobre la importancia de la imagen de la titularidad en la percepción colectiva de una marca, pues lo mismo pasa con los empleados y su impacto en la reputación de la empresa ¿por qué digo esto? Bueno, el día 15 de septiembre –sí, durante los festejos de la Independencia de México con miles de mexicanos en el Zócalo- se hizo viral un mensaje publicado por una piloto de la aerolínea Interjet con nombre de usuario en Twitter: Xiime García, en el tweet escribió “Debería caer una bomba en el Zócalo… nos haría un favor a todos #VivaMéxico”.

Se entiende que la publicación está hecha a título personal y que, como ya lo dijo Interjet, no representa la postura de la empresa, sin embargo esta publicación de menos de 150 caracteres repercutió en la imagen de la marca al grado de que el mismo Presidente, Andrés Manuel López Obrador se tomó tiempo para comentar sobre el desafortunado mensaje digital.

Lo cierto es que tenemos que entender que ahora cualquier publicación hecha en redes sociales involucrará a nuestro entorno: trabajo, familia, amigos, conocidos y por lo tanto debemos asumir la responsabilidad de aquello que publicamos, pues si antes escudábamos nuestras opiniones en el anonimato digital hoy en día la historia es muy diferente ¿por qué? Porque tenemos que entender que si formamos parte de las redes sociales o hacemos uso de la web nada de lo que hacemos en ahí pasa desapercibido, todo es del dominio público. Esto que quiere decir, que de una u otra forma todos somos figuras públicas y por lo tanto tenemos que ser muy cautelosos de lo que compartimos, publicamos o hacemos en el mundo digital.

Si bien la marca no puede exigir a sus empleados que publiquen o dejen de publicar determinados contenidos en sus redes sociales personales, existen ahora cláusulas en sus códigos de conducta que estipulan la expectativa de comportamiento dentro y fuera de la empresa, esto con el fin de cuidar su imagen. No sé si recuerda que una mujer perdió su trabajo –aunque después recibió mejores ofertas- por “pintarle dedo” a Donald Trump y su comitiva que iban saliendo de un club de golf, si bien ella no publicó nada en sus redes sociales, la curiosa imagen fue captada por un medio de comunicación y como su conducta no iba acorde a los valores de la empresa donde trabajaba la despidieron.

En el caso de Interjet de momento sólo emite un comunicado en el que señala se encuentran haciendo una investigación sobre el penoso incidente, mas no se sabe si la aviadora podría perder su empleo. La realidad es que este tipo de posts anteriormente pasaban desapercibidos, sin embargo hoy trascienden derivado de la alta división política que existe en nuestro país.

@Mar_Naa


Recuerdan que la semana pasada escribí sobre la importancia de la imagen de la titularidad en la percepción colectiva de una marca, pues lo mismo pasa con los empleados y su impacto en la reputación de la empresa ¿por qué digo esto? Bueno, el día 15 de septiembre –sí, durante los festejos de la Independencia de México con miles de mexicanos en el Zócalo- se hizo viral un mensaje publicado por una piloto de la aerolínea Interjet con nombre de usuario en Twitter: Xiime García, en el tweet escribió “Debería caer una bomba en el Zócalo… nos haría un favor a todos #VivaMéxico”.

Se entiende que la publicación está hecha a título personal y que, como ya lo dijo Interjet, no representa la postura de la empresa, sin embargo esta publicación de menos de 150 caracteres repercutió en la imagen de la marca al grado de que el mismo Presidente, Andrés Manuel López Obrador se tomó tiempo para comentar sobre el desafortunado mensaje digital.

Lo cierto es que tenemos que entender que ahora cualquier publicación hecha en redes sociales involucrará a nuestro entorno: trabajo, familia, amigos, conocidos y por lo tanto debemos asumir la responsabilidad de aquello que publicamos, pues si antes escudábamos nuestras opiniones en el anonimato digital hoy en día la historia es muy diferente ¿por qué? Porque tenemos que entender que si formamos parte de las redes sociales o hacemos uso de la web nada de lo que hacemos en ahí pasa desapercibido, todo es del dominio público. Esto que quiere decir, que de una u otra forma todos somos figuras públicas y por lo tanto tenemos que ser muy cautelosos de lo que compartimos, publicamos o hacemos en el mundo digital.

Si bien la marca no puede exigir a sus empleados que publiquen o dejen de publicar determinados contenidos en sus redes sociales personales, existen ahora cláusulas en sus códigos de conducta que estipulan la expectativa de comportamiento dentro y fuera de la empresa, esto con el fin de cuidar su imagen. No sé si recuerda que una mujer perdió su trabajo –aunque después recibió mejores ofertas- por “pintarle dedo” a Donald Trump y su comitiva que iban saliendo de un club de golf, si bien ella no publicó nada en sus redes sociales, la curiosa imagen fue captada por un medio de comunicación y como su conducta no iba acorde a los valores de la empresa donde trabajaba la despidieron.

En el caso de Interjet de momento sólo emite un comunicado en el que señala se encuentran haciendo una investigación sobre el penoso incidente, mas no se sabe si la aviadora podría perder su empleo. La realidad es que este tipo de posts anteriormente pasaban desapercibidos, sin embargo hoy trascienden derivado de la alta división política que existe en nuestro país.

@Mar_Naa

jueves 27 de febrero de 2020

Imagogenia | Cambio de Imagen

jueves 20 de febrero de 2020

Imagogenia | Legado

jueves 13 de febrero de 2020

Imagogenia | Leche

jueves 06 de febrero de 2020

Imagogenia | Sin puentes

jueves 30 de enero de 2020

Imagogenia | Corona + Virus

jueves 23 de enero de 2020

Imagogenia | Joyas

jueves 16 de enero de 2020

Imagogenia | Extensiones de la imagen

jueves 09 de enero de 2020

Imagogenia | Estrategia

jueves 19 de diciembre de 2019

Imagogenia | Let it snow

jueves 12 de diciembre de 2019

Imagogenia | Fast Fashion

Cargar Más