/ jueves 12 de septiembre de 2019

Imagogenia / Titularidad


Dos de los axiomas de la imagen hablan sobre la importancia de los miembros en la construcción de la perspectiva pública de una empresa, uno señala que la imagen de la titularidad permea en la institución y el otro que la imagen de la institución permea en los miembros. Es decir, todos los integrantes de una empresa son importantes para la misma desde lo interno y hacia lo externo.

Así, podemos entender porque la empresa automotriz Nissan se encuentra en graves problemas ahora que su Director Ejecutivo, Hiroto Saikawa anunció su renuncia programada para el 16 de septiembre próximo luego de llevar más de 40 años laborando en la compañía, el motivo: temas relacionados a la corrupción y lo peor seguido de un escándalo del tipo en el que está involucrado su antecesor Carlos Ghosn. En general la historia es muy interesante -compleja por decir lo menos- y digna de análisis pues este tipo de movimientos que supuestamente tendrían que ser de impacto interno están afectando a la empresa de manera pública.

Y es que el tema del ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn es bastante delicado pues enfrenta cargos con las autoridades japonesas por falsificación de documentos de los que se supone recibió pagos indebidos y aunque éste lo niega rotundamente la acusación se mantiene. En el caso de Saikawa el tema es mucho menos complejo pues en cuanto se dieron a conocer los resultados de la auditoria interna se tomó acción, además de la disculpa pública se comprometió a devolver el dinero que no le correspondía recibir y finalmente, su renuncia que fue más una expulsión por parte de la junta directiva de la empresa que una salida voluntaria.

Y bueno esto ¿en qué afecta a la empresa? Fácil, si bien puede ser una excelente estrategia para reestructurar a la misma internamente y hacer de ello un proceso público en el que se dé a conocer “el Nuevo Nissan” en manos de las nuevas generaciones, abrir la puerta para nuevas alianzas con empresas del ramo y sentar precedente sobre el tema; de salir mal dicha reestructura se pueden afectar: los lazos comerciales que mantenían con la empresa automotriz francesa Renault y el fabricante de neumáticos Michelin, y sin duda su imagen pues además de no poder remediar las fracturas internas que son del conocimiento público hace ver a la empresa débil y a sus miembros poco organizados. Y ¿cómo afecta esto al consumidor final? Dígame, a usted le daría confianza comprar un auto qué viene de una empresa en la que su CEO está en la cárcel por temas de corrupción, qué su sucesor renunció por recibir pagos indebidos y que además no ha podido resolver el problema de forma interna. Vamos, de primera instancia nada tiene que ver con el ensamble de un auto pero podemos verlo de la siguiente manera, si no pueden atender problemas administrativos, tendrán la capacidad de atender los problemas de ingeniería que presenten los autos, cumplir con estándares de calidad o seguridad. Es decir, cuando de manera pública se cuestiona la imagen de la titularidad de una empresa se termina cuestionando la imagen de la empresa en su totalidad.

Twitter: @Mar_Naa

Martha Nava Argüelles

7223 00 23 69


Dos de los axiomas de la imagen hablan sobre la importancia de los miembros en la construcción de la perspectiva pública de una empresa, uno señala que la imagen de la titularidad permea en la institución y el otro que la imagen de la institución permea en los miembros. Es decir, todos los integrantes de una empresa son importantes para la misma desde lo interno y hacia lo externo.

Así, podemos entender porque la empresa automotriz Nissan se encuentra en graves problemas ahora que su Director Ejecutivo, Hiroto Saikawa anunció su renuncia programada para el 16 de septiembre próximo luego de llevar más de 40 años laborando en la compañía, el motivo: temas relacionados a la corrupción y lo peor seguido de un escándalo del tipo en el que está involucrado su antecesor Carlos Ghosn. En general la historia es muy interesante -compleja por decir lo menos- y digna de análisis pues este tipo de movimientos que supuestamente tendrían que ser de impacto interno están afectando a la empresa de manera pública.

Y es que el tema del ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn es bastante delicado pues enfrenta cargos con las autoridades japonesas por falsificación de documentos de los que se supone recibió pagos indebidos y aunque éste lo niega rotundamente la acusación se mantiene. En el caso de Saikawa el tema es mucho menos complejo pues en cuanto se dieron a conocer los resultados de la auditoria interna se tomó acción, además de la disculpa pública se comprometió a devolver el dinero que no le correspondía recibir y finalmente, su renuncia que fue más una expulsión por parte de la junta directiva de la empresa que una salida voluntaria.

Y bueno esto ¿en qué afecta a la empresa? Fácil, si bien puede ser una excelente estrategia para reestructurar a la misma internamente y hacer de ello un proceso público en el que se dé a conocer “el Nuevo Nissan” en manos de las nuevas generaciones, abrir la puerta para nuevas alianzas con empresas del ramo y sentar precedente sobre el tema; de salir mal dicha reestructura se pueden afectar: los lazos comerciales que mantenían con la empresa automotriz francesa Renault y el fabricante de neumáticos Michelin, y sin duda su imagen pues además de no poder remediar las fracturas internas que son del conocimiento público hace ver a la empresa débil y a sus miembros poco organizados. Y ¿cómo afecta esto al consumidor final? Dígame, a usted le daría confianza comprar un auto qué viene de una empresa en la que su CEO está en la cárcel por temas de corrupción, qué su sucesor renunció por recibir pagos indebidos y que además no ha podido resolver el problema de forma interna. Vamos, de primera instancia nada tiene que ver con el ensamble de un auto pero podemos verlo de la siguiente manera, si no pueden atender problemas administrativos, tendrán la capacidad de atender los problemas de ingeniería que presenten los autos, cumplir con estándares de calidad o seguridad. Es decir, cuando de manera pública se cuestiona la imagen de la titularidad de una empresa se termina cuestionando la imagen de la empresa en su totalidad.

Twitter: @Mar_Naa

Martha Nava Argüelles

7223 00 23 69

jueves 27 de febrero de 2020

Imagogenia | Cambio de Imagen

jueves 20 de febrero de 2020

Imagogenia | Legado

jueves 13 de febrero de 2020

Imagogenia | Leche

jueves 06 de febrero de 2020

Imagogenia | Sin puentes

jueves 30 de enero de 2020

Imagogenia | Corona + Virus

jueves 23 de enero de 2020

Imagogenia | Joyas

jueves 16 de enero de 2020

Imagogenia | Extensiones de la imagen

jueves 09 de enero de 2020

Imagogenia | Estrategia

jueves 19 de diciembre de 2019

Imagogenia | Let it snow

jueves 12 de diciembre de 2019

Imagogenia | Fast Fashion

Cargar Más