/ martes 5 de mayo de 2020

La oposición propone ¿y el Ejecutivo?

Ante las ocurrencias y desaciertos del gobierno federal, mucha gente me pregunta: ¿dónde está la oposición, ¿por qué no frenan las ocurrencias gubernamentales?, ¿dónde están sus propuestas?

A la oposición en México nos faltan votos en el Congreso para frenar los innumerables retrocesos que en este año y medio de gobierno hemos atestiguado; sin embargo, nos sobran razones, argumentos y disposición para construir un Diálogo Nacional apartidista y democrático, a fin de encontrar las mejores soluciones frente a las emergencias de salud, ocasionada por el COVID-19, y la económica que inició el lopezobradorismo antes de la pandemia y que hoy se agrava ante el hecho de que en 2019, nuestra economía no creció.

Lamentablemente, además de la bolsa y la vida, hoy la cuatroté también pretende poner en riesgo nuestra democracia. En plena pandemia prevalece el discurso de polarización social, se tantea el terreno para adelantar las elecciones y lo más grave: el presidente manda una iniciativa al Congreso para quitar las facultades de aprobación del presupuesto y fiscalización del gasto público, que tiene la Cámara de Diputados, en un sano sistema de contrapesos.

La ambición por concentrar poder y el autoritarismo acreditado por la administración federal, se toparon de frente con un bloque opositor que no solo está dispuesto a defender la representación social que ostenta, sino que ha sido insistentemente propositivo.

En días pasados,162 legisladores del PAN, PRI, MC y PRD, hicimos un llamado al presidente de la República para concretar un gran Diálogo Nacional público y apartidista, partiendo de la sensatez, la empatía, la unidad y la transparencia que merece la sociedad mexicana.

Hicimos diez propuestas para superar la emergencia de salud y otras 10 en el ámbito económico. Desde luego, lo primero es superar la emergencia médica. Sin embargo, mucha gente continúa exponiéndose al contagio al tener que salir a buscar el sustento diario para su familia.

Nos pronunciamos por impulsar el mercado interno de producción-consumo; establecer un Seguro de Desempleo para quienes pierdan su trabajo en los próximos 4 meses; implementar un Programa de Empleo Temporal pagando a la población para que permanezca en su hogar y se active pasando la contingencia y otro más de liquidez para pequeños comercios y cooperativas.

Asimismo, establecer un programa de créditos para liquidez de MiPyMes; diferir los pagos de los créditos del Infonavit y Fovissste cuatro meses; proteger la cadena de abasto de alimentos; evitar el abuso de precios, implementar un programa emergente de control sanitario en el sector agropecuario y brindarle facilidades económicas.

Será necesario además, prever acciones de emergencia en el sector Turismo; bajar el precio de la energía eléctrica de forma consecuente con la caída en el precio de los combustibles y mantener los precios de mercado en la gasolina, el diésel, el gas natural y el gas LP, sin aumentar los impuestos.

Finalmente, propusimos que al discutirse el paquete económico 2021, se materialice una Reforma Hacendaria, que aborde Ingreso-Gasto-Deuda-Coordinación Fiscal, fortaleciendo la viabilidad económica de largo plazo del país.

Urge evitar la mortandad personal y de empleos. Es momento de escuchar y de convocar a la unidad. Por el bien de su gobierno y sobre todo de nuestro país, el presidente de la República no puede dejar pasar más tiempo; corregir el rumbo puede ayudarle a recuperar popularidad y evitarle la tentación autoritaria de concentrar todo el dinero y todo el poder.

*Diputada federal mexiquense.

@AnaLiliaHerrera.

Ante las ocurrencias y desaciertos del gobierno federal, mucha gente me pregunta: ¿dónde está la oposición, ¿por qué no frenan las ocurrencias gubernamentales?, ¿dónde están sus propuestas?

A la oposición en México nos faltan votos en el Congreso para frenar los innumerables retrocesos que en este año y medio de gobierno hemos atestiguado; sin embargo, nos sobran razones, argumentos y disposición para construir un Diálogo Nacional apartidista y democrático, a fin de encontrar las mejores soluciones frente a las emergencias de salud, ocasionada por el COVID-19, y la económica que inició el lopezobradorismo antes de la pandemia y que hoy se agrava ante el hecho de que en 2019, nuestra economía no creció.

Lamentablemente, además de la bolsa y la vida, hoy la cuatroté también pretende poner en riesgo nuestra democracia. En plena pandemia prevalece el discurso de polarización social, se tantea el terreno para adelantar las elecciones y lo más grave: el presidente manda una iniciativa al Congreso para quitar las facultades de aprobación del presupuesto y fiscalización del gasto público, que tiene la Cámara de Diputados, en un sano sistema de contrapesos.

La ambición por concentrar poder y el autoritarismo acreditado por la administración federal, se toparon de frente con un bloque opositor que no solo está dispuesto a defender la representación social que ostenta, sino que ha sido insistentemente propositivo.

En días pasados,162 legisladores del PAN, PRI, MC y PRD, hicimos un llamado al presidente de la República para concretar un gran Diálogo Nacional público y apartidista, partiendo de la sensatez, la empatía, la unidad y la transparencia que merece la sociedad mexicana.

Hicimos diez propuestas para superar la emergencia de salud y otras 10 en el ámbito económico. Desde luego, lo primero es superar la emergencia médica. Sin embargo, mucha gente continúa exponiéndose al contagio al tener que salir a buscar el sustento diario para su familia.

Nos pronunciamos por impulsar el mercado interno de producción-consumo; establecer un Seguro de Desempleo para quienes pierdan su trabajo en los próximos 4 meses; implementar un Programa de Empleo Temporal pagando a la población para que permanezca en su hogar y se active pasando la contingencia y otro más de liquidez para pequeños comercios y cooperativas.

Asimismo, establecer un programa de créditos para liquidez de MiPyMes; diferir los pagos de los créditos del Infonavit y Fovissste cuatro meses; proteger la cadena de abasto de alimentos; evitar el abuso de precios, implementar un programa emergente de control sanitario en el sector agropecuario y brindarle facilidades económicas.

Será necesario además, prever acciones de emergencia en el sector Turismo; bajar el precio de la energía eléctrica de forma consecuente con la caída en el precio de los combustibles y mantener los precios de mercado en la gasolina, el diésel, el gas natural y el gas LP, sin aumentar los impuestos.

Finalmente, propusimos que al discutirse el paquete económico 2021, se materialice una Reforma Hacendaria, que aborde Ingreso-Gasto-Deuda-Coordinación Fiscal, fortaleciendo la viabilidad económica de largo plazo del país.

Urge evitar la mortandad personal y de empleos. Es momento de escuchar y de convocar a la unidad. Por el bien de su gobierno y sobre todo de nuestro país, el presidente de la República no puede dejar pasar más tiempo; corregir el rumbo puede ayudarle a recuperar popularidad y evitarle la tentación autoritaria de concentrar todo el dinero y todo el poder.

*Diputada federal mexiquense.

@AnaLiliaHerrera.

martes 30 de junio de 2020

Daños irreversibles

martes 16 de junio de 2020

Arañas en Metepec

martes 02 de junio de 2020

“Recibos locos”

viernes 22 de mayo de 2020

Regreso a clases

martes 21 de abril de 2020

¿Llegó la hora?

martes 07 de abril de 2020

Como anillo al dedo

martes 24 de marzo de 2020

Acechadas

jueves 27 de febrero de 2020

Pecado de omisión

martes 11 de febrero de 2020

La niñez no espera

Cargar Más