/ martes 20 de octubre de 2020

Los 15 minutos anhelados

El año pandemia traerá mutaciones en nuestras formas de vida y tenemos que exigirnos que sea para bien. En París, Francia, la alcaldesa Anne Hidalgo se ha propuesto impulsar una serie de medidas para lograr un modelo de ciudad sostenible, sin largos traslados que contaminan el aire y restan tiempo de calidad a sus habitantes: una ciudad de 15 minutos, el tiempo que necesitaría una persona para desplazarse en ella y satisfacer sus necesidades esenciales.

Se antoja. Más, entre quienes habitamos las grandes y muy complejas metrópolis mexicanas, donde el tránsito vehicular en el que convivimos ha ido en detrimento de nuestra calidad de vida.

El costo de la congestión vehicular se mide en tiempo, en calidad de vida, en desarrollo económico y en competitividad: sumando los costos de la congestión vial en las 32 entidades federativas, podemos decir que se han perdido 93 mil 867 millones de pesos, cada habitante pierde anualmente tres mil 875 pesos por congestión vial.

El índice de tráfico promedio en el país, es de una hora 36 minutos en recorridos de áreas congestionadas y en la Zona Metropolitana del Valle de México, muchas veces sobrepasa las dos horas.

Nada de extrañarse si consideramos que, de acuerdo con el INEGI, hasta agosto del 2020 se tiene un registro de más de 34 millones de automóviles en México, y solo 611 mil camiones de pasajeros para más de 120 millones de mexicanas y mexicanos.

Por eso en México es urgente acabar con el mundo al revés, para dejar de invertir la mayoría del presupuesto en la minoría que representan los vehículos automotores, y convertir en una aspiración para todas y todos, la necesidad que hoy tienen las mayorías en México: espacios adecuados para peatones, para ciclistas, que generen armonía en nuestra una convivencia y una sociedad más sana y más segura.

Estamos lejos de ser París y muy distantes de los 15 minutos, pero nunca es tarde para tomar buenas decisiones. Por eso es una buena noticia el que la semana pasada en la Cámara de Diputados hayamos aprobado el derecho a la movilidad en nuestra Constitución.

Una reforma constitucional que mandata crear una ley general en la materia, pero que necesita garantías de recursos económicos suficientes, para implementar medidas concretas que favorezcan la movilidad y la seguridad de nuestros espacios públicos.

Así lo advertí durante la sesión en San Lázaro, donde también lamenté que sin justificación alguna, Morena haya desaparecido en días pasados el Fondo Metropolitano para que esos recursos sean manejados a discreción del gobierno federal y no para impulsar el desarrollo ordenado y sustentable de nuestras ciudades.

Falta mucho por hacer, pero valdrá la pena porque es la exigencia de millones de personas que cada día se juegan la vida en medios de transporte contaminantes e inseguros, dejando largas horas de su tiempo que bien podrían utilizar para convivir en familia, para hacer ejercicio, para seguirse preparando o para tener incluso, un merecido descanso.

*Diputada federal mexiquense.

@AnaLiliaHerrera.

El año pandemia traerá mutaciones en nuestras formas de vida y tenemos que exigirnos que sea para bien. En París, Francia, la alcaldesa Anne Hidalgo se ha propuesto impulsar una serie de medidas para lograr un modelo de ciudad sostenible, sin largos traslados que contaminan el aire y restan tiempo de calidad a sus habitantes: una ciudad de 15 minutos, el tiempo que necesitaría una persona para desplazarse en ella y satisfacer sus necesidades esenciales.

Se antoja. Más, entre quienes habitamos las grandes y muy complejas metrópolis mexicanas, donde el tránsito vehicular en el que convivimos ha ido en detrimento de nuestra calidad de vida.

El costo de la congestión vehicular se mide en tiempo, en calidad de vida, en desarrollo económico y en competitividad: sumando los costos de la congestión vial en las 32 entidades federativas, podemos decir que se han perdido 93 mil 867 millones de pesos, cada habitante pierde anualmente tres mil 875 pesos por congestión vial.

El índice de tráfico promedio en el país, es de una hora 36 minutos en recorridos de áreas congestionadas y en la Zona Metropolitana del Valle de México, muchas veces sobrepasa las dos horas.

Nada de extrañarse si consideramos que, de acuerdo con el INEGI, hasta agosto del 2020 se tiene un registro de más de 34 millones de automóviles en México, y solo 611 mil camiones de pasajeros para más de 120 millones de mexicanas y mexicanos.

Por eso en México es urgente acabar con el mundo al revés, para dejar de invertir la mayoría del presupuesto en la minoría que representan los vehículos automotores, y convertir en una aspiración para todas y todos, la necesidad que hoy tienen las mayorías en México: espacios adecuados para peatones, para ciclistas, que generen armonía en nuestra una convivencia y una sociedad más sana y más segura.

Estamos lejos de ser París y muy distantes de los 15 minutos, pero nunca es tarde para tomar buenas decisiones. Por eso es una buena noticia el que la semana pasada en la Cámara de Diputados hayamos aprobado el derecho a la movilidad en nuestra Constitución.

Una reforma constitucional que mandata crear una ley general en la materia, pero que necesita garantías de recursos económicos suficientes, para implementar medidas concretas que favorezcan la movilidad y la seguridad de nuestros espacios públicos.

Así lo advertí durante la sesión en San Lázaro, donde también lamenté que sin justificación alguna, Morena haya desaparecido en días pasados el Fondo Metropolitano para que esos recursos sean manejados a discreción del gobierno federal y no para impulsar el desarrollo ordenado y sustentable de nuestras ciudades.

Falta mucho por hacer, pero valdrá la pena porque es la exigencia de millones de personas que cada día se juegan la vida en medios de transporte contaminantes e inseguros, dejando largas horas de su tiempo que bien podrían utilizar para convivir en familia, para hacer ejercicio, para seguirse preparando o para tener incluso, un merecido descanso.

*Diputada federal mexiquense.

@AnaLiliaHerrera.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 12 de enero de 2021

Teletrabajo

En México está lejos de ser una modalidad generalizada, pues apenas el 17 por ciento de las personas pueden desempeñarse de forma remota.

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 29 de diciembre de 2020

Incertidumbre y precarización

 Sí, es mejor tener clases no presenciales que arriesgar la vida por un contagio y sí, la televisión resolvió la emergencia, pero no la cobertura y mucho menos el aprendizaje

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 15 de diciembre de 2020

¿Quién le explica a la juventud?

La pandemia le vino “como anillo al dedo” al gobierno que en campaña prometió que no habría más estudiantes rechazados y que hoy tiene en la situación económica del país el pretexto perfecto para posponer, por tercer año consecutivo, sus “buenas intenciones”.

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 01 de diciembre de 2020

Alerta sin fronteras

A contracorriente de los recortes federales en programas de fomento a la igualdad entre hombres y mujeres, el Estado de México se mantiene congruente en los dichos y en los hechos, al crear hace un par de meses la Secretaría de las Mujeres.

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 17 de noviembre de 2020

Educación vs. populismo

El discurso oficial nos dirá que el gasto educativo se incrementó y sí, pero solo en los siete programas prioritarios del nuevo régimen

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 03 de noviembre de 2020

Devaluación educativa

El gobierno federal y su mayoría legislativa se alistan a desaparecer 13 programas que aportaban 11 mil 815 millones de pesos  en áreas de igualdad, evaluación, fortalecimiento, infraestructura y docencia.

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 20 de octubre de 2020

Los 15 minutos anhelados

En Francia proponen que sea el tiempo que necesitaría una persona para desplazarse en ella y satisfacer sus necesidades esenciales

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 06 de octubre de 2020

El cáncer de la incongruencia

A la peor crisis económica de nuestra historia se suma el desmantelamiento de instituciones y presupuestos que costaron años o décadas de lucha

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 15 de septiembre de 2020

¿Omisión o dimisión?

Las mujeres no daremos marcha atrás en la exigencia de una sociedad paritaria y libre de violencia donde se respeten a cabalidad nuestros derechos y se sancione a quienes los transgredan.

Ana Lilia Herrera Anzaldo

Cargar Más