/ lunes 17 de junio de 2019

Mirada Empresarial


Conciliar y construir

Después de una semana de remanso en el golpeteo de Donald Trump, el gobierno mexicano ha dado muestras de una transformación. Quiero resaltar dos casos que producen un buen panorama.

El presidente, Andrés Manuel LópezObrador, ha tomado un tono conciliador, por primera vez, con el sector empresarial mediante un acuerdo, encabezado por el ConsejoCoordinador Empresarial. Los empresarios somos un sector consciente del contexto de nuestro país y, por ello, queremos las mejores condiciones para México, mediante la participación activa en la creación de políticas públicas.

Este acuerdo es una buena señal, pues se impulsará la inversión pública y privada para reactivar el crecimiento económico. Es un mejor indicio la corrección de los errores que ya habían empezado a hacer mella en la economía.Además, da un respiro para recuperar la confianza internacional delos actores económicos y comerciales, si se lee como una nueva fase de cooperación entre los sectores público y privado. Si no un“borrón y cuenta nueva”; sí un “trabajemos juntos”. Esperamos que este acuerdo se refleje en hechos y decisiones, y que no se detenga por alguna ocurrencia.

Por otro lado, se percibe la reestructuración de las políticas migratorias con una nueva perspectiva e inteligencia. Hace falta repensar nuestra relación conCentroamérica. La Comisión Económica para América Latina y elCaribe (CEPAL) presentó el Programa de Desarrollo Integral ElSalvador-Guatemala-Honduras-México a esta administración, hace menos de un mes. Sumado a ello, es preciso mencionar Tratado de LibreComercio Único con Centroamérica, signado en 2011.

Los países centroamericanos implican50 millones de habitantes. Su comercio representa menos de 5% de las exportaciones de México, es decir, un poco más de 5 500 millones de dólares. Por su parte, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Panamá y ElSalvador pactaron un Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur, con una previsión de exportaciones por encima de 550 millones de dólares.

En una balanza, China ha aumentado su presencia estratégicamente en Nicaragua, e incluso ya parece consolidado el “Canal de Nicaragua”. En la otra, el de Tratado deLibre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y EstadosUnidos de América (CAFTA). El Congreso de Estados Unidos aprobó un presupuesto anual en 2018 de 527 millones de dólares para combatirlas causas de la migración. Centroamérica no es ni debe ser menospreciado. Por el contrario, debemos plantear otra relación con nuestros vecinos.

Conciliar y construir son caminos paralelos y ayudan a tender puentes de trabajo y apoyo. Los mexicanos sabemos que ese es nuestro camino.

comunicacion@coparmexedomex.org.mx y @GilbertoSauzaMa


Conciliar y construir

Después de una semana de remanso en el golpeteo de Donald Trump, el gobierno mexicano ha dado muestras de una transformación. Quiero resaltar dos casos que producen un buen panorama.

El presidente, Andrés Manuel LópezObrador, ha tomado un tono conciliador, por primera vez, con el sector empresarial mediante un acuerdo, encabezado por el ConsejoCoordinador Empresarial. Los empresarios somos un sector consciente del contexto de nuestro país y, por ello, queremos las mejores condiciones para México, mediante la participación activa en la creación de políticas públicas.

Este acuerdo es una buena señal, pues se impulsará la inversión pública y privada para reactivar el crecimiento económico. Es un mejor indicio la corrección de los errores que ya habían empezado a hacer mella en la economía.Además, da un respiro para recuperar la confianza internacional delos actores económicos y comerciales, si se lee como una nueva fase de cooperación entre los sectores público y privado. Si no un“borrón y cuenta nueva”; sí un “trabajemos juntos”. Esperamos que este acuerdo se refleje en hechos y decisiones, y que no se detenga por alguna ocurrencia.

Por otro lado, se percibe la reestructuración de las políticas migratorias con una nueva perspectiva e inteligencia. Hace falta repensar nuestra relación conCentroamérica. La Comisión Económica para América Latina y elCaribe (CEPAL) presentó el Programa de Desarrollo Integral ElSalvador-Guatemala-Honduras-México a esta administración, hace menos de un mes. Sumado a ello, es preciso mencionar Tratado de LibreComercio Único con Centroamérica, signado en 2011.

Los países centroamericanos implican50 millones de habitantes. Su comercio representa menos de 5% de las exportaciones de México, es decir, un poco más de 5 500 millones de dólares. Por su parte, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Panamá y ElSalvador pactaron un Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur, con una previsión de exportaciones por encima de 550 millones de dólares.

En una balanza, China ha aumentado su presencia estratégicamente en Nicaragua, e incluso ya parece consolidado el “Canal de Nicaragua”. En la otra, el de Tratado deLibre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y EstadosUnidos de América (CAFTA). El Congreso de Estados Unidos aprobó un presupuesto anual en 2018 de 527 millones de dólares para combatirlas causas de la migración. Centroamérica no es ni debe ser menospreciado. Por el contrario, debemos plantear otra relación con nuestros vecinos.

Conciliar y construir son caminos paralelos y ayudan a tender puentes de trabajo y apoyo. Los mexicanos sabemos que ese es nuestro camino.

comunicacion@coparmexedomex.org.mx y @GilbertoSauzaMa