/ domingo 17 de noviembre de 2019

Panorama Político | Caprichos espurios del presidente


Verdaderamente reprobable la conducta de los Senadores de Morena para imponer a una incondicional del Presidente de la República, una porrista del gobierno en turno, militante y dirigente de su partido, quien violando las normas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, tomó protesta en medio de una trifulca que no se había visto antes en la sede senatorial. No les importó a los esbirros de López Obrador en la cámara alta, robarse dos votos, alterar con ello las dos terceras partes que se requieren para poder asignar el cargo de Comisionado Nacional de los Derechos humanos.

No les importó hacer fraude a la ley, al proceso de designación ni siquiera la violación constitucional y legal que generaron al imponer el capricho del presidente del país, de dejar en esa posición a la hija de una de sus amigas mas cercanas de la izquierda, no al perfil más preparado si no al incondicional, no a quien se destaque por una lucha y combate imparcial en pro de los derechos humanos, si no, a quien le garantice que no le estorbara en sus decisiones gubernamentales, no a quien denuncie las violaciones del gobierno si no a quien se las tolere y esconda.

Ya enseñó el cobre en su primera entrevista, pues cuando los periodistas le increparon sobre lo que haría en el caso de los periodistas asesinados en este sexenio, ella ironizando dijo que los periodistas muertos eran de otros sexenios, que en este no habían. Esto le genero recibir la primera queja por violación de derechos humanos, nada más y nada menos que en contra suya. La Comisión Nacional de Derechos Humanos, es un órgano constitucional autónomo pero con esta intromisión del ejecutivo federal y sus incondicionales han dado muerte a esta instancia de protección de derechos humanos. Ya han renunciado la mitad de los consejeros ciudadanos. Esta CNDH es una instancia espuria capricho de López Obrador.

Justo a la par de estos lamentables acontecimientos. Se dio otro hecho inimaginable, esta ves en materia internacional. Con la crisis que estaba viviendo Bolivia y la renuncia del Presidente Evo Morales, México a través del Canciller Marcelo Ebrard por ordenes de López Obrador ofreció asilo político a quien en su país acusan de dictador y de haberse robado las elecciones. El asilo político es una figura de protección de derechos humanos en la que estoy de acuerdo y no cuestiono que se le pueda brindar a cualquier persona, cuestiono las formas y las condiciones que no tienen antecedentes.

Primero esta se otorga a quien la solicita y esta en peligro su vida por ser perseguido político. Aquí no solicitó nada, fueron a ofrecerla y casi a imponérsela, le enviaron un avión de la fuerza aérea, le asignaron recursos económicos y un número grandísimo de elementos de seguridad que antes pertenecieron al estado mayor presidencial, sin dejar de mencionar la residencia donde vivirá. Nadie sabe cuánto nos cuesta esto a los mexicanos, es la primera vez que a un asilado se le da trato de privilegios económicos y políticos en extremo, hasta lo nombraron huésped distinguido de la ciudad, pues si no esta de vacaciones o en visita oficial, aquí vemos los excesos del ejercicio del poder en beneficio personal. Este asilo también es espurio. Dos caprichos espurios del Presidente de la nación.

@JorgeInzunzaPAN


Verdaderamente reprobable la conducta de los Senadores de Morena para imponer a una incondicional del Presidente de la República, una porrista del gobierno en turno, militante y dirigente de su partido, quien violando las normas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, tomó protesta en medio de una trifulca que no se había visto antes en la sede senatorial. No les importó a los esbirros de López Obrador en la cámara alta, robarse dos votos, alterar con ello las dos terceras partes que se requieren para poder asignar el cargo de Comisionado Nacional de los Derechos humanos.

No les importó hacer fraude a la ley, al proceso de designación ni siquiera la violación constitucional y legal que generaron al imponer el capricho del presidente del país, de dejar en esa posición a la hija de una de sus amigas mas cercanas de la izquierda, no al perfil más preparado si no al incondicional, no a quien se destaque por una lucha y combate imparcial en pro de los derechos humanos, si no, a quien le garantice que no le estorbara en sus decisiones gubernamentales, no a quien denuncie las violaciones del gobierno si no a quien se las tolere y esconda.

Ya enseñó el cobre en su primera entrevista, pues cuando los periodistas le increparon sobre lo que haría en el caso de los periodistas asesinados en este sexenio, ella ironizando dijo que los periodistas muertos eran de otros sexenios, que en este no habían. Esto le genero recibir la primera queja por violación de derechos humanos, nada más y nada menos que en contra suya. La Comisión Nacional de Derechos Humanos, es un órgano constitucional autónomo pero con esta intromisión del ejecutivo federal y sus incondicionales han dado muerte a esta instancia de protección de derechos humanos. Ya han renunciado la mitad de los consejeros ciudadanos. Esta CNDH es una instancia espuria capricho de López Obrador.

Justo a la par de estos lamentables acontecimientos. Se dio otro hecho inimaginable, esta ves en materia internacional. Con la crisis que estaba viviendo Bolivia y la renuncia del Presidente Evo Morales, México a través del Canciller Marcelo Ebrard por ordenes de López Obrador ofreció asilo político a quien en su país acusan de dictador y de haberse robado las elecciones. El asilo político es una figura de protección de derechos humanos en la que estoy de acuerdo y no cuestiono que se le pueda brindar a cualquier persona, cuestiono las formas y las condiciones que no tienen antecedentes.

Primero esta se otorga a quien la solicita y esta en peligro su vida por ser perseguido político. Aquí no solicitó nada, fueron a ofrecerla y casi a imponérsela, le enviaron un avión de la fuerza aérea, le asignaron recursos económicos y un número grandísimo de elementos de seguridad que antes pertenecieron al estado mayor presidencial, sin dejar de mencionar la residencia donde vivirá. Nadie sabe cuánto nos cuesta esto a los mexicanos, es la primera vez que a un asilado se le da trato de privilegios económicos y políticos en extremo, hasta lo nombraron huésped distinguido de la ciudad, pues si no esta de vacaciones o en visita oficial, aquí vemos los excesos del ejercicio del poder en beneficio personal. Este asilo también es espurio. Dos caprichos espurios del Presidente de la nación.

@JorgeInzunzaPAN