/ domingo 25 de octubre de 2020

Panorama Político | No hay dinero que alcance


De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero. Benjamin Franklin


“Tengo dinero en el mundo, dinero maldito que nada vales”: así dice un fragmento de una canción popular mexicana. Tal parece que al gobierno federal le queda como anillo al dedo, pues tiene dinero, muchísimo dinero de las contribuciones fiscales, de todos los mecanismos de ingreso con los que cuenta la autoridad gubernamental, productos, bienes, servicios, impuestos, decomisos, expropiaciones, en fin, todas las formas en las que se integra el presupuesto de ingresos de cada ejercicio fiscal.

Pero lo que estamos viendo en la realidad es que ese dinero parece no alcanzar para las necesidades más apremiantes de la ciudadanía. Por supuesto que no hay dinero que alcance para resolver todos y cada uno de los problemas que aquejan a nuestro país, a nuestra gente.

En esa circunstancia cobra especial relevancia las acciones, determinaciones que toman las autoridades federales, las cuales deben estar sustentadas en aplicar un criterio real que resuelva las problemáticas, y no uno de caprichos, berrinches o decisiones sin sustentos técnicos, económicos que permitan la viabilidad de ellos.

Si de por si los recursos económicos son pocos, pues venimos de crisis económicas recurrentes, donde el país ha crecido muy poco, con las decisiones de este gobierno nos hemos ido a índices de no crecer, hasta situarnos en cero crecimiento, ahora con la pandemia el escenario está más grave pues estamos debajo de cero es decir decreciendo.

El gobierno debería de tomar medidas para reactivar la economía, pero esto no es posible sin que le inyecte recursos públicos y busque que los empresarios aporten dinero privado, lo primero no se puede porque el gobierno federal ya ha agotado los recursos, es decir no tiene dinero, pues con la cancelación de las obras como el aeropuerto, el indiscriminado aporte de recursos a Pemex que es un hoyo negro devorador de dinero sin producir ganancias, deja sin fondos ni reservas las arcas públicas.

Con la cancelación de proyectos empresariales de energías limpias, producción como la de Constellation Brands y otros tantos proyectos donde los inversores ven amenazado su dinero, generaran incertidumbre y falta de inversión, ellos han decidido sacar su dinero del país y llevarlo a lugares donde tengan certeza de que no perderán sus capitales como hoy sucede en México.

No hay dinero público, tampoco privado, resultado más crisis económica, colapso financiero. Y aún no hemos terminado pues a esa incertidumbre y falta de confianza debemos agregar la desaparición de los fideicomisos y la amenaza constante de que tomaran el dinero del ahorro para el retiro de millones de mexicanos que tienen sus recursos en las afores.

Dilapidando el dinero, gastando en obras faraónicas innecesarias, destruyendo las fuentes de ingresos, repartiendo dinero a sus huestes personales e incondicionales de lealtad ciega, permitiendo la grave corrupción que existe, así no hay dinero que alcance.

@JorgeInzunzaPAN

Facebook: Jorge Inzunza


De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero. Benjamin Franklin


“Tengo dinero en el mundo, dinero maldito que nada vales”: así dice un fragmento de una canción popular mexicana. Tal parece que al gobierno federal le queda como anillo al dedo, pues tiene dinero, muchísimo dinero de las contribuciones fiscales, de todos los mecanismos de ingreso con los que cuenta la autoridad gubernamental, productos, bienes, servicios, impuestos, decomisos, expropiaciones, en fin, todas las formas en las que se integra el presupuesto de ingresos de cada ejercicio fiscal.

Pero lo que estamos viendo en la realidad es que ese dinero parece no alcanzar para las necesidades más apremiantes de la ciudadanía. Por supuesto que no hay dinero que alcance para resolver todos y cada uno de los problemas que aquejan a nuestro país, a nuestra gente.

En esa circunstancia cobra especial relevancia las acciones, determinaciones que toman las autoridades federales, las cuales deben estar sustentadas en aplicar un criterio real que resuelva las problemáticas, y no uno de caprichos, berrinches o decisiones sin sustentos técnicos, económicos que permitan la viabilidad de ellos.

Si de por si los recursos económicos son pocos, pues venimos de crisis económicas recurrentes, donde el país ha crecido muy poco, con las decisiones de este gobierno nos hemos ido a índices de no crecer, hasta situarnos en cero crecimiento, ahora con la pandemia el escenario está más grave pues estamos debajo de cero es decir decreciendo.

El gobierno debería de tomar medidas para reactivar la economía, pero esto no es posible sin que le inyecte recursos públicos y busque que los empresarios aporten dinero privado, lo primero no se puede porque el gobierno federal ya ha agotado los recursos, es decir no tiene dinero, pues con la cancelación de las obras como el aeropuerto, el indiscriminado aporte de recursos a Pemex que es un hoyo negro devorador de dinero sin producir ganancias, deja sin fondos ni reservas las arcas públicas.

Con la cancelación de proyectos empresariales de energías limpias, producción como la de Constellation Brands y otros tantos proyectos donde los inversores ven amenazado su dinero, generaran incertidumbre y falta de inversión, ellos han decidido sacar su dinero del país y llevarlo a lugares donde tengan certeza de que no perderán sus capitales como hoy sucede en México.

No hay dinero público, tampoco privado, resultado más crisis económica, colapso financiero. Y aún no hemos terminado pues a esa incertidumbre y falta de confianza debemos agregar la desaparición de los fideicomisos y la amenaza constante de que tomaran el dinero del ahorro para el retiro de millones de mexicanos que tienen sus recursos en las afores.

Dilapidando el dinero, gastando en obras faraónicas innecesarias, destruyendo las fuentes de ingresos, repartiendo dinero a sus huestes personales e incondicionales de lealtad ciega, permitiendo la grave corrupción que existe, así no hay dinero que alcance.

@JorgeInzunzaPAN

Facebook: Jorge Inzunza

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 22 de noviembre de 2020

Panorama Político | Fortalecer los municipios

Fortalecer los municipios

Jorge Ernesto Inzunza

lunes 16 de noviembre de 2020

Panorama Político | Unir esfuerzos por México

Sobre el apoyo del PAN hacia el proyecto ciudadano "Sí por México"

Jorge Ernesto Inzunza

domingo 08 de noviembre de 2020

Panorama Político | Poner las barbas a remojar

La polarización que generó en la sociedad estadounidense le cobró factura, en todo el mundo se celebra su derrota

Jorge Ernesto Inzunza

domingo 18 de octubre de 2020

Panorama Político | Elecciones en tiempos de pandemia

No hay actividad de la vida de nuestro país que escape al impacto, afectación, decisiones y acciones a tomar.

Jorge Ernesto Inzunza

domingo 11 de octubre de 2020

Panorama Político | Semáforo naranja: riesgos y peligros

Aunque cada vez más existen camas disponibles en los hospitales, los contagios y muertes continúan

Jorge Ernesto Inzunza

sábado 03 de octubre de 2020

Panorama Político | Autoritarismo que ahoga a la democracia

La decisión es disminuir la presencia de los ciudadanos en los Ayuntamientos para evitar el debate y la discusión democrática de los problemas que aquejan a los ciudadanos en sus municipios.

Jorge Ernesto Inzunza

domingo 27 de septiembre de 2020

Panorama Político | Don Víctor Guerrero y el PAN Edomex 

Tuvieron que pasar casi veintiún años desde la fundación nacional para que el proyecto de partido cuajara

Jorge Ernesto Inzunza

domingo 20 de septiembre de 2020

Panorama Político | El Gobierno no gobierna bien

El Zócalo vacío da cuenta que el presidente no está respaldado ni acompañado por los millones de personas que dice.

Jorge Ernesto Inzunza

domingo 13 de septiembre de 2020

Panorama Político | 81 años de Acción Nacional

No se puede comprender a la nación sin la acción firme y decidida de nuestro instituto.

Jorge Ernesto Inzunza

Cargar Más