/ sábado 2 de noviembre de 2019

Política en Blanco y Negro / Revocación de Mandato


A mediados del mes de octubre, el Poder Legislativo Federal aprobó una modificación a los artículos 35, 36, 81, 84, 99, 116, 122 y demás apartados de la Constitución, donde se agregan dos figuras jurídicas de participación ciudadana, que son la Consulta Popular y la Revocación de Mandato. En esta entrega me referiré solo al segundo, que se define como “el instrumento de participación solicitado por la ciudadanía para determinar la conclusión anticipada en el desempeño del cargo a partir de la pérdida de la confianza”.

Antes de entrar al tema, hay que distinguir otros instrumentos que ya existen legalmente: plebiscito, referéndum e iniciativa ciudadana, que se definen en un texto del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados. El primero es una consulta de carácter político de naturaleza gubernamental. El Referéndum: “es la acción de someter algún acto importante del gobierno a la aprobación pública por medio de la votación”.

Como todo cambio, genera dudas, igual que ocurrió cuando se ciudadanizo el Instituto Federal Electoral, asimismo cuando se crearon las candidaturas ciudadanas entre muchas transformaciones que ha vivido México desde la época del presidente José López Portillo (1976-1982) hasta la fecha.

El mecanismo para echar a andar la revocación es eminentemente con la petición de ciudadanos, que esté respaldado por el 3% de la lista nominal, que a 2019, está cercano a los 90 millones de electores, después el INE organiza la consulta sobre si quiere que siga en el cargo el presidente de la República o alguno de los 31 gobernadores y/o el Jefe de Gobierno.

Para que sea procedente la votación, tiene que participar el 45% de ciudadanos en edad de sufragar y después de desahogados los medios de impugnación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que preside el magistrado Felipe Fuentes, entonces en caso de ser procedente, el presidente del Congreso ocupará el cargo durante 30 días y “el Congreso nombrará quien concluirá el periodo constitucional”.

La Revocación de Mandato en mi opinión es una herramienta de participación ciudadana, que nada tiene que ver con un mecanismo de búsqueda de reelección en el Poder Ejecutivo Federal o local. Desde hace ya varios años se permite la reelección de los presidentes municipales y legisladores, por ello son falsos esos argumentos que la revocación de mandato es preparar el camino para que se eternicen en el poder algunos funcionarios públicos.

Lo cierto es que a nosotros los ciudadanos, a quien nos corresponde usar todos los mecanismos jurídicos que hoy tenemos para obligar a los servidores públicos como el presidente de la República, gobernador y Jefe de Gobierno de la CdMx hagan mejor su trabajo, bajo la constante que podemos exigir que se vayan del cargo por malos resultados.

NOTA. - Felicidades al abogado Carlos Felipe Fuentes del Río, quien el pasado 28 de octubre recibió el premio “Mérito a la juventud jurídica” dentro de la XXX entrega de la Presea Tepantlato.

DOCTOR EN DERECHO / @EduardoBlanco71


A mediados del mes de octubre, el Poder Legislativo Federal aprobó una modificación a los artículos 35, 36, 81, 84, 99, 116, 122 y demás apartados de la Constitución, donde se agregan dos figuras jurídicas de participación ciudadana, que son la Consulta Popular y la Revocación de Mandato. En esta entrega me referiré solo al segundo, que se define como “el instrumento de participación solicitado por la ciudadanía para determinar la conclusión anticipada en el desempeño del cargo a partir de la pérdida de la confianza”.

Antes de entrar al tema, hay que distinguir otros instrumentos que ya existen legalmente: plebiscito, referéndum e iniciativa ciudadana, que se definen en un texto del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados. El primero es una consulta de carácter político de naturaleza gubernamental. El Referéndum: “es la acción de someter algún acto importante del gobierno a la aprobación pública por medio de la votación”.

Como todo cambio, genera dudas, igual que ocurrió cuando se ciudadanizo el Instituto Federal Electoral, asimismo cuando se crearon las candidaturas ciudadanas entre muchas transformaciones que ha vivido México desde la época del presidente José López Portillo (1976-1982) hasta la fecha.

El mecanismo para echar a andar la revocación es eminentemente con la petición de ciudadanos, que esté respaldado por el 3% de la lista nominal, que a 2019, está cercano a los 90 millones de electores, después el INE organiza la consulta sobre si quiere que siga en el cargo el presidente de la República o alguno de los 31 gobernadores y/o el Jefe de Gobierno.

Para que sea procedente la votación, tiene que participar el 45% de ciudadanos en edad de sufragar y después de desahogados los medios de impugnación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que preside el magistrado Felipe Fuentes, entonces en caso de ser procedente, el presidente del Congreso ocupará el cargo durante 30 días y “el Congreso nombrará quien concluirá el periodo constitucional”.

La Revocación de Mandato en mi opinión es una herramienta de participación ciudadana, que nada tiene que ver con un mecanismo de búsqueda de reelección en el Poder Ejecutivo Federal o local. Desde hace ya varios años se permite la reelección de los presidentes municipales y legisladores, por ello son falsos esos argumentos que la revocación de mandato es preparar el camino para que se eternicen en el poder algunos funcionarios públicos.

Lo cierto es que a nosotros los ciudadanos, a quien nos corresponde usar todos los mecanismos jurídicos que hoy tenemos para obligar a los servidores públicos como el presidente de la República, gobernador y Jefe de Gobierno de la CdMx hagan mejor su trabajo, bajo la constante que podemos exigir que se vayan del cargo por malos resultados.

NOTA. - Felicidades al abogado Carlos Felipe Fuentes del Río, quien el pasado 28 de octubre recibió el premio “Mérito a la juventud jurídica” dentro de la XXX entrega de la Presea Tepantlato.

DOCTOR EN DERECHO / @EduardoBlanco71

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 12 de septiembre de 2020

Política en Blanco y Negro | El TEPJF a favor del diputado migrante en la Ciudad de México

La justicia electoral cumplió a cabalidad lo previsto en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Eduardo Blanco

sábado 05 de septiembre de 2020

Política en Blanco y Negro | La importancia de la mesa directiva en la Cámara de Diputados y el Senado (Parte II)

Las leyes son la invención más importante de la humanidad para tener una convivencia civilizada, equitativa y justa

Eduardo Blanco

sábado 22 de agosto de 2020

Política en Blanco y Negro | Desafíos de la Justicia Mexicana

Desafíos de la Justicia Mexicana

Eduardo Blanco

sábado 15 de agosto de 2020

Política en Blanco y Negro | Rumbo a los tribuales digitales

Hemos tenido que ir adaptándonos sobre la marcha a las nuevas circunstancias incluida la impartición de justicia y de manera particular la electoral.

Eduardo Blanco

sábado 08 de agosto de 2020

Política en Blanco y Negro | SAT en recaudación histórica a grandes contribuyentes

La autoridad fiscal deberá continuar con el refuerzo de la fiscalización de operaciones que afectan el Impuesto sobre la Renta (ISR)

Eduardo Blanco

sábado 01 de agosto de 2020

Política en Blanco y Negro | Aniversario de la Autonomía de la UNAM

México no podría entenderse sin sus instituciones de educación superior públicas, con ese compromiso social para el que fueron creadas, que todo mexicano que quiera estudiar tenga un espacio donde prepararse profesionalmente.

Eduardo Blanco

sábado 25 de julio de 2020

Política en Blanco y Negro | SCJN el censo impartición de justicia 2020

Nuestro sistema político se refuerza cuando las instituciones  desempeñan su rol con pleno respeto a la Constitución y a las leyes

Eduardo Blanco

sábado 18 de julio de 2020

Política en Blanco y Negro | TEPJF en el censo impartición de justicia 2020

Es menester contar con un sistema de justicia bien capacitado, competente, eficiente y que resuelva casos de manera equitativa, de manera esencial para disminuir los niveles de impunidad.

Eduardo Blanco

sábado 11 de julio de 2020

Política en Blanco y Negro | Organismos constitucionalmente autónomos (2)

No se encuentran subordinados al Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial, que su autonomía es de gestión, organización, financiera y de decisión

Eduardo Blanco

sábado 04 de julio de 2020

Política en Blanco y Negro | Los órganos autónomos (Parte 1)

Nuestro país, desde su Congreso Constituyente de 1824 se plasma en la Constitución la forma de gobierno república, democrática y federal, apegada a la División de Poderes

Eduardo Blanco

Cargar Más