/ sábado 14 de septiembre de 2019

Política en Blanco y Negro / Rumbo al presupuesto 2020


El pasado 8 de septiembre como lo establece las Constitución federal, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, hoy bajo la responsabilidad de Arturo Herrera, presentó el Paquete Económico 2020, que es el primero que arma al 100% la presente administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador, ya que el que transcurre fue en coautoría con el gobierno del entonces primer mandatario Enrique Peña Nieto y el entrante López Obrador.

El documento está divido en dos grandes pilares: La Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos. El primero es un ordenamiento jurídico que establece los ingresos ordinarios y lo extraordinarios que el Gobierno estima tener, es decir cuánto dinero recibirá de impuestos, derechos, aportaciones de seguridad social, venta de petróleo, bonos, etc., que estima en 5 billones ( cinco millones de millones) 511 mil millones, 9 mil millones pesos, además de 584 mil millones de pesos de ingresos por financiamiento, para hacer un total de más de $6 billones de pesos para el 2020, este proceso legislativo involucra a la Cámara de Diputados y la de Senadores, que tendrá que estar concluido a más tardar el 31 de octubre.

En complemento a este proceso legislativo, sabiendo cuánto se calcula tener de dinero, se inicia la distribución del mismo, es decir el Gasto Público, que alcanza desde el Poder Ejecutivo, Legislativa, Judicial, así como los organismos constitucionalmente autónomos, como Banco de México, INE entre otros, y el ejercicio se replica a los Estados y llega a los 2453 municipios del país, que obtienen un beneficio de Presupuesto de Egresos Federal 2020. (Aportaciones y Participaciones Federales)

Esta es una atribución exclusiva de la Cámara de Diputados, que dicho sea de paso no es una ley, es un ejercicio de proyección del gasto, que siempre está sujeto a los ingresos, cuyo trámite es el siguiente: Se revisa la propuesta del Presupuesto de egresos presentado por la SHCP en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y se pide opinión a las distintas Comisión de la cámara baja, quienes emiten su dictamen y se regresa a la de Presupuesto y Cuenta Pública, una vez aprobado el dictamen es turnado al pleno para su votación y aprobación a más tardar el 15 de noviembre.

Se destaca de la propuesta que el total neto devengado se estima en más de seis billones que representan un incremento nominal del 4.4% con respecto al aprobado en el 2019. Se proyecta un crecimiento para el 2020 de 1.5 a 2.5 % tomando en consideración la desaceleración económica mundial y una inflación 3.0 %

Es destacar la disciplina financiera en el 2019 que alcanzará un superávit del 1.0% del Producto Interno Bruto y para el 2020 se proyecta que pueda alcázar hasta el 2% del PIB.

En mi experiencia en un paquete fiscal, le apuesta a elevar la recaudación fiscal y gastar solo lo que se tiene, seguiremos con el tema que da para mucho, mucho más de qué hablar.

DOCTOR EN DERECHO / @EduardoBlanco 71


El pasado 8 de septiembre como lo establece las Constitución federal, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, hoy bajo la responsabilidad de Arturo Herrera, presentó el Paquete Económico 2020, que es el primero que arma al 100% la presente administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador, ya que el que transcurre fue en coautoría con el gobierno del entonces primer mandatario Enrique Peña Nieto y el entrante López Obrador.

El documento está divido en dos grandes pilares: La Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos. El primero es un ordenamiento jurídico que establece los ingresos ordinarios y lo extraordinarios que el Gobierno estima tener, es decir cuánto dinero recibirá de impuestos, derechos, aportaciones de seguridad social, venta de petróleo, bonos, etc., que estima en 5 billones ( cinco millones de millones) 511 mil millones, 9 mil millones pesos, además de 584 mil millones de pesos de ingresos por financiamiento, para hacer un total de más de $6 billones de pesos para el 2020, este proceso legislativo involucra a la Cámara de Diputados y la de Senadores, que tendrá que estar concluido a más tardar el 31 de octubre.

En complemento a este proceso legislativo, sabiendo cuánto se calcula tener de dinero, se inicia la distribución del mismo, es decir el Gasto Público, que alcanza desde el Poder Ejecutivo, Legislativa, Judicial, así como los organismos constitucionalmente autónomos, como Banco de México, INE entre otros, y el ejercicio se replica a los Estados y llega a los 2453 municipios del país, que obtienen un beneficio de Presupuesto de Egresos Federal 2020. (Aportaciones y Participaciones Federales)

Esta es una atribución exclusiva de la Cámara de Diputados, que dicho sea de paso no es una ley, es un ejercicio de proyección del gasto, que siempre está sujeto a los ingresos, cuyo trámite es el siguiente: Se revisa la propuesta del Presupuesto de egresos presentado por la SHCP en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y se pide opinión a las distintas Comisión de la cámara baja, quienes emiten su dictamen y se regresa a la de Presupuesto y Cuenta Pública, una vez aprobado el dictamen es turnado al pleno para su votación y aprobación a más tardar el 15 de noviembre.

Se destaca de la propuesta que el total neto devengado se estima en más de seis billones que representan un incremento nominal del 4.4% con respecto al aprobado en el 2019. Se proyecta un crecimiento para el 2020 de 1.5 a 2.5 % tomando en consideración la desaceleración económica mundial y una inflación 3.0 %

Es destacar la disciplina financiera en el 2019 que alcanzará un superávit del 1.0% del Producto Interno Bruto y para el 2020 se proyecta que pueda alcázar hasta el 2% del PIB.

En mi experiencia en un paquete fiscal, le apuesta a elevar la recaudación fiscal y gastar solo lo que se tiene, seguiremos con el tema que da para mucho, mucho más de qué hablar.

DOCTOR EN DERECHO / @EduardoBlanco 71