/ miércoles 11 de septiembre de 2019

Política y Negocios / Estados Unidos en América del Sur


Hace once días iniciaron los nuevos aranceles entre Estados Unidos (EU) y China, tal y como ya se habían amenazado ambos países desde hace meses, en caso de no prosperar las negociaciones entre Beijing y Washington.

EU alega que China está postergando el avance de dichas rondas con el fin de ser utilizadas con tintes electorales al interior de la Unión Americana. Mientras que EU se mantiene en una postura firme, inflexible y por supuesto que electoral ante la promesa de la primera campaña y ahora en la segunda campaña del presidente de dicho país de ser “Hacer América grande otra vez”. Pero mientras esto sucede, América del Sur está también en la agenda de la política exterior de EU.

De manera paralela a la tensión con China, se da la gira que el Departamento de Estado y la hija del mandatario estadounidense iniciaron por América del Sur, específicamente por: Argentina, Colombia y Paraguay. Argentina atraviesa una crisis electoral-financiera muy grave por lo que el rol de EU ante el Fondo Monetario Internacional es clave para que apoye el rescate financiero que está solicitando el presidente Mauricio Macri. Lo anterior podría ayudarle a ganar la segunda vuelta electoral que ha de realizarse en octubre. Ya que en la primera vuelta ganó la oposición con Cristina Kirshner en calidad de vicepresidenta. Ella es anti EU. Recordemos que ella era amiga de Hugo Chávez, quien la apoyó ante el gobierno de Irán para que apoyara su campaña presidencial a cambio de que ella aceptara compartir tecnología nuclear con los iraníes, entre otros acuerdos relacionados con el atentado que sufrieron años anteriores para que ya no se investigara más.

En el caso de Colombia, se requiere reforzar el apoyo a este país frente a la crisis política-migratoria con Venezuela. Además de ser gran aliado de EU. Y en el caso de Paraguay, recordemos que este país fue el primero en excluir a Venezuela del Mercosur y de apoyar al Grupo de Lima. Además, de que el pasado 19 de julio dicho país junto con Brasil y Argentina realizaron una alianza con EU para luchar en contra del terrorismo. Pero más bien se referían al terrorismo político y comercial que Rusia y China tienen en la región. Ya que Rusia es aliado incondicional de Venezuela y Cuba. Mientras que China invierte capital y hace negocios con cuanto país se deje.

Así que como podemos ver esta gira fue mucho más política que otra cosa, aunque la quisieron hacer ver como una gira de trabajo a favor del emprendimiento de las mujeres. Por eso mandaron por delante a la hija consentida Ivanka. Sin embargo, es obvio y evidente que ella no sabe absolutamente nada de diplomacia ni de política, sólo cumplió con las instrucciones del padre.

Coordinadora

Licenciatura en Administración de Negocios Internacionales

Universidad Iberoamericana

aribel.contreras@ibero.mx

@Aribel007


Hace once días iniciaron los nuevos aranceles entre Estados Unidos (EU) y China, tal y como ya se habían amenazado ambos países desde hace meses, en caso de no prosperar las negociaciones entre Beijing y Washington.

EU alega que China está postergando el avance de dichas rondas con el fin de ser utilizadas con tintes electorales al interior de la Unión Americana. Mientras que EU se mantiene en una postura firme, inflexible y por supuesto que electoral ante la promesa de la primera campaña y ahora en la segunda campaña del presidente de dicho país de ser “Hacer América grande otra vez”. Pero mientras esto sucede, América del Sur está también en la agenda de la política exterior de EU.

De manera paralela a la tensión con China, se da la gira que el Departamento de Estado y la hija del mandatario estadounidense iniciaron por América del Sur, específicamente por: Argentina, Colombia y Paraguay. Argentina atraviesa una crisis electoral-financiera muy grave por lo que el rol de EU ante el Fondo Monetario Internacional es clave para que apoye el rescate financiero que está solicitando el presidente Mauricio Macri. Lo anterior podría ayudarle a ganar la segunda vuelta electoral que ha de realizarse en octubre. Ya que en la primera vuelta ganó la oposición con Cristina Kirshner en calidad de vicepresidenta. Ella es anti EU. Recordemos que ella era amiga de Hugo Chávez, quien la apoyó ante el gobierno de Irán para que apoyara su campaña presidencial a cambio de que ella aceptara compartir tecnología nuclear con los iraníes, entre otros acuerdos relacionados con el atentado que sufrieron años anteriores para que ya no se investigara más.

En el caso de Colombia, se requiere reforzar el apoyo a este país frente a la crisis política-migratoria con Venezuela. Además de ser gran aliado de EU. Y en el caso de Paraguay, recordemos que este país fue el primero en excluir a Venezuela del Mercosur y de apoyar al Grupo de Lima. Además, de que el pasado 19 de julio dicho país junto con Brasil y Argentina realizaron una alianza con EU para luchar en contra del terrorismo. Pero más bien se referían al terrorismo político y comercial que Rusia y China tienen en la región. Ya que Rusia es aliado incondicional de Venezuela y Cuba. Mientras que China invierte capital y hace negocios con cuanto país se deje.

Así que como podemos ver esta gira fue mucho más política que otra cosa, aunque la quisieron hacer ver como una gira de trabajo a favor del emprendimiento de las mujeres. Por eso mandaron por delante a la hija consentida Ivanka. Sin embargo, es obvio y evidente que ella no sabe absolutamente nada de diplomacia ni de política, sólo cumplió con las instrucciones del padre.

Coordinadora

Licenciatura en Administración de Negocios Internacionales

Universidad Iberoamericana

aribel.contreras@ibero.mx

@Aribel007