/ miércoles 26 de agosto de 2020

Portaleando | Bailando con la muerte

Una incursión policiaca contra una discoteca que operaba de manera clandestina en el Perú, uno de los países latinoamericanos más castigados por la pandemia, provocó una estampida de jóvenes que se divertían en una “fiesta Covid” despreciando las recomendaciones de las autoridades. En un primer momento se contabilizaron 13 víctimas mortales.

La policía peruana negó terminantemente haber utilizado en el asalto pistolas y gases lacrimógenos −como afirmaron algunos de los perseguidos−; en cambio, el reporte oficial informa que en 11 de los 13 cadáveres fueron encontrados signos de contagio.

En esto consisten las “fiestas Covid”, que no son exclusivas del Perú, sino que son organizadas también en otros países, inclusive en México, cuando personas que piensan que no tienen nada que perder, porque ya están enfermas, son convocadas por las redes sociales para asistir a una celebración que en la actualidad resulta ilegal.

Las instituciones sanitarias han insistido hasta el cansancio en que el tiempo de abrir al público las fiestas masivas no ha llegado y que será hasta que el semáforo de la pandemia se encuentre en luz verde cuando se considere una probable autorización y aún entonces tal vez se piense dos veces.

En México, se ha hecho ya el anuncio oficial de que las fiestas patrias no se realizarán en la forma acostumbrada, es decir, con grandes concentraciones populares. Se sabe que al zócalo de la Ciudad de México sólo tendrán acceso 500 personas y es seguro que en ciudades de provincia haya restricciones similares

El “grito” de la noche del 15 de septiembre, instituido por el general Porfirio Díaz porque, según dicen, era su cumpleaños y por eso no escogió la fecha verdadera, que es el 16, es una imagen del pasado y también, en las condiciones actuales, con el cambio representa un duro golpe al comercio popular, pero se piensa que es la mejor opción para no exacerbar la epidemia.

La trágica experiencia de los jóvenes peruanos y de otros organizadores de “fiestas Covid” en el mundo que, en su afán de divertirse, no reparan en las consecuencias de celebrar fiestas casi satánicas, no debe repetirse, pues, aunque debe suponerse que en el trágico hecho hubo un operativo mal planeado y peor ejecutado, no es recomendable desafiar las medidas de prevención que, al menos en estos días, representan la única posibilidad de salir más pronto y con menos pérdidas humanas de una enfermedad que no perdona y que puede atacar por igual a personas de la tercera edad y a jóvenes aburridos, aun cuando los resultados no sean los mismos en ambos casos, pero los adolescentes también llevan las de perder.

Una incursión policiaca contra una discoteca que operaba de manera clandestina en el Perú, uno de los países latinoamericanos más castigados por la pandemia, provocó una estampida de jóvenes que se divertían en una “fiesta Covid” despreciando las recomendaciones de las autoridades. En un primer momento se contabilizaron 13 víctimas mortales.

La policía peruana negó terminantemente haber utilizado en el asalto pistolas y gases lacrimógenos −como afirmaron algunos de los perseguidos−; en cambio, el reporte oficial informa que en 11 de los 13 cadáveres fueron encontrados signos de contagio.

En esto consisten las “fiestas Covid”, que no son exclusivas del Perú, sino que son organizadas también en otros países, inclusive en México, cuando personas que piensan que no tienen nada que perder, porque ya están enfermas, son convocadas por las redes sociales para asistir a una celebración que en la actualidad resulta ilegal.

Las instituciones sanitarias han insistido hasta el cansancio en que el tiempo de abrir al público las fiestas masivas no ha llegado y que será hasta que el semáforo de la pandemia se encuentre en luz verde cuando se considere una probable autorización y aún entonces tal vez se piense dos veces.

En México, se ha hecho ya el anuncio oficial de que las fiestas patrias no se realizarán en la forma acostumbrada, es decir, con grandes concentraciones populares. Se sabe que al zócalo de la Ciudad de México sólo tendrán acceso 500 personas y es seguro que en ciudades de provincia haya restricciones similares

El “grito” de la noche del 15 de septiembre, instituido por el general Porfirio Díaz porque, según dicen, era su cumpleaños y por eso no escogió la fecha verdadera, que es el 16, es una imagen del pasado y también, en las condiciones actuales, con el cambio representa un duro golpe al comercio popular, pero se piensa que es la mejor opción para no exacerbar la epidemia.

La trágica experiencia de los jóvenes peruanos y de otros organizadores de “fiestas Covid” en el mundo que, en su afán de divertirse, no reparan en las consecuencias de celebrar fiestas casi satánicas, no debe repetirse, pues, aunque debe suponerse que en el trágico hecho hubo un operativo mal planeado y peor ejecutado, no es recomendable desafiar las medidas de prevención que, al menos en estos días, representan la única posibilidad de salir más pronto y con menos pérdidas humanas de una enfermedad que no perdona y que puede atacar por igual a personas de la tercera edad y a jóvenes aburridos, aun cuando los resultados no sean los mismos en ambos casos, pero los adolescentes también llevan las de perder.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 09 de septiembre de 2020

Portaleando | Hay tiempo…

La próxima legislatura podría ser muy parecida a la actual y tendría otro período de tres años para atender muchos pendientes.

Inocente Peñaloza García

miércoles 02 de septiembre de 2020

Portaleando | Un nuevo ciclo

El nuevo sistema de trabajo va a requerir mayores esfuerzos de la comunidad universitaria

Inocente Peñaloza García

miércoles 26 de agosto de 2020

Portaleando | Bailando con la muerte

Las instituciones sanitarias han insistido hasta el cansancio en que el tiempo de abrir al público las fiestas masivas

Inocente Peñaloza García

miércoles 19 de agosto de 2020

Portaleando | A la distancia

Lo que se gane en conocimientos, madurez y destreza de parte de los niños capaces de superar la prueba, compensará los esfuerzos que el sistema realiza para atenderlos en vez de abandonarlos a su suerte.

Inocente Peñaloza García

miércoles 12 de agosto de 2020

Portaleando | Turismo Criollo

La industria hotelera y restaurantera se encuentra entre las más castigadas por el paro y por el momento la reanudación de sus actividades es gradual, con severos límites en el aforo de huéspedes y comensales.

Inocente Peñaloza García

domingo 09 de agosto de 2020

Portaleando | En plena acción

Lo recomendable es acostumbrarse al cubreboca y no exponerse a sufrir el castigo –que no sanción− propuesto por algunos legisladores.

Inocente Peñaloza García

miércoles 05 de agosto de 2020

Portaleando | Clases a distancia

Se trata de un cambio obligado, no de un experimento, de modo que no es necesario discutir si esta educación es tan buena como la presencial y si puede sustituirla.

Inocente Peñaloza García

miércoles 15 de julio de 2020

Portaleando | Lista, la UAEM

La segunda quincena de este mes será dedicada a la aplicación del examen de ingreso que en esta ocasión se aplicará “desde casa” para evitar contagios entre sustentantes y aplicadores.

Inocente Peñaloza García

miércoles 01 de julio de 2020

Portaleando | Paulatino “regreso”

La sociedad va a tener que adoptar usos y costumbres que vayan de acuerdo con la nueva realidad, la que necesariamente y desde ahora distingue dos épocas: antes y después de la pandemia

Inocente Peñaloza García

Cargar Más