/ martes 2 de junio de 2020

“Recibos locos”

La Real Academia Española define LOCO como un adjetivo que denota “poco juicio, disparatado e imprudente”. En el caso de los “recibos locos” emitidos por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), yo agregaría incongruentes, viniendo del gobierno de AMLO, que olvida como Presidente el activismo que realizó como aspirante durante más de 20 años, para que en su natal Tabasco no se pagaran las tarifas eléctricas.

El argumento que tenía para incitar a sus paisanos a la resistencia civil, era que las tarifas eran muy altas y debían bajarse, de suerte que no pagar, era una forma de presionar a la CFE.

Ahora que encabeza el gobierno, ¿deberíamos darle una cucharada de su propio chocolate? No lo creo, pero sí es imperativo exigirle empatía y sensatez en un momento como el actual donde debido al Covid-19 y a las malas decisiones económicas de su gobierno, hemos perdido más de 500 mil empleos en unos meses y pagar tarifas normales de luz en la casa o en el negocio, significa en muchos casos decidir entre poner alimento en la mesa o pagar la nómina de los empleados.

Por eso, y ante las múltiples quejas que como representantes populares hemos recibido sobre los cobros excesivos realizados por la CFE en todo el país, que superan hasta por cuatro veces el consumo normal de esta temporada, legisladoras y legisladores del PRI presentamos la semana pasada un exhorto a la CFE para que atienda de forma prioritaria las quejas por cobros excesivos, brindando a los usuarios información puntual y satisfactoria sobre las tarifas que aplica.

También exigimos corregir abusos reportados por usuarios domésticos, comerciales, agrícolas e industriales, sin consumo de energía eléctrica porque sus actividades están interrumpidas y solicitamos implementar a la brevedad, mecanismos de apoyo a la economía de las familias, trabajadores del campo, a las micro, pequeñas y medianas empresas, a organismos de agua e instituciones que cuidan la seguridad y la salud durante el periodo de pandemia del COVID-19, garantizando el servicio de energía eléctrica evitando cortes o interrupciones en el suministro eléctrico.

Es urgente que el gobierno federal defina medidas para evitar cortes del servicio eléctrico, que pongan en riesgo la vida, la salud y la seguridad de las personas que por falta de recursos no puedan realizar los pagos correspondientes de estos “recibos locos”.

El gobierno que se comprometió con los más pobres, debe ser congruente y establecer estrategias para reducir, diferir o eliminar adeudos, de acuerdo con las circunstancias de los más vulnerables y durante el tiempo que dura la pandemia.

Es urgente una explicación, pero sobre todo la acción que evite abusos desde el poder. Subestimar un problema como éste o negarlo, parece un acto de temeridad, más que de ingenuidad, pues ya constatamos que cuando existe voluntad, sí es posible: el año pasado la CFE aplicó el “borrón y cuenta nueva” al condonar los adeudos de unos 500 mil tabasqueños. ¿Acaso fue con cargo a los “recibos locos”? Espero que no.


*Diputada federal mexiquense.

@AnaLiliaHerrera.

La Real Academia Española define LOCO como un adjetivo que denota “poco juicio, disparatado e imprudente”. En el caso de los “recibos locos” emitidos por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), yo agregaría incongruentes, viniendo del gobierno de AMLO, que olvida como Presidente el activismo que realizó como aspirante durante más de 20 años, para que en su natal Tabasco no se pagaran las tarifas eléctricas.

El argumento que tenía para incitar a sus paisanos a la resistencia civil, era que las tarifas eran muy altas y debían bajarse, de suerte que no pagar, era una forma de presionar a la CFE.

Ahora que encabeza el gobierno, ¿deberíamos darle una cucharada de su propio chocolate? No lo creo, pero sí es imperativo exigirle empatía y sensatez en un momento como el actual donde debido al Covid-19 y a las malas decisiones económicas de su gobierno, hemos perdido más de 500 mil empleos en unos meses y pagar tarifas normales de luz en la casa o en el negocio, significa en muchos casos decidir entre poner alimento en la mesa o pagar la nómina de los empleados.

Por eso, y ante las múltiples quejas que como representantes populares hemos recibido sobre los cobros excesivos realizados por la CFE en todo el país, que superan hasta por cuatro veces el consumo normal de esta temporada, legisladoras y legisladores del PRI presentamos la semana pasada un exhorto a la CFE para que atienda de forma prioritaria las quejas por cobros excesivos, brindando a los usuarios información puntual y satisfactoria sobre las tarifas que aplica.

También exigimos corregir abusos reportados por usuarios domésticos, comerciales, agrícolas e industriales, sin consumo de energía eléctrica porque sus actividades están interrumpidas y solicitamos implementar a la brevedad, mecanismos de apoyo a la economía de las familias, trabajadores del campo, a las micro, pequeñas y medianas empresas, a organismos de agua e instituciones que cuidan la seguridad y la salud durante el periodo de pandemia del COVID-19, garantizando el servicio de energía eléctrica evitando cortes o interrupciones en el suministro eléctrico.

Es urgente que el gobierno federal defina medidas para evitar cortes del servicio eléctrico, que pongan en riesgo la vida, la salud y la seguridad de las personas que por falta de recursos no puedan realizar los pagos correspondientes de estos “recibos locos”.

El gobierno que se comprometió con los más pobres, debe ser congruente y establecer estrategias para reducir, diferir o eliminar adeudos, de acuerdo con las circunstancias de los más vulnerables y durante el tiempo que dura la pandemia.

Es urgente una explicación, pero sobre todo la acción que evite abusos desde el poder. Subestimar un problema como éste o negarlo, parece un acto de temeridad, más que de ingenuidad, pues ya constatamos que cuando existe voluntad, sí es posible: el año pasado la CFE aplicó el “borrón y cuenta nueva” al condonar los adeudos de unos 500 mil tabasqueños. ¿Acaso fue con cargo a los “recibos locos”? Espero que no.


*Diputada federal mexiquense.

@AnaLiliaHerrera.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 15 de septiembre de 2020

¿Omisión o dimisión?

Las mujeres no daremos marcha atrás en la exigencia de una sociedad paritaria y libre de violencia donde se respeten a cabalidad nuestros derechos y se sancione a quienes los transgredan.

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 25 de agosto de 2020

A una década de acción

El jefe de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, reconoció que el gobierno federal está parcial y no totalmente comprometido con la agenda 2030 ¿Aún podemos albergar esperanza?

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 11 de agosto de 2020

Días cruciales

Este año el Congreso de la Unión aprobó tipificar la violencia política en razón de género; el camino todavía es largo, pues los congresos locales deben armonizar las leyes estatales

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 28 de julio de 2020

Con el precipicio al frente

Negar la realidad o ignorarla se va convirtiendo en una práctica socorrida

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 14 de julio de 2020

Recorte ilegal

La violencia contra las mujeres amenaza con incrementarse durante este sexenio; el lopezobradorismo ha recortado presupuestos y programas dirigidos a hacer valer los derechos de las mujeres mexicanas

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 30 de junio de 2020

Daños irreversibles

¿Cuál es la lógica de gastar 511 millones de pesos para comprar un estadio de beisbol y “ahorrar”, por ejemplo, los casi 300 millones de pesos del Fideicomiso 1738-3-Ciencia y Tecnología?

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 16 de junio de 2020

Arañas en Metepec

Arañas en Metepec

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 02 de junio de 2020

“Recibos locos”

“Recibos locos”

Ana Lilia Herrera Anzaldo

viernes 22 de mayo de 2020

Regreso a clases

Regreso a clases

Ana Lilia Herrera Anzaldo

martes 05 de mayo de 2020

La oposición propone ¿y el Ejecutivo?

La oposición propone ¿y el Ejecutivo?

Ana Lilia Herrera Anzaldo

Cargar Más