/ lunes 27 de enero de 2020

Reflexiones y Alucinaciones | ¿Auditor superior de fiscalización a modo?


Conforme a la convocatoria expedida el pasado día 9 de enero, por el Órgano de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización de la 60 Legislatura local, para elegir al titular de esa instancia fiscalizadora, se inscribieron, para ese efecto, hasta 35 aspirantes, según lo publicaron los medios informativos.

Al revisar la lista de aspirantes, me encontré con profesionales de respeto que podrían desempeñar con eficiencia dicho cargo, pero también con aspirantes que carecen de atributos para ser el Auditor Superior de Fiscalización de la entidad más importante del país. Sin embargo, de entre todos ellos, me llamó la atención sobre manera el nombre de Miroslava Carrillo Martínez, quien, a decir verdad, el curriculum que tiene, por sí mismo, la hace altamente competitiva, frente a los demás aspirantes. Pero, no sólo por su curriculum me llamó la atención, sino porque a leguas, es decir, desde ahora, se puede pronosticar que es ella por la que finalmente votarán los diputados morenistas, que son mayoría en la Cámara, más el voto de los otros partidos, sus socios.

Me atrevo a pronosticar el desenlace de esta contienda por los siguientes datos: el Auditor anterior, Fernando Baz Ferreira, dejó dicho cargo desde el 9 de agosto de 2019, después de 10 años de haberse desempeñado en el mismo, sirviendo al gobierno de Peña, de Eruviel y del actual; y sin embargo, y a pesar de la importancia del cargo, fue hasta este mes de enero -5 meses después- cuando se expide la convocatoria para elegir a su sucesor, lo que hace suponer que no se expidió antes, porque el elegido o el que será el elegido, aún los dioses del Olimpo o el Alfa del Olimpo aún no lo decidía.

Otro dato que nos induce a asegurar que el Auditor Superior de Fiscalización de la 60 Legislatura loca del Estado de México, será Miroslava Carrillo Martínez, es porque ésta es diputada federal por MORENA y porque solicitó licencia a la Cámara federal el 5 de diciembre de 2019, signo inequívoco de que ella será la designada por la Legislatura para cubrir dicho cargo durante el tiempo que le falta al gobierno de Alfredo del Mazo y, de seguro, durante el siguiente, que si los astros no se mueven, será de color moreno.

Cuando Fernando Baz Ferreira fue designado titular del órgano Superior de Fiscalización de la Legislatura local -allá en septiembre de 2009-, fue muy criticado por los partidos de oposición, que consideraron su nombramiento como “el retoro de los tiempos oscuros”, refiriéndose a los del PRI; fue, sin que haya duda, un nombramiento “a modo”, como se dice; su permanencia en dicho cargo, así lo confirma.

La historia parece repetirse, sólo con escenarios y actores distintos: en septiembre de 2009, fue el PRI con sus aliados los que designaron a Fernando Baz Ferreira, como Auditor Superior; hubo críticas por haber sido un Auditor a modo. En esta ocasión, será MORENA y sus aliados los que designen a Miroslava Carrillo Martínez para el mismo cargo. ¿Acaso no será, una vez más, un nombramiento a modo?

Para concluir estas alucinaciones, diré que en estos movimientos siempre hay ganadores y perdedores: en esta ocasión, uno de los ganadores será sin discusión alguna Higinio Martínez Miranda que anda allanando el camino para la gubernatura del Estado, pues nada más ni nada menos que Miroslava Carrillo Martínez es una mujer de sus confianzas. Una primicia más para mi noble audiencia: en breve habrá nuevo presidente del INAP, y si no cambian los vientos que hasta ahora le han sido favorables, será otro de sus cercanos, será Mauricio Valdez, el mismo que renunció al IAPEM, para irse con él. ¡El texcocano va por todas!

Misael Romero Andrade / romeromisael68@gmail.com


Conforme a la convocatoria expedida el pasado día 9 de enero, por el Órgano de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización de la 60 Legislatura local, para elegir al titular de esa instancia fiscalizadora, se inscribieron, para ese efecto, hasta 35 aspirantes, según lo publicaron los medios informativos.

Al revisar la lista de aspirantes, me encontré con profesionales de respeto que podrían desempeñar con eficiencia dicho cargo, pero también con aspirantes que carecen de atributos para ser el Auditor Superior de Fiscalización de la entidad más importante del país. Sin embargo, de entre todos ellos, me llamó la atención sobre manera el nombre de Miroslava Carrillo Martínez, quien, a decir verdad, el curriculum que tiene, por sí mismo, la hace altamente competitiva, frente a los demás aspirantes. Pero, no sólo por su curriculum me llamó la atención, sino porque a leguas, es decir, desde ahora, se puede pronosticar que es ella por la que finalmente votarán los diputados morenistas, que son mayoría en la Cámara, más el voto de los otros partidos, sus socios.

Me atrevo a pronosticar el desenlace de esta contienda por los siguientes datos: el Auditor anterior, Fernando Baz Ferreira, dejó dicho cargo desde el 9 de agosto de 2019, después de 10 años de haberse desempeñado en el mismo, sirviendo al gobierno de Peña, de Eruviel y del actual; y sin embargo, y a pesar de la importancia del cargo, fue hasta este mes de enero -5 meses después- cuando se expide la convocatoria para elegir a su sucesor, lo que hace suponer que no se expidió antes, porque el elegido o el que será el elegido, aún los dioses del Olimpo o el Alfa del Olimpo aún no lo decidía.

Otro dato que nos induce a asegurar que el Auditor Superior de Fiscalización de la 60 Legislatura loca del Estado de México, será Miroslava Carrillo Martínez, es porque ésta es diputada federal por MORENA y porque solicitó licencia a la Cámara federal el 5 de diciembre de 2019, signo inequívoco de que ella será la designada por la Legislatura para cubrir dicho cargo durante el tiempo que le falta al gobierno de Alfredo del Mazo y, de seguro, durante el siguiente, que si los astros no se mueven, será de color moreno.

Cuando Fernando Baz Ferreira fue designado titular del órgano Superior de Fiscalización de la Legislatura local -allá en septiembre de 2009-, fue muy criticado por los partidos de oposición, que consideraron su nombramiento como “el retoro de los tiempos oscuros”, refiriéndose a los del PRI; fue, sin que haya duda, un nombramiento “a modo”, como se dice; su permanencia en dicho cargo, así lo confirma.

La historia parece repetirse, sólo con escenarios y actores distintos: en septiembre de 2009, fue el PRI con sus aliados los que designaron a Fernando Baz Ferreira, como Auditor Superior; hubo críticas por haber sido un Auditor a modo. En esta ocasión, será MORENA y sus aliados los que designen a Miroslava Carrillo Martínez para el mismo cargo. ¿Acaso no será, una vez más, un nombramiento a modo?

Para concluir estas alucinaciones, diré que en estos movimientos siempre hay ganadores y perdedores: en esta ocasión, uno de los ganadores será sin discusión alguna Higinio Martínez Miranda que anda allanando el camino para la gubernatura del Estado, pues nada más ni nada menos que Miroslava Carrillo Martínez es una mujer de sus confianzas. Una primicia más para mi noble audiencia: en breve habrá nuevo presidente del INAP, y si no cambian los vientos que hasta ahora le han sido favorables, será otro de sus cercanos, será Mauricio Valdez, el mismo que renunció al IAPEM, para irse con él. ¡El texcocano va por todas!

Misael Romero Andrade / romeromisael68@gmail.com