/ miércoles 15 de diciembre de 2021

Repique Inocente | A usar el cubrebocas

Van ustedes a dispensar el arriba firmante, pero la presente tiene el propósito de pedirles encarecidamente —podría hacerlo en otros términos, pero la moral y buenas costumbres me lo impiden— a que no dejen de utilizar el cubrebocas este fin de año.

Verán. Hace cosa de un mes, el Instituto de Métrica y Evaluación en Salud de la Universidad de Washington, IHME, por sus siglas en inglés —como se dice en el argot periodístico— publicó un estudio en donde advirtió que era muy probable que en la república mexicana tengamos una cuarta ola de la pandemia de Covid-19.

Ahora mismo, en el estado de México la pandemia está en lo que los epidemiólogos denominan una meseta. De hecho, en una meseta muy baja, donde el promedio diario de casos en el último mes es de 132, frente a un promedio de mil 426 casos diarios del pasado mes de agosto. En estrictos términos matemáticos, es visible la disminución de los contagios del coronavirus.

El asunto es que el Instituto de Métrica y Evaluación en Salud de la Universidad de Washington —el estado, no la ciudad— advierte que existen condiciones para que se produzca una nueva oleada de contagios para mediados del mes de enero. Es decir, igualito que el año pasado, cuando después de las fiestas de Navidad y año nuevo los casos de Covid-19 se multiplicaron.

La predicción es posible. En el peor de los escenarios —sin cuidados, sin cubrebocas y con cachaza absoluta—, el referido centro de investigación advierte que en la cresta de la ola podrían registrarse entre 12 y 59 mil casos en un día en el estado de México —sí, específicamente para el estado de México— a finales de enero.

En un escenario “normal” podrían registrarse entre 523 y 5 mil 700 casos en el punto más alto de la cuarta ola.

Y si 95 por ciento de nosotros seguimos utilizando correctamente el cubrebocas, el mejor escenario sería tener 225 casos y 3 mil en un escenario de alto contagio.

Pues de ahí es que el arriba firmante suplica, encarecidamente, que sigamos utilizando el cubrebocas en el espacio público.

La movilidad va a crecer y ese factor incide en el contagio. Es tiempo de compras y de aglomeraciones en los centros comerciales, tiendas de autoservicio y áreas comerciales de pueblos y ciudades. También es tiempo de reuniones familiares, de trabajo, de amigos y conocidos. Existe, por lo tanto, un riesgo mayor de contagio de Covid-19, e incluso de reinfección, dadas las variantes que existen del coronavirus SARS-Cov-2.

El Instituto de Métrica y Evaluación plantea que lo único que puede detener o contener el tamaño de la cuarta ola es el uso del cubrebocas y la aplicación de la vacuna. Por fortuna, en este sentido en el estado de México tenemos un 88 por ciento de avance en la aplicación de la vacuna contra la Covid.

Y la otra parte la tenemos que hacer nosotros, seres de carne y hueso, expuestos a un coronavirus del que no conocemos demasiado. La sana distancia será casi imposible. La movilidad crecerá. Nos quedan las vacunas y el uso del cubrebocas. De nosotros depende.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.

Van ustedes a dispensar el arriba firmante, pero la presente tiene el propósito de pedirles encarecidamente —podría hacerlo en otros términos, pero la moral y buenas costumbres me lo impiden— a que no dejen de utilizar el cubrebocas este fin de año.

Verán. Hace cosa de un mes, el Instituto de Métrica y Evaluación en Salud de la Universidad de Washington, IHME, por sus siglas en inglés —como se dice en el argot periodístico— publicó un estudio en donde advirtió que era muy probable que en la república mexicana tengamos una cuarta ola de la pandemia de Covid-19.

Ahora mismo, en el estado de México la pandemia está en lo que los epidemiólogos denominan una meseta. De hecho, en una meseta muy baja, donde el promedio diario de casos en el último mes es de 132, frente a un promedio de mil 426 casos diarios del pasado mes de agosto. En estrictos términos matemáticos, es visible la disminución de los contagios del coronavirus.

El asunto es que el Instituto de Métrica y Evaluación en Salud de la Universidad de Washington —el estado, no la ciudad— advierte que existen condiciones para que se produzca una nueva oleada de contagios para mediados del mes de enero. Es decir, igualito que el año pasado, cuando después de las fiestas de Navidad y año nuevo los casos de Covid-19 se multiplicaron.

La predicción es posible. En el peor de los escenarios —sin cuidados, sin cubrebocas y con cachaza absoluta—, el referido centro de investigación advierte que en la cresta de la ola podrían registrarse entre 12 y 59 mil casos en un día en el estado de México —sí, específicamente para el estado de México— a finales de enero.

En un escenario “normal” podrían registrarse entre 523 y 5 mil 700 casos en el punto más alto de la cuarta ola.

Y si 95 por ciento de nosotros seguimos utilizando correctamente el cubrebocas, el mejor escenario sería tener 225 casos y 3 mil en un escenario de alto contagio.

Pues de ahí es que el arriba firmante suplica, encarecidamente, que sigamos utilizando el cubrebocas en el espacio público.

La movilidad va a crecer y ese factor incide en el contagio. Es tiempo de compras y de aglomeraciones en los centros comerciales, tiendas de autoservicio y áreas comerciales de pueblos y ciudades. También es tiempo de reuniones familiares, de trabajo, de amigos y conocidos. Existe, por lo tanto, un riesgo mayor de contagio de Covid-19, e incluso de reinfección, dadas las variantes que existen del coronavirus SARS-Cov-2.

El Instituto de Métrica y Evaluación plantea que lo único que puede detener o contener el tamaño de la cuarta ola es el uso del cubrebocas y la aplicación de la vacuna. Por fortuna, en este sentido en el estado de México tenemos un 88 por ciento de avance en la aplicación de la vacuna contra la Covid.

Y la otra parte la tenemos que hacer nosotros, seres de carne y hueso, expuestos a un coronavirus del que no conocemos demasiado. La sana distancia será casi imposible. La movilidad crecerá. Nos quedan las vacunas y el uso del cubrebocas. De nosotros depende.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 03 de agosto de 2022

Repique Inocente | Sepulcros blanqueados

Las elecciones internas de Morena tuvieron un timbre de escándalo. Y sus adversarios, desmemoriados, se rasgaron las vestiduras por tantas anomalías.

Felipe González

jueves 21 de julio de 2022

Repique Inocente | Inseguridad

Al gobierno municipal de Raymundo Martínez Carbajal le está costando mucho trabajo revertir la herencia del deterioro que dejó su antecesor y el antecesor de éste

Felipe González

miércoles 29 de junio de 2022

Repique Inocente | Injusticia

Las desgracias se suceden de forma vertiginosa. Apenas estamos digiriendo una, cuando ya hay otra fatalidad semejante o mayor.

Felipe González

miércoles 22 de junio de 2022

Repique Inocente | Acomodar las calabazas

Varios aspirantes y aspirantas buscan la candidatura de sus respectivas fuerzas políticas. ¿Qué entelequia le van a ofrecer al Estado de México?

Felipe González

viernes 17 de junio de 2022

Repique inocente | Carrera de wanabis

Ahora que Morena abrió la carrera por la gubernatura, la clase política mexiquense se concentrará en la competencia, dejando de lado sus responsabilidades.

Felipe González

miércoles 01 de junio de 2022

Repique Inocente | Matarlos de hambre

Hay muchos políticos en México que preferirían ver al periodismo en calidad de cadáver. Que quisieran acallar las críticas y los cuestionamientos.

Felipe González

miércoles 25 de mayo de 2022

 Repique Inocente | Sin pasarela

El Sol de Toluca es, sin duda, el diario de referencia en el estado de México. Por su periodismo y por sus 75 años de vida.

Felipe González

miércoles 11 de mayo de 2022

Repique Inocente | Deterioro paulatino

Conforme avanza el tiempo, se agotará la capacidad para soportar las carencias en servicios y obras públicas en Toluca.

Felipe González

Cargar Más