/ miércoles 9 de junio de 2021

Repique inocente | El ciudadano premió y castigó


Una primera ojeada al futuro mapa político del estado de México muestra un avance de la alianza del PAN, PRI y PRD —en orden de registro— frente al Movimiento Regeneración Nacional y sus aliados.

Una segunda lectura apunta a que PAN, PRI y PRD no pueden cantar victoria. En algunos distritos y municipios la división condujo a que carguen con una derrota por no haber concretado la coalición.

Un tercer rubro que deja el análisis es que los candidatos de Morena que fueron derrotados pecaron de soberbia. Y que fueron afectados directa o indirectamente por la falta de respuesta a las expectativas que formularon en su ejercicio gubernamental.

El papel fundamental en todo esto lo tiene el ciudadano, que parece haber comprendido que puede dar y quitar. Que tiene la certeza de que la era del Partido Oficial —así, con mayúsculas—, monolítico, todopoderoso, dador y creador, fuente de la ideología del mexicano promedio, quedó en el pasado. Por lo tanto, que sabe que puede ejercer su voluntad en la democracia como una imperfecta forma de gobierno, pero también la más adecuada para repartir y equilibrar el ejercicio del poder.

Así se observa en los resultados de la elección del domingo. El ciudadano premió y castigó por igual.

Por ejemplo, el próximo trienio, el PRI encabezará las fórmulas de gobierno en 48 municipios. 22 de ellos ganados con sus propios candidatos y sin alianza. El PAN, por su parte, tendrá 19 gobiernos, incluyendo los cuatro que ganó sólo. Y Morena también fue beneficiario del desgaste y la degradación del ejercicio de la política, al ganar municipios como Chimalhuacán e Ixtapaluca, que la organización Antorcha Campesina consideraba como suyos —y que sin los recursos propios de la política de manifestación y chantaje, no pudo conservar por la vía electoral—.

La expresión de la conciencia cívica sensible y exigente se hizo vigente en el voto. Muchos de los buscaron reelegirse tendrían que ver una lección en el hecho de que las expectativas incumplidas pasan factura más que nunca.

Ahí está el caso de los diputados que buscaban repetir en la curul, engreídos en un presidente y el emblema de un movimiento, pero con exiguos resultados, demasiados pendientes, con un pronunciado deterioro en su imagen y, por la pandemia, sumidos en una oscuridad impenetrable —salvo casos excepcionales—.

Lo mismo podría decirse de algunos presidentes municipales que buscaban validar un segundo mandato: ajenos, delicados ante la crítica, demagogos, fatuos.

Y algunos candidatos también pecaron de exceso de confianza. Rechazaron ir en coalición y prefirieron competir con las siglas de su partido, terminando derrotados por una alianza que sí se concretó.

Ellos cargan con el baldón de la derrota. Porque la victoria es, ante todo, ciudadana, porque es la confirmación de que la voluntad popular es más fuerte que las ambiciones de los políticos.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.


Una primera ojeada al futuro mapa político del estado de México muestra un avance de la alianza del PAN, PRI y PRD —en orden de registro— frente al Movimiento Regeneración Nacional y sus aliados.

Una segunda lectura apunta a que PAN, PRI y PRD no pueden cantar victoria. En algunos distritos y municipios la división condujo a que carguen con una derrota por no haber concretado la coalición.

Un tercer rubro que deja el análisis es que los candidatos de Morena que fueron derrotados pecaron de soberbia. Y que fueron afectados directa o indirectamente por la falta de respuesta a las expectativas que formularon en su ejercicio gubernamental.

El papel fundamental en todo esto lo tiene el ciudadano, que parece haber comprendido que puede dar y quitar. Que tiene la certeza de que la era del Partido Oficial —así, con mayúsculas—, monolítico, todopoderoso, dador y creador, fuente de la ideología del mexicano promedio, quedó en el pasado. Por lo tanto, que sabe que puede ejercer su voluntad en la democracia como una imperfecta forma de gobierno, pero también la más adecuada para repartir y equilibrar el ejercicio del poder.

Así se observa en los resultados de la elección del domingo. El ciudadano premió y castigó por igual.

Por ejemplo, el próximo trienio, el PRI encabezará las fórmulas de gobierno en 48 municipios. 22 de ellos ganados con sus propios candidatos y sin alianza. El PAN, por su parte, tendrá 19 gobiernos, incluyendo los cuatro que ganó sólo. Y Morena también fue beneficiario del desgaste y la degradación del ejercicio de la política, al ganar municipios como Chimalhuacán e Ixtapaluca, que la organización Antorcha Campesina consideraba como suyos —y que sin los recursos propios de la política de manifestación y chantaje, no pudo conservar por la vía electoral—.

La expresión de la conciencia cívica sensible y exigente se hizo vigente en el voto. Muchos de los buscaron reelegirse tendrían que ver una lección en el hecho de que las expectativas incumplidas pasan factura más que nunca.

Ahí está el caso de los diputados que buscaban repetir en la curul, engreídos en un presidente y el emblema de un movimiento, pero con exiguos resultados, demasiados pendientes, con un pronunciado deterioro en su imagen y, por la pandemia, sumidos en una oscuridad impenetrable —salvo casos excepcionales—.

Lo mismo podría decirse de algunos presidentes municipales que buscaban validar un segundo mandato: ajenos, delicados ante la crítica, demagogos, fatuos.

Y algunos candidatos también pecaron de exceso de confianza. Rechazaron ir en coalición y prefirieron competir con las siglas de su partido, terminando derrotados por una alianza que sí se concretó.

Ellos cargan con el baldón de la derrota. Porque la victoria es, ante todo, ciudadana, porque es la confirmación de que la voluntad popular es más fuerte que las ambiciones de los políticos.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 22 de septiembre de 2021

Repique inocente | Clase

Clase

Felipe González

miércoles 15 de septiembre de 2021

Repique Inocente | Ungüentos

Se ha comenzado a re-escribir el relato de algunos episodios de la historia nacional. ¿Cambiará ese acto cosmético la vida del mexicano común y corriente?

Felipe González

miércoles 08 de septiembre de 2021

Repique Inocente | Buenos y malos

Dice la máxima que la política es el arte de resolver problemas. Pero a algunos políticos sólo emplean sus capacidades en hacer discursos grandilocuentes, que no resuelven nada.

Felipe González

miércoles 01 de septiembre de 2021

Repique Inocente | Un día cualquiera

En muy pocos años el día del informe presidencial, el 1 de septiembre, se volvió un día cualquiera, sin el relumbrón de papelitos tricolores y multitudes vitoreando.

Felipe González

miércoles 25 de agosto de 2021

Repique Inocente | Los Derechos Humanos, son de los humanos

Algunas organizaciones de derechos humanos pretenden que la Ley de Amnistía se acomode a sus intereses. Se olvidan de los derechos de las víctimas y sus familias. Además de abonar a la leyenda negra de que estos organismos defienden delincuentes.

Felipe González

miércoles 11 de agosto de 2021

Repique Inocente | Que rueden cabezas

En los deportes y en la vida pública, los mexicanos adoramos el momento en que vemos caer estrepitosamente de su encargo a algún alto funcionario.

Felipe González

miércoles 04 de agosto de 2021

 Repique inocente | Medallas olímpicas

A los medallistas olímpicos mexicanos les quemaremos incienso unos días. Después olvidaremos que sus deportes y el olimpismo existen.

Felipe González

miércoles 28 de julio de 2021

Repique Inocente | A vacunarse

A vacunarse

Felipe González

Cargar Más