/ jueves 21 de julio de 2022

Repique Inocente | Inseguridad

La percepción de inseguridad en Toluca se ha deteriorado paulatina e inexorablemente. En mucho tiempo no ha habido vuelta atrás en las cifras que muestran temor y peligro.

El arriba firmante no tiene ni el menor resquicio de duda para afirmar, cuantas veces sea necesario, que la administración municipal que encabezó Juan Rodolfo Sánchez en Toluca el trienio pasado ha sido el peor gobierno municipal de la capital mexiquense en décadas.

Tampoco tiene empacho para apuntar su dedo flamígero —qué imagen más bonita— y señalar que al gobierno municipal de Raymundo Martínez Carbajal le está costando mucho trabajo revertir la herencia del deterioro que dejó su antecesor y el antecesor de éste. Por aquí y por allá hay evidencias. Las calles llenas de agujeros son un ejemplo. La falta de iluminación en cualquiera de las delegaciones, otro.

Y de la inseguridad, ni hablar.

En diciembre del año pasado, justo cuando cerró el trienio pasado, 81.7 por ciento de los toluqueños mayores de 18 años respondieron a la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que se sentían inseguros en su ciudad. En el corte del 15 de junio de la misma encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía —que no está “cuchareada”, porque reporta datos de 90 ciudades del país—, 84 de cada 100 ciudadanos de Toluca respondieron que se sienten inseguros.

Cualquiera que pueda hacer una simple operación aritmética se da cuenta de que hubo un menoscabo. No muy pronunciado, porque se trata de dos puntos porcentuales, pero empeoró en seis meses la percepción de inseguridad.

Es cierto que en esos primeros seis meses la policía municipal de Toluca no tuvo patrullas. También es cierto que los policías tuvieron que recorrer el municipio “a patín”. Se podría decir que la carencia de patrullas propias incidió en la sensación de inseguridad. También se podría decir que los recorridos a pie resultaron infructuosos.

Y ni hablar del factor confianza, porque entonces tendría que remitirme a los videos en los cuales la policía de Toluca sale mal parada. Aún y cuando se trate de malas interpretaciones o hechos sacados de contexto.

En las llamadas mesas de coordinación territorial para la construcción de la paz se ha insistido en más de una ocasión que en Toluca han disminuido los hechos delictivos de alto impacto. Aún así la percepción de inseguridad en la capital del estado de México superó en 16 puntos la tasa a nivel nacional, que fue de 67.4 por ciento.

Además, la encuesta del Inegi muestra también un detrimento en las relaciones vecinales: durante el segundo trimestre de 2022, 42 por ciento de la población de 18 años y más tuvo algún conflicto o enfrentamiento, de manera directa, con familiares, vecinos, compañeros de trabajo o escuela, establecimientos o con autoridades de gobierno. Del primero al segundo trimestre del año este indicador se deterioró cinco puntos porcentuales.

La descomposición es un hecho. El modelo policial y gubernamental para incidir en la seguridad necesita mucho más.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.

La percepción de inseguridad en Toluca se ha deteriorado paulatina e inexorablemente. En mucho tiempo no ha habido vuelta atrás en las cifras que muestran temor y peligro.

El arriba firmante no tiene ni el menor resquicio de duda para afirmar, cuantas veces sea necesario, que la administración municipal que encabezó Juan Rodolfo Sánchez en Toluca el trienio pasado ha sido el peor gobierno municipal de la capital mexiquense en décadas.

Tampoco tiene empacho para apuntar su dedo flamígero —qué imagen más bonita— y señalar que al gobierno municipal de Raymundo Martínez Carbajal le está costando mucho trabajo revertir la herencia del deterioro que dejó su antecesor y el antecesor de éste. Por aquí y por allá hay evidencias. Las calles llenas de agujeros son un ejemplo. La falta de iluminación en cualquiera de las delegaciones, otro.

Y de la inseguridad, ni hablar.

En diciembre del año pasado, justo cuando cerró el trienio pasado, 81.7 por ciento de los toluqueños mayores de 18 años respondieron a la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que se sentían inseguros en su ciudad. En el corte del 15 de junio de la misma encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía —que no está “cuchareada”, porque reporta datos de 90 ciudades del país—, 84 de cada 100 ciudadanos de Toluca respondieron que se sienten inseguros.

Cualquiera que pueda hacer una simple operación aritmética se da cuenta de que hubo un menoscabo. No muy pronunciado, porque se trata de dos puntos porcentuales, pero empeoró en seis meses la percepción de inseguridad.

Es cierto que en esos primeros seis meses la policía municipal de Toluca no tuvo patrullas. También es cierto que los policías tuvieron que recorrer el municipio “a patín”. Se podría decir que la carencia de patrullas propias incidió en la sensación de inseguridad. También se podría decir que los recorridos a pie resultaron infructuosos.

Y ni hablar del factor confianza, porque entonces tendría que remitirme a los videos en los cuales la policía de Toluca sale mal parada. Aún y cuando se trate de malas interpretaciones o hechos sacados de contexto.

En las llamadas mesas de coordinación territorial para la construcción de la paz se ha insistido en más de una ocasión que en Toluca han disminuido los hechos delictivos de alto impacto. Aún así la percepción de inseguridad en la capital del estado de México superó en 16 puntos la tasa a nivel nacional, que fue de 67.4 por ciento.

Además, la encuesta del Inegi muestra también un detrimento en las relaciones vecinales: durante el segundo trimestre de 2022, 42 por ciento de la población de 18 años y más tuvo algún conflicto o enfrentamiento, de manera directa, con familiares, vecinos, compañeros de trabajo o escuela, establecimientos o con autoridades de gobierno. Del primero al segundo trimestre del año este indicador se deterioró cinco puntos porcentuales.

La descomposición es un hecho. El modelo policial y gubernamental para incidir en la seguridad necesita mucho más.

***

Director del noticiario Así Sucede de Grupo Acir Toluca.

Mail: felgonre@gmail.com. Twitter: @FelipeGlz.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 03 de agosto de 2022

Repique Inocente | Sepulcros blanqueados

Las elecciones internas de Morena tuvieron un timbre de escándalo. Y sus adversarios, desmemoriados, se rasgaron las vestiduras por tantas anomalías.

Felipe González

jueves 21 de julio de 2022

Repique Inocente | Inseguridad

Al gobierno municipal de Raymundo Martínez Carbajal le está costando mucho trabajo revertir la herencia del deterioro que dejó su antecesor y el antecesor de éste

Felipe González

miércoles 29 de junio de 2022

Repique Inocente | Injusticia

Las desgracias se suceden de forma vertiginosa. Apenas estamos digiriendo una, cuando ya hay otra fatalidad semejante o mayor.

Felipe González

miércoles 22 de junio de 2022

Repique Inocente | Acomodar las calabazas

Varios aspirantes y aspirantas buscan la candidatura de sus respectivas fuerzas políticas. ¿Qué entelequia le van a ofrecer al Estado de México?

Felipe González

viernes 17 de junio de 2022

Repique inocente | Carrera de wanabis

Ahora que Morena abrió la carrera por la gubernatura, la clase política mexiquense se concentrará en la competencia, dejando de lado sus responsabilidades.

Felipe González

miércoles 01 de junio de 2022

Repique Inocente | Matarlos de hambre

Hay muchos políticos en México que preferirían ver al periodismo en calidad de cadáver. Que quisieran acallar las críticas y los cuestionamientos.

Felipe González

miércoles 25 de mayo de 2022

 Repique Inocente | Sin pasarela

El Sol de Toluca es, sin duda, el diario de referencia en el estado de México. Por su periodismo y por sus 75 años de vida.

Felipe González

miércoles 11 de mayo de 2022

Repique Inocente | Deterioro paulatino

Conforme avanza el tiempo, se agotará la capacidad para soportar las carencias en servicios y obras públicas en Toluca.

Felipe González

Cargar Más