/ martes 5 de julio de 2022

Rescate Tierra | Entre la vida y la muerte 


La resolución de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos, revocando el derecho constitucional al aborto, después de 50 años de aprobarse, reabre una discusión de mucho tiempo en el mundo. ¿Cuándo se considera al producto de la concepción, un ser vivo? Y si es un ser vivo, ¿es delito matarlo?

Algunos estados de la unión americana, en consecuencia, han aprobado resoluciones muy restrictivas como Oklahoma, que, desde el momento de la concepción, lo prohíbe.

Luego entonces, en Oklahoma, cuanto se tienen relaciones sexuales, si el esperma fecunda al óvulo, la cesación del proceso sería considerado aborto.

La discusión no es menor. Circunscribirla a una protesta pública con el adjetivo de derechos humanos, porque la mujer que engendra, tiene derecho a hacer con su cuerpo lo que quiera y el feto, producto, mórula, no son más que un apéndice de su cuerpo, un pedazo de carne que no es un ser vivo y por lo tanto puede cortarlo, expulsarlo, succionarlo, desmembrarlo, quemarlo químicamente, terminar con el proceso por algún medio.

Considerar que decisión tan importante es consecuencia de mayorías o minorías en la Suprema Corte y no porque un grupo de jueces, analizando los conceptos determinantes para considerar a un ser vivo, humano, llegaran a la conclusión de defender ese pedacito de carne que después de 9 meses dirá, Mamá o Papá, pidiendo atención y comida.

Tal vez haya quienes argumenten las razones para traer niños a un mundo amenazado por la guerra, el calentamiento global, las pandemias, la destrucción del medio ambiente, la pobreza, trata de personas, abuso infantil, gobierno del crimen organizado, narco-gobiernos.

¿Para que traer a sufrir otro individuo? Mejor matarlo, sin considerar que tal razonamiento hubiera podido impedir, nuestro nacimiento.

Cuando un ser vivo, esta vivo, se discute. Algunos coinciden con los jueces de Oklahoma, es a la concepción, otros consideran 4 semanas de gestación, unos más 9 semanas, lugares hay donde hasta las 14 semanas se permite abortar e incluso hay casos donde, casi en cualquier etapa de la gestación, el aborto es legal.

México no esta exento de las argumentaciones a favor y en contra. Hay grupos pro-vida y anti-vida. Ambos hacen manifestaciones exponiendo reflexiones, defendiendo su postura y quizá, dependiendo de quien gobierne, la posición a favor o en contra del aborto cambiara, como se cambia de moda.

En general parece haber poco amor a la vida. Hay más un deseo de supervivencia en la jungla moderna que nos toco vivir y en tal sentido el enfoque va dirigido a: ¿Qué comeremos? ¿Qué vestiremos? ¿Cuál será nuestro trabajo? ¿Quién será la novia o novio? ¿Qué estudiaremos? ¿Dónde viviremos? ¿Qué carro tendremos? ¿Cómo viajar?

Y si pensamos diferente al grupo, quien nos defenderá por ser diferentes. El derecho a expresarnos será respetado o nos impondrán las ideas de quienes más gritan y amenazan. Podré ser escuchado o me tacharan de incongruente e intolerante.

El caso es que, Estados Unidos, se salió de la corriente unificadora que recorría el mundo intentando legalizar actos que al parecer, no eran aceptados por la mayoría.

Licenciado en Comunicación por la UAEM

Maestrando en Periodismo Político por la Carlos Septien

Correo pedro_gomez77@hotmail.com



La resolución de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos, revocando el derecho constitucional al aborto, después de 50 años de aprobarse, reabre una discusión de mucho tiempo en el mundo. ¿Cuándo se considera al producto de la concepción, un ser vivo? Y si es un ser vivo, ¿es delito matarlo?

Algunos estados de la unión americana, en consecuencia, han aprobado resoluciones muy restrictivas como Oklahoma, que, desde el momento de la concepción, lo prohíbe.

Luego entonces, en Oklahoma, cuanto se tienen relaciones sexuales, si el esperma fecunda al óvulo, la cesación del proceso sería considerado aborto.

La discusión no es menor. Circunscribirla a una protesta pública con el adjetivo de derechos humanos, porque la mujer que engendra, tiene derecho a hacer con su cuerpo lo que quiera y el feto, producto, mórula, no son más que un apéndice de su cuerpo, un pedazo de carne que no es un ser vivo y por lo tanto puede cortarlo, expulsarlo, succionarlo, desmembrarlo, quemarlo químicamente, terminar con el proceso por algún medio.

Considerar que decisión tan importante es consecuencia de mayorías o minorías en la Suprema Corte y no porque un grupo de jueces, analizando los conceptos determinantes para considerar a un ser vivo, humano, llegaran a la conclusión de defender ese pedacito de carne que después de 9 meses dirá, Mamá o Papá, pidiendo atención y comida.

Tal vez haya quienes argumenten las razones para traer niños a un mundo amenazado por la guerra, el calentamiento global, las pandemias, la destrucción del medio ambiente, la pobreza, trata de personas, abuso infantil, gobierno del crimen organizado, narco-gobiernos.

¿Para que traer a sufrir otro individuo? Mejor matarlo, sin considerar que tal razonamiento hubiera podido impedir, nuestro nacimiento.

Cuando un ser vivo, esta vivo, se discute. Algunos coinciden con los jueces de Oklahoma, es a la concepción, otros consideran 4 semanas de gestación, unos más 9 semanas, lugares hay donde hasta las 14 semanas se permite abortar e incluso hay casos donde, casi en cualquier etapa de la gestación, el aborto es legal.

México no esta exento de las argumentaciones a favor y en contra. Hay grupos pro-vida y anti-vida. Ambos hacen manifestaciones exponiendo reflexiones, defendiendo su postura y quizá, dependiendo de quien gobierne, la posición a favor o en contra del aborto cambiara, como se cambia de moda.

En general parece haber poco amor a la vida. Hay más un deseo de supervivencia en la jungla moderna que nos toco vivir y en tal sentido el enfoque va dirigido a: ¿Qué comeremos? ¿Qué vestiremos? ¿Cuál será nuestro trabajo? ¿Quién será la novia o novio? ¿Qué estudiaremos? ¿Dónde viviremos? ¿Qué carro tendremos? ¿Cómo viajar?

Y si pensamos diferente al grupo, quien nos defenderá por ser diferentes. El derecho a expresarnos será respetado o nos impondrán las ideas de quienes más gritan y amenazan. Podré ser escuchado o me tacharan de incongruente e intolerante.

El caso es que, Estados Unidos, se salió de la corriente unificadora que recorría el mundo intentando legalizar actos que al parecer, no eran aceptados por la mayoría.

Licenciado en Comunicación por la UAEM

Maestrando en Periodismo Político por la Carlos Septien

Correo pedro_gomez77@hotmail.com


ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 29 de junio de 2022

Rescate Tierra | Estado fallido… o quizá no 

El Estado es un ente, consolidado por un acuerdo plasmado en la Constitución Mexicana, estableciendo las reglas de su integración y para su prevalencía es necesario el cumplimiento del contrato. 

Pedro Gómez

martes 21 de junio de 2022

Rescate Tierra | Él quería llegar. Llegó…

Encantan a las personas con su visión quejumbrosa del mundo. Se alían con individuos e instituciones que aprovechan su ira, para manipular a conveniencia los resultados. Lo importante es el poder, no servir. 

Pedro Gómez

martes 14 de junio de 2022

Rescate Tierra | La Joya de la Corona 2023

Los aspirantes al gobierno del Estado de México

Pedro Gómez

Cargar Más