/ martes 27 de abril de 2021

Rescate Tierra | La Silla

Símbolo de poder, durante sexenios ha sido exhibida en fotos, posters, videos, eventos y charlas, de quienes están inmersos en ese ambiente, el político, el del poder, el trono del mandatario en turno.

Tan emblemática es la silla, que hasta películas se han hecho de ella y una serie mundialmente famosa por mostrar con crudeza y sin pudor, las pasiones a las que están expuestos, quienes depositan sus posaderas en tal asiento.

Juego de Tronos se llama la serie, digo se llama, porque con las redes sociales, la vigencia y permanencia de los programas exitosos, se extiende en el tiempo, más allá del final de temporadas.

Cuando comencé a verla, me impresionó la fuerza de su argumento. La construcción de la historia narró las relaciones incestuosas de dos hermanos intentando ocultar su pecado, sin importarles matar niños, mujeres y varones, provocando guerras a base de mentiras e intrigas, desacreditando personas, sin nadie que les llame la atención, porque el Rey, es un borracho, amante de la cacería, las mujeres y el poder, sin razón y sin justicia. Que empobreció al pueblo con abusos y engaños.

Para ayudar al Rey en su gobierno hay un grupo de élite que sobrevive en sus cargos de reino a reino, haciéndose expertos en el amor al dinero, la trata de personas, el comercio de cargos públicos, la zalamería, la construcción de armas, el Ejercito, brujos, sabios y homosexuales.

La similitud de la serie con las formas de ejercer el gobierno, en el pasado y el presente, es, ficción y realidad. Porque el hombre es el mismo a través del tiempo, tiene emociones, hormonas, celo, sabiduría, pereza, ganas de trabajar, holgazanear, abusar, matar, adulterar, mentir, drogarse, trabajar en exceso. Llegando a ser sabio en su propia opinión, que no admite reclamo alguno, un pusilánime que no sabe tomar decisiones y actuar, un mitómano que nunca se equivoca, y del que todos quieren abusar o una persona centrada, ecuánime, que sabe tomar decisiones para beneficiar al pueblo y no simplemente, cumplir sus caprichos.

Hay traiciones en toda la serie, al pueblo, a la esposa, al amigo que se le ofrece un cargo y luego se le hace a un lado, a las familias, los hermanos, los líderes religiosos, los científicos. Momento cumbre de la serie, quizá el más importante, es cuando la reina incestuosa es descubierta y exhibida. Haciéndola caminar desnuda ante el pueblo que la juzgó y le escupió como forma de venganza, pero sin beneficio para ellos. Concluye su recorrido, asume el poder y su familia se destruye ante los excesos, ella, con los sentidos cauterizados y sin sentimiento de culpa, pierde toda noción de vergüenza y de razón, comenzando a destruir al pueblo que la empoderó primero y la humilló después.

La serie concluye con su muerte y con la muerte del héroe, que ocuparía su lugar, por haberse enfermado del mismo deseo insaciable, de poder y de venganza. Un programa que nos ayuda a comprender las intrigas palaciegas de quienes, ante el poder, pierden el piso, olvidando todo sentido de decencia y de lealtad.

Símbolo de poder, durante sexenios ha sido exhibida en fotos, posters, videos, eventos y charlas, de quienes están inmersos en ese ambiente, el político, el del poder, el trono del mandatario en turno.

Tan emblemática es la silla, que hasta películas se han hecho de ella y una serie mundialmente famosa por mostrar con crudeza y sin pudor, las pasiones a las que están expuestos, quienes depositan sus posaderas en tal asiento.

Juego de Tronos se llama la serie, digo se llama, porque con las redes sociales, la vigencia y permanencia de los programas exitosos, se extiende en el tiempo, más allá del final de temporadas.

Cuando comencé a verla, me impresionó la fuerza de su argumento. La construcción de la historia narró las relaciones incestuosas de dos hermanos intentando ocultar su pecado, sin importarles matar niños, mujeres y varones, provocando guerras a base de mentiras e intrigas, desacreditando personas, sin nadie que les llame la atención, porque el Rey, es un borracho, amante de la cacería, las mujeres y el poder, sin razón y sin justicia. Que empobreció al pueblo con abusos y engaños.

Para ayudar al Rey en su gobierno hay un grupo de élite que sobrevive en sus cargos de reino a reino, haciéndose expertos en el amor al dinero, la trata de personas, el comercio de cargos públicos, la zalamería, la construcción de armas, el Ejercito, brujos, sabios y homosexuales.

La similitud de la serie con las formas de ejercer el gobierno, en el pasado y el presente, es, ficción y realidad. Porque el hombre es el mismo a través del tiempo, tiene emociones, hormonas, celo, sabiduría, pereza, ganas de trabajar, holgazanear, abusar, matar, adulterar, mentir, drogarse, trabajar en exceso. Llegando a ser sabio en su propia opinión, que no admite reclamo alguno, un pusilánime que no sabe tomar decisiones y actuar, un mitómano que nunca se equivoca, y del que todos quieren abusar o una persona centrada, ecuánime, que sabe tomar decisiones para beneficiar al pueblo y no simplemente, cumplir sus caprichos.

Hay traiciones en toda la serie, al pueblo, a la esposa, al amigo que se le ofrece un cargo y luego se le hace a un lado, a las familias, los hermanos, los líderes religiosos, los científicos. Momento cumbre de la serie, quizá el más importante, es cuando la reina incestuosa es descubierta y exhibida. Haciéndola caminar desnuda ante el pueblo que la juzgó y le escupió como forma de venganza, pero sin beneficio para ellos. Concluye su recorrido, asume el poder y su familia se destruye ante los excesos, ella, con los sentidos cauterizados y sin sentimiento de culpa, pierde toda noción de vergüenza y de razón, comenzando a destruir al pueblo que la empoderó primero y la humilló después.

La serie concluye con su muerte y con la muerte del héroe, que ocuparía su lugar, por haberse enfermado del mismo deseo insaciable, de poder y de venganza. Un programa que nos ayuda a comprender las intrigas palaciegas de quienes, ante el poder, pierden el piso, olvidando todo sentido de decencia y de lealtad.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 21 de abril de 2021

Rescate Tierra | Plantar vida o sembrar muerte 

El problema es que no hay personal para atender los incendios, porque se quitó el presupuesto, para contratar personal que asista las emergencias en la CONAFOR. 

Pedro Gómez

miércoles 24 de marzo de 2021

Rescate Tierra | Grietas del suelo en San Pablo Autopan 

En Toluca, escarbaba la gente 1 metro y encontraba agua, hoy tenemos pozos de 150, 200 y 250 metros de profundidad.

Pedro Gómez

Cargar Más