/ sábado 5 de diciembre de 2020

Resignificado de los DDHH | Día de los Derechos Humanos

“¿Dónde, después de todo, empiezan los derechos humanos? En los lugares pequeños, cerca del hogar, tan cerca y tan pequeños que no pueden ser vistos en los mapas del mundo.” –Eleanor Roosevelt

El próximo 10 de diciembre estaremos conmemorando el Día de los Derechos Humanos que, hoy por hoy, son el centro del devenir social, político y gubernamental.

Cada vez son más las personas que se pronuncian por el respeto y la garantía de las prerrogativas fundamentales; sin embargo, no es porque estén vías de ser conquistadas plenamente sino porque son cada vez más quienes ven ultrajadas sus libertades.

En este año 2020 hemos vivido bajo la amenaza constante de la pandemia de COVID-19 y su funesto impacto en la dignidad humana. Los grupos poblacionales más vulnerables -personas mayores, los grupos originarios, personas con discapacidad, los niños, las niñas, integrantes de la comunidad LGBTTI y mujeres- enfrentan una mayor fragilidad.

La violencia de género se ha recrudecido, los migrantes no detienen su penoso peregrinar, la desaparición de personas sigue siendo el pesar de cientos de familias; las detenciones arbitrarias, las amenazas, el hostigamiento y los asesinatos de periodistas y defensores de derechos humanos no cesan.

En este contexto, el Día de los Derechos Humanos nos recuerda que el Estado mexicano tiene un compromiso moral, ético y jurídico con las garantías de quienes habitamos este gran país; hará patente que existen viejos pendientes y nuevos desafíos: la población aún no goza plenamente de sus derechos políticos, civiles, económicos, sociales, culturales ni ambientales, y cada día aparecen nuevas prácticas violatorias a la dignidad humana.

Como lo sostiene la UNESCO: el Día de los Derechos Humanos nos brinda la oportunidad de reflexionar para renovarnos con el espíritu de la larga lucha de la humanidad por los derechos y la dignidad. Es hora de sumar para pugnar por los derechos del otro, porque la otra persona somos nosotros mismos: “Comprométete con la noble lucha por los derechos humanos. Harás una mejor persona de ti mismo, una gran nación de tu país y un mejor mundo para vivir”, expresó Martin Luther King.

Debemos redoblar esfuerzos y dar mucho más. En la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México trabajamos cada día impulsando servicios especializados, atendemos las quejas de las víctimas de abusos y violaciones; emitimos recomendaciones e informes especiales, buscamos sensibilizar, concienciar, reeducar; nos hermanamos con la academia, con las ONG´s y con el sector público.

Creemos que los derechos humanos son la columna vertebral de la vida social, porque son la vía para volver a abrazar la dignidad humana y abatir la discriminación, la desigualdad y la exclusión que tanto daño hacen a la humanidad.

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México

Fb y Tw: @JorgeOlveraG

“¿Dónde, después de todo, empiezan los derechos humanos? En los lugares pequeños, cerca del hogar, tan cerca y tan pequeños que no pueden ser vistos en los mapas del mundo.” –Eleanor Roosevelt

El próximo 10 de diciembre estaremos conmemorando el Día de los Derechos Humanos que, hoy por hoy, son el centro del devenir social, político y gubernamental.

Cada vez son más las personas que se pronuncian por el respeto y la garantía de las prerrogativas fundamentales; sin embargo, no es porque estén vías de ser conquistadas plenamente sino porque son cada vez más quienes ven ultrajadas sus libertades.

En este año 2020 hemos vivido bajo la amenaza constante de la pandemia de COVID-19 y su funesto impacto en la dignidad humana. Los grupos poblacionales más vulnerables -personas mayores, los grupos originarios, personas con discapacidad, los niños, las niñas, integrantes de la comunidad LGBTTI y mujeres- enfrentan una mayor fragilidad.

La violencia de género se ha recrudecido, los migrantes no detienen su penoso peregrinar, la desaparición de personas sigue siendo el pesar de cientos de familias; las detenciones arbitrarias, las amenazas, el hostigamiento y los asesinatos de periodistas y defensores de derechos humanos no cesan.

En este contexto, el Día de los Derechos Humanos nos recuerda que el Estado mexicano tiene un compromiso moral, ético y jurídico con las garantías de quienes habitamos este gran país; hará patente que existen viejos pendientes y nuevos desafíos: la población aún no goza plenamente de sus derechos políticos, civiles, económicos, sociales, culturales ni ambientales, y cada día aparecen nuevas prácticas violatorias a la dignidad humana.

Como lo sostiene la UNESCO: el Día de los Derechos Humanos nos brinda la oportunidad de reflexionar para renovarnos con el espíritu de la larga lucha de la humanidad por los derechos y la dignidad. Es hora de sumar para pugnar por los derechos del otro, porque la otra persona somos nosotros mismos: “Comprométete con la noble lucha por los derechos humanos. Harás una mejor persona de ti mismo, una gran nación de tu país y un mejor mundo para vivir”, expresó Martin Luther King.

Debemos redoblar esfuerzos y dar mucho más. En la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México trabajamos cada día impulsando servicios especializados, atendemos las quejas de las víctimas de abusos y violaciones; emitimos recomendaciones e informes especiales, buscamos sensibilizar, concienciar, reeducar; nos hermanamos con la academia, con las ONG´s y con el sector público.

Creemos que los derechos humanos son la columna vertebral de la vida social, porque son la vía para volver a abrazar la dignidad humana y abatir la discriminación, la desigualdad y la exclusión que tanto daño hacen a la humanidad.

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México

Fb y Tw: @JorgeOlveraG

ÚLTIMASCOLUMNAS