/ miércoles 27 de octubre de 2021

Subrayando | "Me siento como quelite marchito"

Así me dijo una señora hoy que fui al mercado,” miré señora me dijo: yo traía para comprar la misma cantidad que hace dos meses, ya no me alcanza, fui a comprar la carne y tuve que comprar solo la mitad de lo previsto, la verdura, ahora que ni hay sequias, ni inundaciones por acá en el valle de Toluca, solo un puño de hiervas y un poco de jitomate y tomate para la salsa, la cecina, los aguacates, están por las nubes y eso que la usábamos para cuando llegan a visitarnos los hijos.

De fruta pues solo un poco de plátano, y unas guayabas por ser temporada, lo demás solo se ve, en la propaganda de “alimentos sanos”, barbacoa para un taco, mejor ya ni la mencionamos en las comidas familiares, no se puede comprar, hasta el chicharrón solo un poco, mejor llevo pepitas para botana.

El tamarindo, y la Jamaica pues solo poca para hervirla dos veces porque esta muy cara. Los chiles, que son imprescindibles en la comida un puñito solamente, la cebolla, el ajo la sal, hierbas de olor si lo llevo, para darle sabor.

Siguió diciendo, vengo de comprar el azúcar, el arroz, el frijol el aceite, el café, el huevo, y pareciera que estoy en otro país, apenas compre una de cada cosa. Ya no se diga del pan y la tortilla, que cada rato suben su precio. De las medicinas es imposible creer lo que han aumentado el precio. El pago de transporte por más que dicen, ganan los que piden aumento, la gasolina ,disque iba a bajar, no que va, sube y sube el precio. El jabón, la escoba, el recogedor, mejor lo cuido mucho porque será en un mes o dos que compre más”.

Y siguió diciendo,” ayer fui a pagar luz, agua, y todo lo que se cobra por las autoridades, haga de cuenta que estaba dando caridad, hasta la hora que se les antojo me atendieron, y de malas un señor que yo creo había llegado ayer a trabajar porque se dilato mucho.

Luego fui al banco y lo mismo, , para retirar algunos ahorros, si acaso lo atienden, lo hacen a paso lento, se dilatan y de mal modo le ponen muchos requisitos que presentar quien sabe cuantos papeles de identificación, que las huellas, que los signos biométricos, para decirle que vuelva otro día.

Y eso con todo el riesgo de salir a la calle por la inseguridad, que, aunque ya saben las autoridades y dueños de centros comerciales quienes son los rateros, no les hacen nada. Y ahora con la pandemia que por mas que se cuide, no sabe uno.

Por eso lo único que creo de las noticias, es que cada día hay mas pobres, y lo que veo y siento es que a las “autoridades “no les importa nada, solo hablan y hablan parece que viven en otro mundo, y no se dan cuenta de la realidad y que hay muchas amas de casa que se sienten como yo, “como quelite marchito”

Así me dijo una señora hoy que fui al mercado,” miré señora me dijo: yo traía para comprar la misma cantidad que hace dos meses, ya no me alcanza, fui a comprar la carne y tuve que comprar solo la mitad de lo previsto, la verdura, ahora que ni hay sequias, ni inundaciones por acá en el valle de Toluca, solo un puño de hiervas y un poco de jitomate y tomate para la salsa, la cecina, los aguacates, están por las nubes y eso que la usábamos para cuando llegan a visitarnos los hijos.

De fruta pues solo un poco de plátano, y unas guayabas por ser temporada, lo demás solo se ve, en la propaganda de “alimentos sanos”, barbacoa para un taco, mejor ya ni la mencionamos en las comidas familiares, no se puede comprar, hasta el chicharrón solo un poco, mejor llevo pepitas para botana.

El tamarindo, y la Jamaica pues solo poca para hervirla dos veces porque esta muy cara. Los chiles, que son imprescindibles en la comida un puñito solamente, la cebolla, el ajo la sal, hierbas de olor si lo llevo, para darle sabor.

Siguió diciendo, vengo de comprar el azúcar, el arroz, el frijol el aceite, el café, el huevo, y pareciera que estoy en otro país, apenas compre una de cada cosa. Ya no se diga del pan y la tortilla, que cada rato suben su precio. De las medicinas es imposible creer lo que han aumentado el precio. El pago de transporte por más que dicen, ganan los que piden aumento, la gasolina ,disque iba a bajar, no que va, sube y sube el precio. El jabón, la escoba, el recogedor, mejor lo cuido mucho porque será en un mes o dos que compre más”.

Y siguió diciendo,” ayer fui a pagar luz, agua, y todo lo que se cobra por las autoridades, haga de cuenta que estaba dando caridad, hasta la hora que se les antojo me atendieron, y de malas un señor que yo creo había llegado ayer a trabajar porque se dilato mucho.

Luego fui al banco y lo mismo, , para retirar algunos ahorros, si acaso lo atienden, lo hacen a paso lento, se dilatan y de mal modo le ponen muchos requisitos que presentar quien sabe cuantos papeles de identificación, que las huellas, que los signos biométricos, para decirle que vuelva otro día.

Y eso con todo el riesgo de salir a la calle por la inseguridad, que, aunque ya saben las autoridades y dueños de centros comerciales quienes son los rateros, no les hacen nada. Y ahora con la pandemia que por mas que se cuide, no sabe uno.

Por eso lo único que creo de las noticias, es que cada día hay mas pobres, y lo que veo y siento es que a las “autoridades “no les importa nada, solo hablan y hablan parece que viven en otro mundo, y no se dan cuenta de la realidad y que hay muchas amas de casa que se sienten como yo, “como quelite marchito”