/ lunes 6 de mayo de 2019

#TodoComunica


Sin periodistas habría silencio

La libertad de prensa es cada vez más frágil, incluso en los regímenes democráticos. Los asesinatos, la violencia, la criminalización de la palabra, la estigmatización del periodismo, las redes sociales e incluso la inseguridad digital, constituyen amenazas permanentes a la libertad de prensa en el Siglo XXI.

El pasado 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, con el lema “Medios de comunicación para la democracia: periodismo y elecciones en tiempos de desinformación”, motivó la reflexión con respecto a las condiciones en México.

Estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma del Estado de México participaron en un foro organizado por las representaciones diplomáticas -en nuestro país- de Canadá, el Reino Unido y Estados Unidos, junto con la Universidad de las Américas Puebla, con el título: “Empoderar a la siguiente generación de periodistas mexicanos”, y se expusieron los riesgos para la libertad de prensa.

Se destacó la importancia de preservar y garantizar el ejercicio periodístico para “hablar con verdad a las estructuras de poder”, luchar contra la corrupción y la tiranía, además de transmitir “una verdad que no ha sido escuchada”.

Sin periodistas se produce silencio y hay más corrupción, impunidad y violencia, se advirtió en la mesa de la embajadora del Reino Unido en México, Corin Robertson; del embajador de Canadá, Pierre Alaire, y de John Creamer, encargado de Negocios de los Estados Unidos. Enfatizaron la necesidad de garantizar la pluralidad de la información.

Queremos un mundo sin mecanismos para la protección de periodistas y que hagan su trabajo sin miedo y sin represión, expresó John Creamer. Explicó que en coordinación con la organización mexicana Artículo 19, han protegido a 830 personas, entre periodistas y defensores de los derechos humanos en México.

En el caso británico –explicó la embajadora- no hay control de los contenidos periodísticos, ni reglas para autorizar la creación y funcionamiento de medios de comunicación. La única limitante es divulgar estereotipos que sean dañinos para la sociedad.

En México, además de la violencia que ha provocado el surgimiento de “zonas de silencio” como en Tamaulipas, otra amenaza es la dependencia de los recursos gubernamentales que –en algunos casos- representan hasta 40 por ciento de sus ingresos, lo que significa un riesgo para la democracia, al divulgarse solamente la “versión oficial” de los hechos.

El escenario es complejo, pero es innegable que al perder la libertad de prensa perderíamos la posibilidad de conocer la historia cotidiana de nuestro país y limitar los abusos de poder.

PERCEPCIÓN

El escenario del periodismo en el Estado de México se ha complicado. La falta de unidad en el gremio es su mayor debilidad.


Sin periodistas habría silencio

La libertad de prensa es cada vez más frágil, incluso en los regímenes democráticos. Los asesinatos, la violencia, la criminalización de la palabra, la estigmatización del periodismo, las redes sociales e incluso la inseguridad digital, constituyen amenazas permanentes a la libertad de prensa en el Siglo XXI.

El pasado 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, con el lema “Medios de comunicación para la democracia: periodismo y elecciones en tiempos de desinformación”, motivó la reflexión con respecto a las condiciones en México.

Estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma del Estado de México participaron en un foro organizado por las representaciones diplomáticas -en nuestro país- de Canadá, el Reino Unido y Estados Unidos, junto con la Universidad de las Américas Puebla, con el título: “Empoderar a la siguiente generación de periodistas mexicanos”, y se expusieron los riesgos para la libertad de prensa.

Se destacó la importancia de preservar y garantizar el ejercicio periodístico para “hablar con verdad a las estructuras de poder”, luchar contra la corrupción y la tiranía, además de transmitir “una verdad que no ha sido escuchada”.

Sin periodistas se produce silencio y hay más corrupción, impunidad y violencia, se advirtió en la mesa de la embajadora del Reino Unido en México, Corin Robertson; del embajador de Canadá, Pierre Alaire, y de John Creamer, encargado de Negocios de los Estados Unidos. Enfatizaron la necesidad de garantizar la pluralidad de la información.

Queremos un mundo sin mecanismos para la protección de periodistas y que hagan su trabajo sin miedo y sin represión, expresó John Creamer. Explicó que en coordinación con la organización mexicana Artículo 19, han protegido a 830 personas, entre periodistas y defensores de los derechos humanos en México.

En el caso británico –explicó la embajadora- no hay control de los contenidos periodísticos, ni reglas para autorizar la creación y funcionamiento de medios de comunicación. La única limitante es divulgar estereotipos que sean dañinos para la sociedad.

En México, además de la violencia que ha provocado el surgimiento de “zonas de silencio” como en Tamaulipas, otra amenaza es la dependencia de los recursos gubernamentales que –en algunos casos- representan hasta 40 por ciento de sus ingresos, lo que significa un riesgo para la democracia, al divulgarse solamente la “versión oficial” de los hechos.

El escenario es complejo, pero es innegable que al perder la libertad de prensa perderíamos la posibilidad de conocer la historia cotidiana de nuestro país y limitar los abusos de poder.

PERCEPCIÓN

El escenario del periodismo en el Estado de México se ha complicado. La falta de unidad en el gremio es su mayor debilidad.

lunes 24 de junio de 2019

#TodoComunica

lunes 17 de junio de 2019

#TodoComunica

martes 11 de junio de 2019

#TodoComunica

lunes 03 de junio de 2019

#TodoComunica

lunes 27 de mayo de 2019

#TodoComunica

lunes 20 de mayo de 2019

#TodoComunica

lunes 13 de mayo de 2019

#TodoComunica

lunes 06 de mayo de 2019

#TodoComunica

lunes 22 de abril de 2019

#TodoComunica

lunes 15 de abril de 2019

#TodoComunica

Cargar Más