/ lunes 5 de abril de 2021

#TodoComunica | Covid-19 y educación

La pandemia por Covid-19 ya mostró repercusiones en el ámbito educativo: 5.2 millones de estudiantes no concluyeron el ciclo escolar 2020-2021 por la enfermedad y la falta de recursos. Adicionalmente, 3.6 millones no se inscribieron al presente ciclo escolar porque tenían que trabajar. Total: 8.8 millones de niñas, niños, adolescentes y -sobre todo- jóvenes truncaron sus estudios en el país.

Hace unos días, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer la Encuesta para la Medición del Impacto Covid-19 en la Educación (ECOVID-ED). Identificó que los grupos de edad en los cuales hubo más deserción escolar -por falta de dinero o motivos económicos- se ubican entre los 16 y hasta los 29 años.

El documento explica que la población no inscrita en el presente ciclo escolar fue mayor en el grupo de los 19 a los 24 años, con 12.5 por ciento, seguido del grupo entre 25 a 29 años, con 10.9 por ciento y de 16 a 18 años con 5.6 por ciento.

Las cifras son importantes, pero el problema de fondo será el impacto a largo plazo, porque la mayoría de las juventudes que han truncado sus estudios están en riesgo de no regresar a la escuela, si los efectos económicos de la pandemia se extienden y, sobre todo, si no se aplican mecanismos para revertir esa inercia de abandono.

La ECOVID-ED detalla los motivos por los cuales las y los estudiantes no se inscribieron y se observa que no sólo los problemas económicos han afectado. Si a ello sumamos las carencias de nuestro modelo educativo que ya teníamos acumuladas, el escenario es más complicado.

Por ejemplo, de los 2.3 millones de personas que no se inscribieron por efecto de la pandemia: 26.6 % consideró que “las clases a distancia son poco funcionales para el aprendizaje”; 21.9 % porque “carece de computadora, otro dispositivo o de conexión a internet” y 19.3 % porque la escuela cerró definitivamente.

Adicionalmente, enlista las desventajas en el ámbito educativo: No se aprende o se aprende menos que de manera presencial; falta de seguimiento al aprendizaje; falta de capacidad técnica o habilidad pedagógica de padres o tutores para transmitir conocimientos; exceso de carga académica y actividades escolares; condiciones poco adecuadas en casa, y falta de convivencia con amistades y compañeros.

Todo un desafío el impacto del Covid-19 en la vida cotidiana, pero prioritario tendría que ser el plano educativo y de formación profesional, porque -como la advertido la ONU- podríamos estar frente a una “catástrofe generacional” al ampliarse las desigualdades y perder un gran potencial humano.

PERCEPCIÓN

Acertada decisión del gobierno estatal de operar 62 Unidades Médicas Móviles para detección de casos Covid-19 y cortar las cadenas de contagio. Han aplicado más de 8 mil 350 pruebas.

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEMéx.

Facebook: ricardo.joya.94 / Twitter: @RJoyaC


--

La pandemia por Covid-19 ya mostró repercusiones en el ámbito educativo: 5.2 millones de estudiantes no concluyeron el ciclo escolar 2020-2021 por la enfermedad y la falta de recursos. Adicionalmente, 3.6 millones no se inscribieron al presente ciclo escolar porque tenían que trabajar. Total: 8.8 millones de niñas, niños, adolescentes y -sobre todo- jóvenes truncaron sus estudios en el país.

Hace unos días, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer la Encuesta para la Medición del Impacto Covid-19 en la Educación (ECOVID-ED). Identificó que los grupos de edad en los cuales hubo más deserción escolar -por falta de dinero o motivos económicos- se ubican entre los 16 y hasta los 29 años.

El documento explica que la población no inscrita en el presente ciclo escolar fue mayor en el grupo de los 19 a los 24 años, con 12.5 por ciento, seguido del grupo entre 25 a 29 años, con 10.9 por ciento y de 16 a 18 años con 5.6 por ciento.

Las cifras son importantes, pero el problema de fondo será el impacto a largo plazo, porque la mayoría de las juventudes que han truncado sus estudios están en riesgo de no regresar a la escuela, si los efectos económicos de la pandemia se extienden y, sobre todo, si no se aplican mecanismos para revertir esa inercia de abandono.

La ECOVID-ED detalla los motivos por los cuales las y los estudiantes no se inscribieron y se observa que no sólo los problemas económicos han afectado. Si a ello sumamos las carencias de nuestro modelo educativo que ya teníamos acumuladas, el escenario es más complicado.

Por ejemplo, de los 2.3 millones de personas que no se inscribieron por efecto de la pandemia: 26.6 % consideró que “las clases a distancia son poco funcionales para el aprendizaje”; 21.9 % porque “carece de computadora, otro dispositivo o de conexión a internet” y 19.3 % porque la escuela cerró definitivamente.

Adicionalmente, enlista las desventajas en el ámbito educativo: No se aprende o se aprende menos que de manera presencial; falta de seguimiento al aprendizaje; falta de capacidad técnica o habilidad pedagógica de padres o tutores para transmitir conocimientos; exceso de carga académica y actividades escolares; condiciones poco adecuadas en casa, y falta de convivencia con amistades y compañeros.

Todo un desafío el impacto del Covid-19 en la vida cotidiana, pero prioritario tendría que ser el plano educativo y de formación profesional, porque -como la advertido la ONU- podríamos estar frente a una “catástrofe generacional” al ampliarse las desigualdades y perder un gran potencial humano.

PERCEPCIÓN

Acertada decisión del gobierno estatal de operar 62 Unidades Médicas Móviles para detección de casos Covid-19 y cortar las cadenas de contagio. Han aplicado más de 8 mil 350 pruebas.

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEMéx.

Facebook: ricardo.joya.94 / Twitter: @RJoyaC


--

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 05 de abril de 2021

#TodoComunica | Covid-19 y educación

Podríamos estar frente a una “catástrofe generacional” al ampliarse las desigualdades y perder un gran potencial humano.

Ricardo Joya

lunes 22 de marzo de 2021

#TodoComunica | ¿Y el agua?

la Comisión Legislativa de Recursos Hidráulicos del congreso estatal analiza una que propone elevar hasta en 40 por ciento las multas por el dispendio y descuido en el uso de este recurso

Ricardo Joya

lunes 08 de febrero de 2021

#TodoComunica | Río revuelto

Inició el relevo institucional de la Rectoría de la UAEM y obliga a que toda la comunidad, empezando por el Consejo Universitario, nos conduzcamos con absoluta responsabilidad.

Ricardo Joya

lunes 01 de febrero de 2021

#TodoComunica | Arrancó la sucesión

Si bien el voto de la comunidad no es directo, en el nuevo ecosistema de comunicación las redes socio-digitales serán estratégicas

Ricardo Joya

lunes 25 de enero de 2021

#TodoComunica | Cordialidad o tensión, impacto en la formación

Con el modelo Aprende en Casa II que instrumentó la Secretaría de Educación Pública, desde el 11 de enero pasado reiniciaron su actividad escolar poco más de 30 millones de estudiantes de nivel básico y medio superior, además de licenciatura, en instituciones públicas y privadas.

Ricardo Joya

lunes 04 de enero de 2021

#TodoComunica | Desafios del 2021

En medio del desafío para preservar nuestra vida, en el Estado de México -como en otras 29 entidades del país- se vivirá uno de los procesos electorales más importantes.

Ricardo Joya

Cargar Más