/ lunes 9 de septiembre de 2019

#TodoComunica / Fecha clave: 16 de septiembre


Las condiciones políticas en el Estado de México invariablemente han cambiado. En el país son totalmente distintas desde el año pasado. Quien pretenda analizarlas con los parámetros y códigos anteriores, podría tener una perspectiva sesgada y errónea.

Desde la elección de julio de 2018 todo se modificó. La correlación de fuerzas en el Congreso de la Unión giró completamente y Morena logró la mayoría suficiente para "dirigir" (aunque no controle absolutamente) las decisiones legislativas en la Federación, además de encabezar el Poder Ejecutivo.

En el caso del Estado de México, Morena preside el Congreso local y en ese contexto reformar -como lo consideren o deseen- las leyes de la entidad, es su prerrogativa. Maurilio Hernández González, coordinador de los legisladores locales morenistas, encabeza –nuevamente- la Junta de Coordinación Política en el segundo año de la LX Legislatura.

Nazario Gutiérrez Martínez, diputado por el distrito XXIII de Texcoco, preside la Mesa Directiva del período ordinario que inició el pasado 5 de septiembre. Fue secretario del Ayuntamiento de Texcoco en dos ocasiones, alcalde sustituto en el trienio 2006-2009 y también de Delfina Gómez en 2015, en el mismo municipio.

La llegada de Gutiérrez Martínez al órgano directivo de la LX Legislatura, es un claro mensaje del llamado "Grupo Acción Política" (GAP) -también identificado como "Grupo Texcoco"-, cuya cabeza más visible es Higinio Martínez Miranda -actualmente senador por el Estado de México- quien siempre ha mantenido canales de comunicación y acuerdo con actores políticos de todas las ideologías.

Martínez Miranda es integrante de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, a lado de Ricardo Monreal Ávila. Conoce al presidente, Andrés Manuel López Obrador y se mantiene cerca de Mario Delgado Carrillo, coordinador de los morenistas en la Cámara de Diputados federal, a quien impulsan para la dirigencia nacional de Morena.

En ese contexto, inicia la recomposición de las fuerzas políticas. Morena renovará su dirigencia estatal, al igual que el priismo. Ambos lo harán antes de que concluya este año. El panismo ya superó su Asamblea estatal y aparentemente salió “bien librado”.

A partir del 16 de septiembre, dicen, cualquier error político que se cometa podría significar un cambio determinante para el rumbo que tomará el Estado de México en las siguientes décadas, empezando en la elección intermedia de 2021.

El Estado de México podría vivir el intercambio del poder entre grupos: del Atlacomulco al Texcoco.


PERCEPCIÓN

El presidente municipal de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, podría librarse de algunos "funcionarios" del llamado "primer nivel" del Ayuntamiento de Toluca. Las pruebas se acumulan. Finalmente, todo comunica.

@RJoyaC


Las condiciones políticas en el Estado de México invariablemente han cambiado. En el país son totalmente distintas desde el año pasado. Quien pretenda analizarlas con los parámetros y códigos anteriores, podría tener una perspectiva sesgada y errónea.

Desde la elección de julio de 2018 todo se modificó. La correlación de fuerzas en el Congreso de la Unión giró completamente y Morena logró la mayoría suficiente para "dirigir" (aunque no controle absolutamente) las decisiones legislativas en la Federación, además de encabezar el Poder Ejecutivo.

En el caso del Estado de México, Morena preside el Congreso local y en ese contexto reformar -como lo consideren o deseen- las leyes de la entidad, es su prerrogativa. Maurilio Hernández González, coordinador de los legisladores locales morenistas, encabeza –nuevamente- la Junta de Coordinación Política en el segundo año de la LX Legislatura.

Nazario Gutiérrez Martínez, diputado por el distrito XXIII de Texcoco, preside la Mesa Directiva del período ordinario que inició el pasado 5 de septiembre. Fue secretario del Ayuntamiento de Texcoco en dos ocasiones, alcalde sustituto en el trienio 2006-2009 y también de Delfina Gómez en 2015, en el mismo municipio.

La llegada de Gutiérrez Martínez al órgano directivo de la LX Legislatura, es un claro mensaje del llamado "Grupo Acción Política" (GAP) -también identificado como "Grupo Texcoco"-, cuya cabeza más visible es Higinio Martínez Miranda -actualmente senador por el Estado de México- quien siempre ha mantenido canales de comunicación y acuerdo con actores políticos de todas las ideologías.

Martínez Miranda es integrante de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, a lado de Ricardo Monreal Ávila. Conoce al presidente, Andrés Manuel López Obrador y se mantiene cerca de Mario Delgado Carrillo, coordinador de los morenistas en la Cámara de Diputados federal, a quien impulsan para la dirigencia nacional de Morena.

En ese contexto, inicia la recomposición de las fuerzas políticas. Morena renovará su dirigencia estatal, al igual que el priismo. Ambos lo harán antes de que concluya este año. El panismo ya superó su Asamblea estatal y aparentemente salió “bien librado”.

A partir del 16 de septiembre, dicen, cualquier error político que se cometa podría significar un cambio determinante para el rumbo que tomará el Estado de México en las siguientes décadas, empezando en la elección intermedia de 2021.

El Estado de México podría vivir el intercambio del poder entre grupos: del Atlacomulco al Texcoco.


PERCEPCIÓN

El presidente municipal de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, podría librarse de algunos "funcionarios" del llamado "primer nivel" del Ayuntamiento de Toluca. Las pruebas se acumulan. Finalmente, todo comunica.

@RJoyaC