/ lunes 16 de noviembre de 2020

#TodoComunica | ¿Qué será para enero?

“Lo que tenga que pasar, pasará”, “así tenía que ser”, “cuando te toca, aunque te quites y cuando no, aunque te pongas”, son expresiones que nos han acompañado como cultura y se escuchan a estas alturas de la pandemia, porque la curva de contagios por Covid-19 en México nunca descendió y las afirmaciones de que estaba controlada, no se han acreditado con los datos.

Parece que el agotamiento provocado por el confinamiento; la tensión por no tener certeza de cuándo acabará; la necesidad de ajustar nuestras rutinas para reducir la probabilidad de contagio; el impacto económico que ha provocado la enfermedad en millones de familias (se estima en casi 20 por ciento la caída de la actividad económica anual para 2002), además de la pérdida de seres queridos, sin tener la posibilidad de “despedirse” de ellos, y la incapacidad para superar las emociones negativas que se han generado al interior de las familias, nos han conducido a relajar –aún más- las medidas de confinamiento, higiene y sana distancia.

Este “fin de semana largo”, por la conmemoración del inicio de la Revolución Mexicana, sumado al llamado “Buen fin” -que se organiza desde 2011 para incentivar la actividad económica-, hicieron que relajáramos las medidas de prevención y nos lanzamos a las playas del país; visitamos centros comerciales y los espacios públicos, para "despresurizarnos" de la tensión acumulada en tantos meses de pandemia.

Y así, en México ya superamos el millón de contagios: un millón 3 mil 253 casos, y estamos, quizá, a unas horas de superar las 100 mil muertes (98 mil 259 hasta este sábado), que en un principio la Secretaría de Salud federal descartó que pudieran alcanzarse. En buena medida este escenario ha sido por la pésima gestión de la pandemia que hicieron en el “Gobierno de México”; también porque somos una sociedad enferma, con malas prácticas de alimentación y ejercicio; pero -sobre todo- porque somos una sociedad indisciplinada.

Aun cuando es más frecuente saber de compañeros de trabajo, conocidos, amigos e incluso familiares que han perdido la vida por contagiarse de coronavirus, seguimos en la perspectiva popular de: “a morir venimos a esta vida”, y relajamos las medidas de prevención. Lamentablemente, en un par de semanas veremos el incremento de casos… a menos que la autoridad manipule las cifras.

Y habrá que mirar los datos para enero, porque si así ha sido en un fin de semana, ¿qué será en las festividades decembrinas?

PERCEPCIÓN

El equipo del presidente, Andrés Manuel López Obrador –o su olfato político- le hizo corregir su postura inicial con respecto a las inundaciones en su tierra natal: Tabasco, cuando hace unos días al preguntarle ¿por qué no visitaba las zonas siniestradas? respondió “porque tengo otras cosas que hacer”.

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEMéx.

Facebook: ricardo.joya.94 / Twitter: @RJoyaC


--
Ricardo Joya C



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

“Lo que tenga que pasar, pasará”, “así tenía que ser”, “cuando te toca, aunque te quites y cuando no, aunque te pongas”, son expresiones que nos han acompañado como cultura y se escuchan a estas alturas de la pandemia, porque la curva de contagios por Covid-19 en México nunca descendió y las afirmaciones de que estaba controlada, no se han acreditado con los datos.

Parece que el agotamiento provocado por el confinamiento; la tensión por no tener certeza de cuándo acabará; la necesidad de ajustar nuestras rutinas para reducir la probabilidad de contagio; el impacto económico que ha provocado la enfermedad en millones de familias (se estima en casi 20 por ciento la caída de la actividad económica anual para 2002), además de la pérdida de seres queridos, sin tener la posibilidad de “despedirse” de ellos, y la incapacidad para superar las emociones negativas que se han generado al interior de las familias, nos han conducido a relajar –aún más- las medidas de confinamiento, higiene y sana distancia.

Este “fin de semana largo”, por la conmemoración del inicio de la Revolución Mexicana, sumado al llamado “Buen fin” -que se organiza desde 2011 para incentivar la actividad económica-, hicieron que relajáramos las medidas de prevención y nos lanzamos a las playas del país; visitamos centros comerciales y los espacios públicos, para "despresurizarnos" de la tensión acumulada en tantos meses de pandemia.

Y así, en México ya superamos el millón de contagios: un millón 3 mil 253 casos, y estamos, quizá, a unas horas de superar las 100 mil muertes (98 mil 259 hasta este sábado), que en un principio la Secretaría de Salud federal descartó que pudieran alcanzarse. En buena medida este escenario ha sido por la pésima gestión de la pandemia que hicieron en el “Gobierno de México”; también porque somos una sociedad enferma, con malas prácticas de alimentación y ejercicio; pero -sobre todo- porque somos una sociedad indisciplinada.

Aun cuando es más frecuente saber de compañeros de trabajo, conocidos, amigos e incluso familiares que han perdido la vida por contagiarse de coronavirus, seguimos en la perspectiva popular de: “a morir venimos a esta vida”, y relajamos las medidas de prevención. Lamentablemente, en un par de semanas veremos el incremento de casos… a menos que la autoridad manipule las cifras.

Y habrá que mirar los datos para enero, porque si así ha sido en un fin de semana, ¿qué será en las festividades decembrinas?

PERCEPCIÓN

El equipo del presidente, Andrés Manuel López Obrador –o su olfato político- le hizo corregir su postura inicial con respecto a las inundaciones en su tierra natal: Tabasco, cuando hace unos días al preguntarle ¿por qué no visitaba las zonas siniestradas? respondió “porque tengo otras cosas que hacer”.

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEMéx.

Facebook: ricardo.joya.94 / Twitter: @RJoyaC


--
Ricardo Joya C



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 25 de enero de 2021

#TodoComunica | Cordialidad o tensión, impacto en la formación

Con el modelo Aprende en Casa II que instrumentó la Secretaría de Educación Pública, desde el 11 de enero pasado reiniciaron su actividad escolar poco más de 30 millones de estudiantes de nivel básico y medio superior, además de licenciatura, en instituciones públicas y privadas.

Ricardo Joya

lunes 04 de enero de 2021

#TodoComunica | Desafios del 2021

En medio del desafío para preservar nuestra vida, en el Estado de México -como en otras 29 entidades del país- se vivirá uno de los procesos electorales más importantes.

Ricardo Joya

lunes 28 de diciembre de 2020

#TodoComunica | Optimismo responsable

En febrero iniciará la vacunación de la población en general, considerando su edad y nivel de riesgo; sin embargo, el proceso para controlar los contagios y evitar más muertes no será inmediato.

Ricardo Joya

lunes 14 de diciembre de 2020

#TodoComunica | Ya veremos en enero

El argumento de que las condiciones económicas impiden que toda la población cese sus actividades es real, sobre todo en una economía como la nuestra, donde 6 de cada 10 empleos se ubican en la informalidad

Ricardo Joya

lunes 07 de diciembre de 2020

#TodoComunica | Compleja sucesión en la UAEMéx

Se divulgó que grupo de abogados mexiquenses pidió a la legislatura que ratifique en su encargo al rector o amplíe su gestión por un periodo igual al de la contingencia ¿Fue un favor a Alfredo Barrera?

Ricardo Joya

lunes 30 de noviembre de 2020

#TodoComunica | La juventud reclama oportunidades

“La población, tanto de jóvenes como de adultos, percibe evidencias de partidos corruptos y gobiernos que han provocado inseguridad, impunidad, pobreza y falta de oportunidades para los jóvenes”, además de que “existe una profunda desconfianza en las instituciones de la democracia”.

Ricardo Joya

lunes 23 de noviembre de 2020

#TodoComunica | Menores "a la deriva"

Menores "a la deriva"

Ricardo Joya

Cargar Más