/ lunes 17 de enero de 2022

#TodoComunica | Reputación en Toluca ¿cómo va?

La actividad pública implica construir -o destruir- la reputación, definida como “el compendio de aptitudes especializadas de un individuo” que reflejan su experiencia y predisposiciones políticas, así como rasgos de su carácter, probidad y talento.

Quienes realizan actividades empresariales, educativas o artísticas, política partidista o gobiernan, todos los días edifican su reputación. Con lo que hacen o dejan de hacer, con lo que dicen o no dicen, alimentan su reputación -positiva o negativa- y se construyen oportunidades futuras.

Como lo explica Kenneth A. Shepsle, especialista en el análisis de las instituciones: “en un mundo en el que el capital simbólico es un recurso valioso y escaso, la reputación tiene una importancia real. El daño efectuado a la propia reputación puede producir perjuicios en la propia carrera e incluso en la propia vida personal”.

En ese sentido, el reciente cambio en las administraciones municipales significó la llegada de personas que toman decisiones en los 125 ayuntamientos del Estado de México, y ofrece elementos para evaluar a quienes concluyeron su responsabilidad el 31 de diciembre.

En el caso de Toluca, el ex presidente municipal -en dos ocasiones- Juan Rodolfo Sánchez Gómez, gozaba de “buena reputación” y eso le permitió contender, otra vez, y ganar la elección para el partido Morena en 2018. Anteriormente, fue alcalde por el Partido Acción Nacional de 2006 a 2009.

Sin embargo, desde que perdió su reelección en junio de 2021, el gobierno municipal de la capital mexiquense evidenció problemas financieros y, particularmente, durante las últimas semanas del año, esos problemas se transformaron en una crisis de reputación, cuando se hizo pública la falta de pago a personas servidoras públicas municipales, quienes acumularon varias quincenas sin recibir sus salarios y prestaciones de fin de año. La reputación de Juan Rodolfo Sánchez Gómez resultó severamente afectada, al menos en Toluca.

Esa coyuntura -que afectó a miles de familias- ha sido capitalizada por la nueva administración municipal, que preside Raymundo Martínez Carbajal, quien se refirió al último mes de 2021 como el “diciembre negro” en Toluca.

El nuevo alcalde cumplió su palabra y quienes laboran en el Ayuntamiento recibieron puntualmente sus sueldos de la primera quincena de enero. Con ello, Martínez Carbajal -en términos de reputación- fortalece su posición de liderazgo ante la crisis generada por su antecesor, que provocó un caos inédito en Toluca.

Así, diariamente, las nuevas administraciones edificarán o minarán su reputación, tanto institucional como personal.

PERCEPCIÓN

¿El Estado de México se cerrará a la posibilidad de que una mujer gobierne la entidad? Le invito a responder un sondeo en Twitter: @RJoyaC

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEMéx.

Twitter: @RJoyaC


La actividad pública implica construir -o destruir- la reputación, definida como “el compendio de aptitudes especializadas de un individuo” que reflejan su experiencia y predisposiciones políticas, así como rasgos de su carácter, probidad y talento.

Quienes realizan actividades empresariales, educativas o artísticas, política partidista o gobiernan, todos los días edifican su reputación. Con lo que hacen o dejan de hacer, con lo que dicen o no dicen, alimentan su reputación -positiva o negativa- y se construyen oportunidades futuras.

Como lo explica Kenneth A. Shepsle, especialista en el análisis de las instituciones: “en un mundo en el que el capital simbólico es un recurso valioso y escaso, la reputación tiene una importancia real. El daño efectuado a la propia reputación puede producir perjuicios en la propia carrera e incluso en la propia vida personal”.

En ese sentido, el reciente cambio en las administraciones municipales significó la llegada de personas que toman decisiones en los 125 ayuntamientos del Estado de México, y ofrece elementos para evaluar a quienes concluyeron su responsabilidad el 31 de diciembre.

En el caso de Toluca, el ex presidente municipal -en dos ocasiones- Juan Rodolfo Sánchez Gómez, gozaba de “buena reputación” y eso le permitió contender, otra vez, y ganar la elección para el partido Morena en 2018. Anteriormente, fue alcalde por el Partido Acción Nacional de 2006 a 2009.

Sin embargo, desde que perdió su reelección en junio de 2021, el gobierno municipal de la capital mexiquense evidenció problemas financieros y, particularmente, durante las últimas semanas del año, esos problemas se transformaron en una crisis de reputación, cuando se hizo pública la falta de pago a personas servidoras públicas municipales, quienes acumularon varias quincenas sin recibir sus salarios y prestaciones de fin de año. La reputación de Juan Rodolfo Sánchez Gómez resultó severamente afectada, al menos en Toluca.

Esa coyuntura -que afectó a miles de familias- ha sido capitalizada por la nueva administración municipal, que preside Raymundo Martínez Carbajal, quien se refirió al último mes de 2021 como el “diciembre negro” en Toluca.

El nuevo alcalde cumplió su palabra y quienes laboran en el Ayuntamiento recibieron puntualmente sus sueldos de la primera quincena de enero. Con ello, Martínez Carbajal -en términos de reputación- fortalece su posición de liderazgo ante la crisis generada por su antecesor, que provocó un caos inédito en Toluca.

Así, diariamente, las nuevas administraciones edificarán o minarán su reputación, tanto institucional como personal.

PERCEPCIÓN

¿El Estado de México se cerrará a la posibilidad de que una mujer gobierne la entidad? Le invito a responder un sondeo en Twitter: @RJoyaC

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEMéx.

Twitter: @RJoyaC


ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 23 de mayo de 2022

75 Aniversario | La libertad de expresión, derecho aplicado

Ha sido una experiencia desafiante enfrentarme cada semana a una hoja en blanco (electrónica) y tratar, primero, de identificar un tema que pudiera ser interesante para quienes leen el diario.

Ricardo Joya

lunes 04 de abril de 2022

#TodoComunica | Desorden en la comunicación Gubernamental

Desorden en la comunicación Gubernamental

Ricardo Joya

Cargar Más