/ miércoles 16 de enero de 2019

Vida Pública

Recuperar la armonía y paz, desde el nivel municipal

Prácticamente ninguno de los representantes de la sociedad civil que fueron consultados se expresó a favor, pero prácticamente todos los representantes populares apoyan la creación de la Guardia Nacional que hoy será votada, presumiblemente a favor, por los diputados federales.

Ciudadanos, expertos, académicos, familiares y víctimas de delitos, abogados, líderes de opinión, periodistas, investigadores, además de muy pocos presidentes municipales y legisladores locales y federales, y hasta personajes que parecían fuera de lugar, como el actor Diego Luna, aportaron datos, reflexiones, estudios comparativos, experiencias internacionales, argumentos y, de modo elocuente y convincente, durante largas jornadas de trabajo celebradas en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a lo largo de la semana pasada, explicaron la sin razón y la ineficacia que tendrá la estrategia de seguridad del gobierno federal basada en la creación de ese cuerpo policiaco con alma militar, así como la extensión de la prisión preventiva oficiosa a un sinnúmero de conductas que pueden ser consideradas delito, por las cuáles, prácticamente cualquiera de nosotros o de quienes más queremos puede ser apresado. Y a pesar de todo ese rechazo de la sociedad mexicana, al que habrá que sumar el de la comunidad internacional y de los países democráticos, ambas iniciativas serán aprobadas. Todo por miedo a contradecir la voluntad presidencial. La decisión será otro triunfo para el Ejecutivo y una derrota para México.

No obstante, las autoridades estatales y municipales, como hemos insistido antes, tienen la oportunidad de garantizar la seguridad de las personas en su territorio, pues esa también es su obligación, y los gobernadores y presidentes municipales que así lo hagan, aprovecharán una gran oportunidad, se distinguirán inmediatamente, ofrecerán buenos resultados y darán paso a la armonía social.

El modelo de policía eficaz, para las instituciones estatales, y el de policía de proximidad, para las municipales, son dos estrategias probadas y aprobadas que, bien ejecutadas, ofrecen resultados en pocos meses para restablecer la confianza mutua entre policías y ciudadanos, y echar a andar una espiral ascendente de respeto por la vida en comunidad. Hay que superar el debate acerca de la Guardia Nacional, y enfocar el esfuerzo de gobierno y sociedad en construir una estrategia de seguridad de abajo hacia arriba y de afuera hacia dentro. En municipios y estados del país radica la esperanza de reconstruir el tejido social para vivir con seguridad y paz.

@HuicocheaAlanis

Recuperar la armonía y paz, desde el nivel municipal

Prácticamente ninguno de los representantes de la sociedad civil que fueron consultados se expresó a favor, pero prácticamente todos los representantes populares apoyan la creación de la Guardia Nacional que hoy será votada, presumiblemente a favor, por los diputados federales.

Ciudadanos, expertos, académicos, familiares y víctimas de delitos, abogados, líderes de opinión, periodistas, investigadores, además de muy pocos presidentes municipales y legisladores locales y federales, y hasta personajes que parecían fuera de lugar, como el actor Diego Luna, aportaron datos, reflexiones, estudios comparativos, experiencias internacionales, argumentos y, de modo elocuente y convincente, durante largas jornadas de trabajo celebradas en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a lo largo de la semana pasada, explicaron la sin razón y la ineficacia que tendrá la estrategia de seguridad del gobierno federal basada en la creación de ese cuerpo policiaco con alma militar, así como la extensión de la prisión preventiva oficiosa a un sinnúmero de conductas que pueden ser consideradas delito, por las cuáles, prácticamente cualquiera de nosotros o de quienes más queremos puede ser apresado. Y a pesar de todo ese rechazo de la sociedad mexicana, al que habrá que sumar el de la comunidad internacional y de los países democráticos, ambas iniciativas serán aprobadas. Todo por miedo a contradecir la voluntad presidencial. La decisión será otro triunfo para el Ejecutivo y una derrota para México.

No obstante, las autoridades estatales y municipales, como hemos insistido antes, tienen la oportunidad de garantizar la seguridad de las personas en su territorio, pues esa también es su obligación, y los gobernadores y presidentes municipales que así lo hagan, aprovecharán una gran oportunidad, se distinguirán inmediatamente, ofrecerán buenos resultados y darán paso a la armonía social.

El modelo de policía eficaz, para las instituciones estatales, y el de policía de proximidad, para las municipales, son dos estrategias probadas y aprobadas que, bien ejecutadas, ofrecen resultados en pocos meses para restablecer la confianza mutua entre policías y ciudadanos, y echar a andar una espiral ascendente de respeto por la vida en comunidad. Hay que superar el debate acerca de la Guardia Nacional, y enfocar el esfuerzo de gobierno y sociedad en construir una estrategia de seguridad de abajo hacia arriba y de afuera hacia dentro. En municipios y estados del país radica la esperanza de reconstruir el tejido social para vivir con seguridad y paz.

@HuicocheaAlanis

miércoles 13 de marzo de 2019

Vida Pública

miércoles 27 de febrero de 2019

Vida Pública

miércoles 20 de febrero de 2019

Vida Pública

miércoles 13 de febrero de 2019

Vida Pública

miércoles 06 de febrero de 2019

Vida Pública

jueves 31 de enero de 2019

Vida Pública

miércoles 23 de enero de 2019

Vida Pública

miércoles 16 de enero de 2019

Vida Pública

jueves 10 de enero de 2019

Vida Pública

miércoles 19 de diciembre de 2018

Vida Pública

Cargar Más