/ miércoles 6 de diciembre de 2017

Vida Pública

Juana Cuevas y José Antonio Meade están agregando a su historia de vida personal, matrimonial y familiar, un nuevo párrafo, ahora sobre su vida política. Para que el desenlace de su narrativa sea exitoso y tengan un final feliz, cuentan con 10 aspectos a favor, que son también las oportunidades visibles de triunfo para el PRI.

1. Junto con la democracia mexicana, los electores han madurado, de suerte que, si bien deciden el sentido de su voto por cuestiones emocionales -como ocurre en todo el mundo- tienen un comportamiento más racional, que se comprueba con datos muy concretos; por ejemplo, a cada elección presidencial crece la participación social, de suerte que, si hace 5 años la participación rebasó el 69%, para 2018, se calcula que llegará al 72%, a lo que hay que agregar el crecimiento natural de la lista nominal. Ese incremento de la participación viene acompañado por una mayor atención que los electores prestan a la claridad de las propuestas y la factibilidad de los planteamientos y, como ya reconocen los especialistas, los mensajes que del precandidato del PRI no sólo son los más atractivos, sino los más realistas y responsables.

2. Por cumplir su obligación jurídica, acicateadas por los partidos y, sobre todo, vigiladas por los ciudadanos, las autoridades electorales, subrayadamente el Consejo General del INE, cumplirán su mandato y harán que partidos como Morena que, todo indica, han cometido actos anticipados de campaña, se ajusten a lo legal, compitan con lealtad y eviten ventajas indebidas.

3. Más allá de la actual posición que ahora ocupa en las encuestas, el PRI es sumamente competitivo en una elección presidencial, debido a que es el único partido genuinamente nacional, lo que se comprueba al constatar que nada más el PRI obtiene votos en todas y cada una de las más de 68 mil secciones electorales en las que se divide el territorio nacional.

4. Derivado de lo anterior, el tricolor tiene la capacidad de trazar la ingeniería electoral que le permita saber exactamente cuántos votos puede y debe obtener en cada sección, para ganar; es decir, puede dimensionar su desafío con claridad y trasladarlo al plano de cada calle en cada pueblo. Aunado a lo anterior, puede garantizar la presencia de algún militante en cada casilla, para recibir y cuidar sus votos.

5. Además del presidencial, los cientos de miles de candidatos priistas, figurativamente hablando, "se juegan la vida"; lo que significa que hacen un esfuerzo muy grande por convencer a sus familiares y vecinos, con quienes establecen muy sólidos compromisos que se traduce en un proyecto compartido entre ellos de triunfar y, ese fenómeno, sumado por muchas comunidades, fortalece y hace crecer la elección nacional. Ellos invocarán y concretarán el apoyo sólido del priismo que siempre vota y lo hace en el mismo sentido, y que suma millones de personas.

6. Complementariamente, el candidato presidencial, naturalmente más lejano a la gente que los candidatos a regidores, síndicos, presidentes municipales, diputados locales y federales, y senadores, con la ayuda de los grandes eventos, a través de las redes sociales y todos los medios de comunicación, y merced a su perfil ciudadano, permitirá atraer parte de los votantes que no han desarrollado clara animadversión por el PRI, suma una importante cantidad. Además de la que opte por él, ahuyentado por la amenaza o la aventura sin sentido que otros representan.

7. En ese sentido, lejos de ser una debilidad que apenas el 40% de los ciudadanos conoce a Pepe Meade, en comparación con 94% que ya conoce al de Morena, se trata de la extraordinaria oportunidad de construir, con base en la verdad, la narrativa de éxito del precandidato priista, cuya vida corresponde a la aspiración de millones de mexicanos de bien que desean y trabajan para vivir en un país mejor.

8. En el mismo orden de ideas, la familia en la que creció y la que junto a su respetable esposa está haciendo crecer, complementan el relato de una familia que mucho puede sumar en términos de simpatías y adherencias de las personas a su favor. Está por escribirse la historia de Pepe y Juana.

9. Asimismo, contribuirá a la consolidación de esa eventual candidatura el aval de muy influyentes personas e instituciones del ámbito internacional que, naturalmente interesados en lo que ocurre en nuestro país, dado que es uno de los más globalizados, ya empezaron a expresar su favorable estado de ánimo respaldando a Pepe Meade.

10. Nadie desconoce que México vive un momento de transformaciones profundas, con un gobierno, en mi opinión injustamente, mal evaluado. Por eso es precios un cambio dentro de la continuidad. Que nada más garantiza quien con madurez entienda el presente de nuestro país.

Juana Cuevas y José Antonio Meade están agregando a su historia de vida personal, matrimonial y familiar, un nuevo párrafo, ahora sobre su vida política. Para que el desenlace de su narrativa sea exitoso y tengan un final feliz, cuentan con 10 aspectos a favor, que son también las oportunidades visibles de triunfo para el PRI.

1. Junto con la democracia mexicana, los electores han madurado, de suerte que, si bien deciden el sentido de su voto por cuestiones emocionales -como ocurre en todo el mundo- tienen un comportamiento más racional, que se comprueba con datos muy concretos; por ejemplo, a cada elección presidencial crece la participación social, de suerte que, si hace 5 años la participación rebasó el 69%, para 2018, se calcula que llegará al 72%, a lo que hay que agregar el crecimiento natural de la lista nominal. Ese incremento de la participación viene acompañado por una mayor atención que los electores prestan a la claridad de las propuestas y la factibilidad de los planteamientos y, como ya reconocen los especialistas, los mensajes que del precandidato del PRI no sólo son los más atractivos, sino los más realistas y responsables.

2. Por cumplir su obligación jurídica, acicateadas por los partidos y, sobre todo, vigiladas por los ciudadanos, las autoridades electorales, subrayadamente el Consejo General del INE, cumplirán su mandato y harán que partidos como Morena que, todo indica, han cometido actos anticipados de campaña, se ajusten a lo legal, compitan con lealtad y eviten ventajas indebidas.

3. Más allá de la actual posición que ahora ocupa en las encuestas, el PRI es sumamente competitivo en una elección presidencial, debido a que es el único partido genuinamente nacional, lo que se comprueba al constatar que nada más el PRI obtiene votos en todas y cada una de las más de 68 mil secciones electorales en las que se divide el territorio nacional.

4. Derivado de lo anterior, el tricolor tiene la capacidad de trazar la ingeniería electoral que le permita saber exactamente cuántos votos puede y debe obtener en cada sección, para ganar; es decir, puede dimensionar su desafío con claridad y trasladarlo al plano de cada calle en cada pueblo. Aunado a lo anterior, puede garantizar la presencia de algún militante en cada casilla, para recibir y cuidar sus votos.

5. Además del presidencial, los cientos de miles de candidatos priistas, figurativamente hablando, "se juegan la vida"; lo que significa que hacen un esfuerzo muy grande por convencer a sus familiares y vecinos, con quienes establecen muy sólidos compromisos que se traduce en un proyecto compartido entre ellos de triunfar y, ese fenómeno, sumado por muchas comunidades, fortalece y hace crecer la elección nacional. Ellos invocarán y concretarán el apoyo sólido del priismo que siempre vota y lo hace en el mismo sentido, y que suma millones de personas.

6. Complementariamente, el candidato presidencial, naturalmente más lejano a la gente que los candidatos a regidores, síndicos, presidentes municipales, diputados locales y federales, y senadores, con la ayuda de los grandes eventos, a través de las redes sociales y todos los medios de comunicación, y merced a su perfil ciudadano, permitirá atraer parte de los votantes que no han desarrollado clara animadversión por el PRI, suma una importante cantidad. Además de la que opte por él, ahuyentado por la amenaza o la aventura sin sentido que otros representan.

7. En ese sentido, lejos de ser una debilidad que apenas el 40% de los ciudadanos conoce a Pepe Meade, en comparación con 94% que ya conoce al de Morena, se trata de la extraordinaria oportunidad de construir, con base en la verdad, la narrativa de éxito del precandidato priista, cuya vida corresponde a la aspiración de millones de mexicanos de bien que desean y trabajan para vivir en un país mejor.

8. En el mismo orden de ideas, la familia en la que creció y la que junto a su respetable esposa está haciendo crecer, complementan el relato de una familia que mucho puede sumar en términos de simpatías y adherencias de las personas a su favor. Está por escribirse la historia de Pepe y Juana.

9. Asimismo, contribuirá a la consolidación de esa eventual candidatura el aval de muy influyentes personas e instituciones del ámbito internacional que, naturalmente interesados en lo que ocurre en nuestro país, dado que es uno de los más globalizados, ya empezaron a expresar su favorable estado de ánimo respaldando a Pepe Meade.

10. Nadie desconoce que México vive un momento de transformaciones profundas, con un gobierno, en mi opinión injustamente, mal evaluado. Por eso es precios un cambio dentro de la continuidad. Que nada más garantiza quien con madurez entienda el presente de nuestro país.

miércoles 13 de diciembre de 2017

Vida Pública

miércoles 06 de diciembre de 2017

Vida Pública

miércoles 29 de noviembre de 2017

Vida Pública

miércoles 22 de noviembre de 2017

Vida Pública

miércoles 15 de noviembre de 2017

Vida Pública

miércoles 08 de noviembre de 2017

Vida Pública

miércoles 01 de noviembre de 2017

Vida Pública

miércoles 25 de octubre de 2017

Vida Pública

miércoles 11 de octubre de 2017

Vida Pública

miércoles 04 de octubre de 2017

Vida Pública

Cargar Más