/ miércoles 17 de junio de 2020

Vida Pública | Alerta con los alertadores 

Eminencia médica de su época, el Dr, Weiss era el ejemplar padre de familia que, merced a su destacado trabajo científico y la esforzada carrera de pianista de su esposa, integraban, junto con tres hijos, una culta y típica familia judía, feliz y bien acomodada de Berlín, a finales de los años 30 del siglo pasado. Generosos, daban cobijo a los Dorf, joven pareja que alquilaba un cuarto de la misma casa, y que frecuentemente dejaba de pagar la renta, pues estaban desempleados y, a pesar de eso, el médico Weiss los atendía, sin cobrar, pues constantemente enfermaban los dos berlineses y su pequeño bebe, muy afectado de sus pulmones. Al encumbramiento del Partido Nacional Socialista Alemán, y el reclutamiento que llevó a cabo para fortalecer su policía política, conocida como SS, Erik Dorf inició una meteórica carrera ascendente, mostrando gran eficacia en los métodos de la operación que él mismo llamó con un eufemismo: “limpieza total”, y que no era otra cosa que el exterminio sistemático del pueblo judío. Por supuesto, llegado el momento, denunció a los Weiss que padecieron con toda crudeza el “holocausto”.

Tal es la trama de una serie de televisión que a finales de los 70, también del siglo pasado, fue presentada en México por Luis Spota.

Vale la pena el recuerdo, entre otras razones, porque en estos días, en México, se teje una estrategia formalmente dedicada a combatir la corrupción, pero que tiene muy peligrosos tintes de control político, intromisión en la vida privada de los servidores públicos y de muy probable comisión de abusos de autoridad.

El viernes pasado se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los lineamientos que establecen las bases conforme a las cuales se creará, promoverá, operará, dará acompañamiento, seguimiento y coordinará el Sistema de Ciudadanos Alertadores Internos y Externos de la Corrupción”. Y estos son, de acuerdo con el artículo tercero del mismo documento: “Toda persona física que hace del conocimiento de la Coordinación General una alerta a través de la plataforma”.

Desde el anonimato, dicho alertador “proporcionará información sobre actos que se hayan cometido, se estén cometiendo, o sea probable que se cometan por servidores públicos respecto de presuntos actos de corrupción”, dice en su artículo cuarto. Por si fuera poco, más adelante precisa que el alertador podrá incluso “solicitar una compensación económica por su información”.

Así visto, dichos lineamientos tienen todo el tinte de una estructura de terror encima de los servidores públicos. Un mecanismo técnicamente diseñado para favorecer la denuncia de hechos de corrupción, que fácilmente podría ser utilizado en contra de prácticamente cualquier persona, un mecanismo de amenaza y control que se debe impedir.

En nuestro país existe una Sistema Nacional Anticorrupción, que corresponde a toda una estructura jurídica internacional de corte democrático que, si bien incompleto por la falta de impulso en su fase final de la administración pública federal anterior, y sin mayor entusiasmo de la actual, ya contempla toda suerte de mecanismos para echar a andar una política nacional de combate a la corrupción y a favor de la transparencia, así como de herramientas que fortalecerían nuestras instituciones republicanas y fomentarían la participación social, en un clima de respeto a los derechos de todos.

La lucha anticorrupción es tan importante que merece la atención de todos, en ese orden de ideas es necesario hacer este llamado de alerta sobre los alertadores que se han creado.

@HuicocheaAlanis

Eminencia médica de su época, el Dr, Weiss era el ejemplar padre de familia que, merced a su destacado trabajo científico y la esforzada carrera de pianista de su esposa, integraban, junto con tres hijos, una culta y típica familia judía, feliz y bien acomodada de Berlín, a finales de los años 30 del siglo pasado. Generosos, daban cobijo a los Dorf, joven pareja que alquilaba un cuarto de la misma casa, y que frecuentemente dejaba de pagar la renta, pues estaban desempleados y, a pesar de eso, el médico Weiss los atendía, sin cobrar, pues constantemente enfermaban los dos berlineses y su pequeño bebe, muy afectado de sus pulmones. Al encumbramiento del Partido Nacional Socialista Alemán, y el reclutamiento que llevó a cabo para fortalecer su policía política, conocida como SS, Erik Dorf inició una meteórica carrera ascendente, mostrando gran eficacia en los métodos de la operación que él mismo llamó con un eufemismo: “limpieza total”, y que no era otra cosa que el exterminio sistemático del pueblo judío. Por supuesto, llegado el momento, denunció a los Weiss que padecieron con toda crudeza el “holocausto”.

Tal es la trama de una serie de televisión que a finales de los 70, también del siglo pasado, fue presentada en México por Luis Spota.

Vale la pena el recuerdo, entre otras razones, porque en estos días, en México, se teje una estrategia formalmente dedicada a combatir la corrupción, pero que tiene muy peligrosos tintes de control político, intromisión en la vida privada de los servidores públicos y de muy probable comisión de abusos de autoridad.

El viernes pasado se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los lineamientos que establecen las bases conforme a las cuales se creará, promoverá, operará, dará acompañamiento, seguimiento y coordinará el Sistema de Ciudadanos Alertadores Internos y Externos de la Corrupción”. Y estos son, de acuerdo con el artículo tercero del mismo documento: “Toda persona física que hace del conocimiento de la Coordinación General una alerta a través de la plataforma”.

Desde el anonimato, dicho alertador “proporcionará información sobre actos que se hayan cometido, se estén cometiendo, o sea probable que se cometan por servidores públicos respecto de presuntos actos de corrupción”, dice en su artículo cuarto. Por si fuera poco, más adelante precisa que el alertador podrá incluso “solicitar una compensación económica por su información”.

Así visto, dichos lineamientos tienen todo el tinte de una estructura de terror encima de los servidores públicos. Un mecanismo técnicamente diseñado para favorecer la denuncia de hechos de corrupción, que fácilmente podría ser utilizado en contra de prácticamente cualquier persona, un mecanismo de amenaza y control que se debe impedir.

En nuestro país existe una Sistema Nacional Anticorrupción, que corresponde a toda una estructura jurídica internacional de corte democrático que, si bien incompleto por la falta de impulso en su fase final de la administración pública federal anterior, y sin mayor entusiasmo de la actual, ya contempla toda suerte de mecanismos para echar a andar una política nacional de combate a la corrupción y a favor de la transparencia, así como de herramientas que fortalecerían nuestras instituciones republicanas y fomentarían la participación social, en un clima de respeto a los derechos de todos.

La lucha anticorrupción es tan importante que merece la atención de todos, en ese orden de ideas es necesario hacer este llamado de alerta sobre los alertadores que se han creado.

@HuicocheaAlanis

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 16 de septiembre de 2020

Vida Pública | Gobierno "fitness" en acción 

El Gobernador Alfredo Del Mazo Maza ha puesto en marcha la primera gran reforma administrativa del siglo XXI. Fusionar 6 secretarías.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 09 de septiembre de 2020

Vida Pública | Morena vs. “DUF”

Es muy destacable y afortunado que el grupo parlamentario más numeroso haga eco de esta exigencia social y que muestre apertura al diálogo

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 02 de septiembre de 2020

Vida Pública | AMLO imbatible

En el peor momento para nuestro país, el presidente de la República continúa siendo bien evaluado

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 19 de agosto de 2020

Vida Pública | Hambre y sed de justicia

Hay que llevar a todos los delincuentes ante los jueces; pero encarcelar a todos los detenidos, no es lo acertado.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 12 de agosto de 2020

Vida Pública | ¿Nueva constitución para los mexiquenses?

Pareciera que hay otros asuntos por legislar que en este momento impactan más en la vida de las personas y reclaman la atención de los legisladores con mayor sentido de urgencia.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 05 de agosto de 2020

Vida Pública | Abrir negocios fácilmente

La crisis del Covid-19 abre la gran oportunidad de crear un nuevo modelo de gestión empresarial, pero implica una concreta estrategia de tareas legislativas que podrían agilizar e impulsar la llegada de inversiones a la entidad

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 29 de julio de 2020

Vida Pública | Demócratas vs. democracia

Usted será culpable y permanecerá en prisión, hasta que demuestre lo contrario.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 22 de julio de 2020

Vida Pública | Soluciones digitales a problemas públicos

Este es momento de aceptar que es tiempo de hacer las cosas de modo diferente y mejor.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 15 de julio de 2020

Vida Pública | Enfermedad, crisis ¿y hambre?

Esta emergencia se puede resolver con nada más un requisito: voluntad política

Arturo Huicochea Alanís

Cargar Más