/ miércoles 23 de septiembre de 2020

Vida Pública | Sin recursos para seguridad 

Abandonados por la federación, a los gobiernos municipales -y a quienes en ellos vivimos que somos el 95 por ciento de los mexicanos- no les queda más que arreglárselas con sus propias fuerzas al menos en lo que corresponde a seguridad y justicia. El Presidente de la República ha decidido quitarles para el año entrante, más de 4 mil millones de pesos que normalmente recibían anualmente para el fortalecimiento de la seguridad pública, además de reducir en casi 5 por ciento el fondo para el fortalecimiento municipal, cuya quinta parte se destinaba, también, a la seguridad pública municipal en todo el país, de acuerdo con la propuesta de presupuesto de egresos que hizo llegar al Poder Legislativo, a través de la Secretaría de Hacienda.

Pero eso no es todo lo malo. A pesar de que el Ejecutivo ha afirmado que la Guardia Nacional, que hoy cuenta con poco más de 40 mil efectivos, llegará a más de 90 mil, lo cierto es que en el presupuesto de egresos mencionado, no propone crear una sola plaza en ese cuerpo creado al inicio de su gestión. Es decir, no es verdad que se vaya a incrementar el número de uniformados dedicados a esa tarea, si acaso, van a tomar soldados y marinos, para ponerles el uniforme respectivo y lanzarlos a las calles a patrullar, pero el crecimiento efectivo será nulo.

Todavía peor, en sus respectivos presupuestos las secretarías de Marina y de Defensa Nacional, el incremento es cero, salvo por lo que corresponde al rubro de infraestructura, lo cual se explica por la construcción del aeropuerto de Santa Lucía; es decir, no habrá cambio en la estrategia de seguridad a partir del capital humano y del mejoramiento tecnológico o de métodos de trabajo en el asunto más preocupante para la sociedad. En otras palabras, la principal preocupación de los gobernados, no es motivo de ocupación del gobernante.

Claro está que dicha propuesta de presupuesto de egresos todavía debe ser analizada y, eventualmente, modificada por los legisladores antes de aprobarla pero, habida cuenta de que MORENA tiene mayoría suficiente en la Cámara de Diputados, y la actitud sumisa que han mostrado sus integrantes, parece muy poco probable que los diputados de ese signo partidario se atrevan a corregir significativamente la propuesta del Ejecutivo. Tampoco se espera mucho de los diputados de oposición.

A pesar de que el gobierno federal ha presentado el Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, para el mejoramiento de las policías municipales, sin asignación de recursos para tal fin, se antoja imposible que eso ocurra.

Así las cosas, el año entrante será el de las autoridades locales. Sólo aquellas que se crezcan ante la adversidad, podrán aprovechar la oportunidad que tienen en sus manos. No será la única, pero sí la más importante exigencia que reciban de sus familiares, vecinos y amigos, la de mejorar la seguridad pública municipal. Y para ello requerirán recursos adicionales, propios que invertir cuidadosamente.

Por eso, a diferencia de otra época en que antes de que los recursos llegaran ya los habían comprometido en la renta de vehículos para patrullas. equipo y armamento, sin pensar siquiera si realmente no necesitaban. Ahora deberán ser más eficaces en el ejercicio del gasto y por lo tanto, descubrirán muy pronto que, antes de equipamiento, requieren de estrategia. Desde esta perspectiva, el abandono de parte del gobierno federal podría terminar siendo una buena noticia, pues las autoridades municipales se verán obligadas a compenetrarse del fenómeno delictivo y entonces descubrirán que no tienen los datos del ámbito municipal que necesitan para generar una política criminal, que carecen de las facultades legales más elementales para hacer su trabajo, como la de investigación de delitos, que la capacitación en la que tanto han invertido, no corresponde a lo que sus policías requieren.

Si son capaces de lo descrito en el párrafo anterior, lo más sencillo será conseguir fuentes de recursos para aplicarlas en los rubros que realmente se requieren y quizá descubran que la seguridad se construye desde lo local.

@HuicocheaAlanis



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Abandonados por la federación, a los gobiernos municipales -y a quienes en ellos vivimos que somos el 95 por ciento de los mexicanos- no les queda más que arreglárselas con sus propias fuerzas al menos en lo que corresponde a seguridad y justicia. El Presidente de la República ha decidido quitarles para el año entrante, más de 4 mil millones de pesos que normalmente recibían anualmente para el fortalecimiento de la seguridad pública, además de reducir en casi 5 por ciento el fondo para el fortalecimiento municipal, cuya quinta parte se destinaba, también, a la seguridad pública municipal en todo el país, de acuerdo con la propuesta de presupuesto de egresos que hizo llegar al Poder Legislativo, a través de la Secretaría de Hacienda.

Pero eso no es todo lo malo. A pesar de que el Ejecutivo ha afirmado que la Guardia Nacional, que hoy cuenta con poco más de 40 mil efectivos, llegará a más de 90 mil, lo cierto es que en el presupuesto de egresos mencionado, no propone crear una sola plaza en ese cuerpo creado al inicio de su gestión. Es decir, no es verdad que se vaya a incrementar el número de uniformados dedicados a esa tarea, si acaso, van a tomar soldados y marinos, para ponerles el uniforme respectivo y lanzarlos a las calles a patrullar, pero el crecimiento efectivo será nulo.

Todavía peor, en sus respectivos presupuestos las secretarías de Marina y de Defensa Nacional, el incremento es cero, salvo por lo que corresponde al rubro de infraestructura, lo cual se explica por la construcción del aeropuerto de Santa Lucía; es decir, no habrá cambio en la estrategia de seguridad a partir del capital humano y del mejoramiento tecnológico o de métodos de trabajo en el asunto más preocupante para la sociedad. En otras palabras, la principal preocupación de los gobernados, no es motivo de ocupación del gobernante.

Claro está que dicha propuesta de presupuesto de egresos todavía debe ser analizada y, eventualmente, modificada por los legisladores antes de aprobarla pero, habida cuenta de que MORENA tiene mayoría suficiente en la Cámara de Diputados, y la actitud sumisa que han mostrado sus integrantes, parece muy poco probable que los diputados de ese signo partidario se atrevan a corregir significativamente la propuesta del Ejecutivo. Tampoco se espera mucho de los diputados de oposición.

A pesar de que el gobierno federal ha presentado el Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, para el mejoramiento de las policías municipales, sin asignación de recursos para tal fin, se antoja imposible que eso ocurra.

Así las cosas, el año entrante será el de las autoridades locales. Sólo aquellas que se crezcan ante la adversidad, podrán aprovechar la oportunidad que tienen en sus manos. No será la única, pero sí la más importante exigencia que reciban de sus familiares, vecinos y amigos, la de mejorar la seguridad pública municipal. Y para ello requerirán recursos adicionales, propios que invertir cuidadosamente.

Por eso, a diferencia de otra época en que antes de que los recursos llegaran ya los habían comprometido en la renta de vehículos para patrullas. equipo y armamento, sin pensar siquiera si realmente no necesitaban. Ahora deberán ser más eficaces en el ejercicio del gasto y por lo tanto, descubrirán muy pronto que, antes de equipamiento, requieren de estrategia. Desde esta perspectiva, el abandono de parte del gobierno federal podría terminar siendo una buena noticia, pues las autoridades municipales se verán obligadas a compenetrarse del fenómeno delictivo y entonces descubrirán que no tienen los datos del ámbito municipal que necesitan para generar una política criminal, que carecen de las facultades legales más elementales para hacer su trabajo, como la de investigación de delitos, que la capacitación en la que tanto han invertido, no corresponde a lo que sus policías requieren.

Si son capaces de lo descrito en el párrafo anterior, lo más sencillo será conseguir fuentes de recursos para aplicarlas en los rubros que realmente se requieren y quizá descubran que la seguridad se construye desde lo local.

@HuicocheaAlanis



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 21 de octubre de 2020

Vida Pública | ¿Por qué ganó el PRI?

No deja de ser interesante que sea el priismo -no el PRI- el que haya traído una señal de esperanza en nuestro sistema de partidos, y en los procesos democráticos, como opción de futuro para México.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 14 de octubre de 2020

Vida Pública | Seis premisas para nuevas leyes

Es necesario fomentar el diálogo constructivo y lograr, más que un cambio legal, un rostro nuevo para el Estado de México.

Arturo Huicochea Alanís

martes 06 de octubre de 2020

Vida Pública | Para eliminar el DUF

Se necesita realizar una cirugía con bisturí, no a machetazos.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 30 de septiembre de 2020

Vida Pública | No menos, sino mejor gobierno municipal

Siendo positivo, concentrarse en limitar el gasto corriente de las administraciones municipales, es empequeñecerlas y confinarlas al "enanismo" administrativo

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 23 de septiembre de 2020

Vida Pública | Sin recursos para seguridad 

El año entrante será el de las autoridades locales. Sólo aquellas que se crezcan ante la adversidad, podrán aprovechar la oportunidad que tienen en sus manos.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 16 de septiembre de 2020

Vida Pública | Gobierno "fitness" en acción 

El Gobernador Alfredo Del Mazo Maza ha puesto en marcha la primera gran reforma administrativa del siglo XXI. Fusionar 6 secretarías.

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 09 de septiembre de 2020

Vida Pública | Morena vs. “DUF”

Es muy destacable y afortunado que el grupo parlamentario más numeroso haga eco de esta exigencia social y que muestre apertura al diálogo

Arturo Huicochea Alanís

miércoles 02 de septiembre de 2020

Vida Pública | AMLO imbatible

En el peor momento para nuestro país, el presidente de la República continúa siendo bien evaluado

Arturo Huicochea Alanís

Cargar Más