/ martes 26 de mayo de 2020

Visión democrática | El voto postal en California

El pasado ocho de mayo, el gobernador de California, Gavin Christopher Newsom (Partido Demócrata), firmó una orden ejecutiva para que la ciudadanía californiana pueda votar de manera segura en las Elecciones Generales del próximo 3 de noviembre.

Entre las acciones programadas para dar cumplimiento a dicha orden, destaca que los oficiales electorales de cada condado deberán enviar papeletas para sufragar a todos los ciudadanos registrados para las elecciones generales.

El gobernador Newsom expresó que tanto las elecciones y el derecho al voto son fundamentales para la democracia de California, y de que ningún californiano debe verse obligado a arriesgar su salud para ejercer su derecho al voto; apuntó que las papeletas por correo no son una solución perfecta para todas las personas, ya que hay quienes necesitan del voto presencial pues carecen de vivienda, porque hablan un idioma distinto al inglés, o bien, presentan alguna discapacidad, así que espera con interés que tanto expertos en salud pública como el Secretario de Estado y la Legislatura puedan crear mejores y más seguras oportunidades para la ciudadanía que no puede votar por correo. Las medidas son relevantes porque se considera muy probable que haya nuevos contagios de COVID-19 en otoño próximo, y que las oleadas serán recurrentes en tanto no exista una vacuna. California tiene un registro de 20,6 millones de electores y es el estado con mas votantes.

El ejemplo de California comienza a replicarse; en Texas, el segundo estado con más votantes, y uno de los 11 estados que mantienen restricciones relativas al voto por correo, restringido a mayores de 65 años de edad y/o enfermos, que estén en prisión o fuera de su condado; en fecha reciente, un juez federal falló a favor de extender el voto por correo a todo el electorado, medida dirigida a las personas que temen contagiarse de COVID-19. Esta decisión aún no es definitiva pues el Fiscal General de Texas anunció que presentará una apelación.

Para garantizar la eficiencia y seguridad del voto por correo, entre otras medidas, se deberá: identificar a proveedores calificados para imprimir boletas y sobres; asociarse con el Servicio Postal para la entrega y recepción de las boletas y contar con personal adecuado, entendiendo que recibir, verificar y contar la gran cantidad de papeletas requiere más tiempo y equipo.

El presidente Trump se ha mostrado en contra de la ampliación del voto por correo, al parecer los republicanos consideran que les perjudicaría que se incremente la participación ciudadana… ni duda cabe que en todas partes se cuecen habas, aun habrá muchas decisiones que tomar y calibrar de aquí a noviembre, ojalá que sean las mejores para la ciudadanía en el marco del anticuado sistema electoral estadounidense.

@CP_IEEM_MX


El pasado ocho de mayo, el gobernador de California, Gavin Christopher Newsom (Partido Demócrata), firmó una orden ejecutiva para que la ciudadanía californiana pueda votar de manera segura en las Elecciones Generales del próximo 3 de noviembre.

Entre las acciones programadas para dar cumplimiento a dicha orden, destaca que los oficiales electorales de cada condado deberán enviar papeletas para sufragar a todos los ciudadanos registrados para las elecciones generales.

El gobernador Newsom expresó que tanto las elecciones y el derecho al voto son fundamentales para la democracia de California, y de que ningún californiano debe verse obligado a arriesgar su salud para ejercer su derecho al voto; apuntó que las papeletas por correo no son una solución perfecta para todas las personas, ya que hay quienes necesitan del voto presencial pues carecen de vivienda, porque hablan un idioma distinto al inglés, o bien, presentan alguna discapacidad, así que espera con interés que tanto expertos en salud pública como el Secretario de Estado y la Legislatura puedan crear mejores y más seguras oportunidades para la ciudadanía que no puede votar por correo. Las medidas son relevantes porque se considera muy probable que haya nuevos contagios de COVID-19 en otoño próximo, y que las oleadas serán recurrentes en tanto no exista una vacuna. California tiene un registro de 20,6 millones de electores y es el estado con mas votantes.

El ejemplo de California comienza a replicarse; en Texas, el segundo estado con más votantes, y uno de los 11 estados que mantienen restricciones relativas al voto por correo, restringido a mayores de 65 años de edad y/o enfermos, que estén en prisión o fuera de su condado; en fecha reciente, un juez federal falló a favor de extender el voto por correo a todo el electorado, medida dirigida a las personas que temen contagiarse de COVID-19. Esta decisión aún no es definitiva pues el Fiscal General de Texas anunció que presentará una apelación.

Para garantizar la eficiencia y seguridad del voto por correo, entre otras medidas, se deberá: identificar a proveedores calificados para imprimir boletas y sobres; asociarse con el Servicio Postal para la entrega y recepción de las boletas y contar con personal adecuado, entendiendo que recibir, verificar y contar la gran cantidad de papeletas requiere más tiempo y equipo.

El presidente Trump se ha mostrado en contra de la ampliación del voto por correo, al parecer los republicanos consideran que les perjudicaría que se incremente la participación ciudadana… ni duda cabe que en todas partes se cuecen habas, aun habrá muchas decisiones que tomar y calibrar de aquí a noviembre, ojalá que sean las mejores para la ciudadanía en el marco del anticuado sistema electoral estadounidense.

@CP_IEEM_MX