/ martes 19 de mayo de 2020

Visión democrática | La elección presidencial de Polonia

La elección presidencial en Polonia estaba programada para efectuarse el 10 de mayo del año en curso, no obstante, fue aplazada a causa de las restricciones para controlar el Covid-19.

Lo particular de este ejercicio electivo estuvo en la intención primigenia de realizarlo únicamente mediante votación postal, por lo que no se abrirían centros de votación, las boletas se entregarían por correo y los electoresdepositarían los sufragios en buzones especiales ubicados en sus áreas locales, para su posterior envío y conteo. La votación postal se efectuaría para la primera ronda y, de ser necesario, para la segunda vuelta.

Asimismo, se planeó que la elección fuera organizada por el Post Polonia que solicitó información confidencial de los electores a las autoridades locales. De acuerdo con la prensa internacional, la elección mediante votación postal planteó problemas con motivo de la protección de datos personales, por ello las autoridades locales expresaron su preocupación; en varios casos se negaron a transferir la información de sus electores como: nombres, domicilios y números de registro nacional, argumentando que la solicitud de información de Post Polonia se sustentó en fundamentos legales dudosos. Además la solicitud de información a las autoridades se hizo desde una dirección de correo electrónico genérica sin la firma de una persona responsable, solicitando que los datos personales se enviaran vía correo electrónico, en archivos comprimidos y sin ninguna protección adicional.

La prensa considera que el Partido Ley y Justicia (PiS), actualmente al frente del gobierno polaco, pretendía celebrar la elección en medio de la pandemia, lo antes posible, buscando garantizar el triunfo del presidente actual Andrzej Duda, en razón de que su imagen, con buena aceptación al día de hoy entre la población, puede verse afectada en
el futuro cercano por efecto de la pandemia en la economía.

La oposición argumentó que, ante la falta de campañas electorales y debates, los candidatos no han podido tener contacto con el electorado, en contraposición el presidente Duda quien se ha mantenido presente en los medios de comunicación con motivo de la pandemia.

Es así que hace unos cuantos días, el jefe del partido PiS, Jaroslaw Kaczynski, anunció que los comicios presidenciales se aplazaron para una fecha posterior, misma que se dará a conocer por Elzbieta Witek, actual presidenta del Sejm (Congreso). Además, el PiS aceptó que la organización del voto postal esté a cargo de la Comisión Electoral.

Las elecciones deben ser libres, auténticas y periódicas, organizadas por el Estado a través de organismos públicos que gocen de autonomía, condiciones indispensables para la credibilidad y aceptación de los resultados. Sin duda la lección que deja Polonia para el mundo aún no termina.

@CP_IEEM_MX

La elección presidencial en Polonia estaba programada para efectuarse el 10 de mayo del año en curso, no obstante, fue aplazada a causa de las restricciones para controlar el Covid-19.

Lo particular de este ejercicio electivo estuvo en la intención primigenia de realizarlo únicamente mediante votación postal, por lo que no se abrirían centros de votación, las boletas se entregarían por correo y los electoresdepositarían los sufragios en buzones especiales ubicados en sus áreas locales, para su posterior envío y conteo. La votación postal se efectuaría para la primera ronda y, de ser necesario, para la segunda vuelta.

Asimismo, se planeó que la elección fuera organizada por el Post Polonia que solicitó información confidencial de los electores a las autoridades locales. De acuerdo con la prensa internacional, la elección mediante votación postal planteó problemas con motivo de la protección de datos personales, por ello las autoridades locales expresaron su preocupación; en varios casos se negaron a transferir la información de sus electores como: nombres, domicilios y números de registro nacional, argumentando que la solicitud de información de Post Polonia se sustentó en fundamentos legales dudosos. Además la solicitud de información a las autoridades se hizo desde una dirección de correo electrónico genérica sin la firma de una persona responsable, solicitando que los datos personales se enviaran vía correo electrónico, en archivos comprimidos y sin ninguna protección adicional.

La prensa considera que el Partido Ley y Justicia (PiS), actualmente al frente del gobierno polaco, pretendía celebrar la elección en medio de la pandemia, lo antes posible, buscando garantizar el triunfo del presidente actual Andrzej Duda, en razón de que su imagen, con buena aceptación al día de hoy entre la población, puede verse afectada en
el futuro cercano por efecto de la pandemia en la economía.

La oposición argumentó que, ante la falta de campañas electorales y debates, los candidatos no han podido tener contacto con el electorado, en contraposición el presidente Duda quien se ha mantenido presente en los medios de comunicación con motivo de la pandemia.

Es así que hace unos cuantos días, el jefe del partido PiS, Jaroslaw Kaczynski, anunció que los comicios presidenciales se aplazaron para una fecha posterior, misma que se dará a conocer por Elzbieta Witek, actual presidenta del Sejm (Congreso). Además, el PiS aceptó que la organización del voto postal esté a cargo de la Comisión Electoral.

Las elecciones deben ser libres, auténticas y periódicas, organizadas por el Estado a través de organismos públicos que gocen de autonomía, condiciones indispensables para la credibilidad y aceptación de los resultados. Sin duda la lección que deja Polonia para el mundo aún no termina.

@CP_IEEM_MX