/ martes 8 de octubre de 2019

Visión Democrática / Parlamentarias en Portugal


La Constitución de Portugal señala que es un país democrático basado en el estado de derecho, la soberanía del pueblo, la expresión y organización democrática plural, así como la separación de poderes con miras a lograr la democracia económica, social y cultural, y a profundizar en la democracia participativa. Ese país, administrativamente, se divide en 18 distritos y 2 regiones autónomas (Azores y Madeira).

Los órganos que ejercen el poder soberano son: el Presidente de la República, la Asamblea de la República, el Gobierno y los Tribunales. Por definición constitucional dichos órganos serán separados e interdependientes.

Un principio general del derecho electoral previsto en la Constitución de ese país, aplicable para el ejercicio electivo del 6 de octubre, refiere que los votos emitidos se convertirán en asientos de acuerdo con el principio de representación proporcional.

La Asamblea de la República representa a todos los ciudadanos portugueses, se conforma por 230 integrantes, electos por cuatro años. De este modo, existen 18 distritos administrativos o circunscripciones continentales, además existe un circulo electoral en la Región Autónoma de Madeira y un círculo electoral en la Región Autónoma de Azores. Los diputados de la Asamblea de la República son elegidos por listas de nominaciones múltiples en cada circunscripción, y el votante tiene una sola lista de votación. Los sufragios se convierten en mandatos de acuerdo con el método de representación proporcional D´Hondt.

Portugal tiene prevista no solo la votación sino también la representación desde el extranjero; la ciudadanía portuguesa que reside fuera del territorio nacional se agrupa en dos distritos electorales (Europa y el resto del mundo), en cada uno se eligen dos miembros de la Asamblea (4 de los 230).

Los resultados de los comicios del 6 de octubre determinarán la integración de la Asamblea de la República y la conformación de un nuevo Gobierno en Portugal, sin dejar de considerar que el Presidente de la República deberá nombrar al Primer Ministro luego de consultar a los partidos políticos con escaños en la propia Asamblea de acuerdo con los resultados de la elección. Para formar gobierno el partido ganador debe garantizar una mayoría de los 230 escaños que conforman la Asamblea de la República. La participación superó el 54%, acudieron a las urnas 4.938.527 votantes.

El Partido Socialista del actual Primer Ministro Antonio Costa consiguió el 36,6% de los votos y 106 escaños (86 en 2015), seguido del PSD, con el 28% y 77 escaños; Bloco, 9,7% y 19 escaños (igual que en 2015); PC, 6,7% y 12 (pierde cinco); CDS, 4,2% y 5 escaños; PAN, 3,3% y 4 diputados (gana 3), y las nuevas entradas de Iniciativa Liberal, Chega y Livre, con un diputado cada uno. Costa podrá escoger con quien sumar y ha anunciado “un refuerzo de las políticas realizadas en la última legislatura”. Deseamos larga vida a la democracia portuguesa.

@CP_IEEM_MX


La Constitución de Portugal señala que es un país democrático basado en el estado de derecho, la soberanía del pueblo, la expresión y organización democrática plural, así como la separación de poderes con miras a lograr la democracia económica, social y cultural, y a profundizar en la democracia participativa. Ese país, administrativamente, se divide en 18 distritos y 2 regiones autónomas (Azores y Madeira).

Los órganos que ejercen el poder soberano son: el Presidente de la República, la Asamblea de la República, el Gobierno y los Tribunales. Por definición constitucional dichos órganos serán separados e interdependientes.

Un principio general del derecho electoral previsto en la Constitución de ese país, aplicable para el ejercicio electivo del 6 de octubre, refiere que los votos emitidos se convertirán en asientos de acuerdo con el principio de representación proporcional.

La Asamblea de la República representa a todos los ciudadanos portugueses, se conforma por 230 integrantes, electos por cuatro años. De este modo, existen 18 distritos administrativos o circunscripciones continentales, además existe un circulo electoral en la Región Autónoma de Madeira y un círculo electoral en la Región Autónoma de Azores. Los diputados de la Asamblea de la República son elegidos por listas de nominaciones múltiples en cada circunscripción, y el votante tiene una sola lista de votación. Los sufragios se convierten en mandatos de acuerdo con el método de representación proporcional D´Hondt.

Portugal tiene prevista no solo la votación sino también la representación desde el extranjero; la ciudadanía portuguesa que reside fuera del territorio nacional se agrupa en dos distritos electorales (Europa y el resto del mundo), en cada uno se eligen dos miembros de la Asamblea (4 de los 230).

Los resultados de los comicios del 6 de octubre determinarán la integración de la Asamblea de la República y la conformación de un nuevo Gobierno en Portugal, sin dejar de considerar que el Presidente de la República deberá nombrar al Primer Ministro luego de consultar a los partidos políticos con escaños en la propia Asamblea de acuerdo con los resultados de la elección. Para formar gobierno el partido ganador debe garantizar una mayoría de los 230 escaños que conforman la Asamblea de la República. La participación superó el 54%, acudieron a las urnas 4.938.527 votantes.

El Partido Socialista del actual Primer Ministro Antonio Costa consiguió el 36,6% de los votos y 106 escaños (86 en 2015), seguido del PSD, con el 28% y 77 escaños; Bloco, 9,7% y 19 escaños (igual que en 2015); PC, 6,7% y 12 (pierde cinco); CDS, 4,2% y 5 escaños; PAN, 3,3% y 4 diputados (gana 3), y las nuevas entradas de Iniciativa Liberal, Chega y Livre, con un diputado cada uno. Costa podrá escoger con quien sumar y ha anunciado “un refuerzo de las políticas realizadas en la última legislatura”. Deseamos larga vida a la democracia portuguesa.

@CP_IEEM_MX