/ martes 3 de diciembre de 2019

Visión Democrática | Vientos democráticos en Hong Kong


El domingo 24 de noviembre se realizaron elecciones distritales con el propósito de elegir a las autoridades que representan los 18 distritos que conforman Hong Kong.

De acuerdo con la prensa internacional, los comicios pueden ser considerados como un referéndum para evaluar la gestión del Gobierno local, con Carrie Lam como Jefe del Ejecutivo. La participación de los electores correspondió al 71,2%, es decir, 2,94 millones de personas, lo que se traduce en la mayor participación electoral ciudadana en la historia de Hong Kong.

Los resultados son interesantes: de un total de 452 asientos, la oposición demócrata obtuvo 388 concejales de distrito, en tanto, los partidos pro-Beijing obtuvieron solamente 59 concejales, aunque antes de los comicios contaban con 300. Ahora la oposición demócrata podrá controlar 17 de los 18 distritos.

Los concejales de los distritos que fueron recientemente electos tienen poco poder político, sus ocupaciones se refieren básicamente a decidir asuntos respecto de los servicios públicos locales, sin embargo, en sus atribuciones también está elegir a 117 de los 1,200 miembros del Comité encargado de seleccionar al Jefe del Ejecutivo de Hong Kong quien posteriormente debe ser designado de manera formal por el Gobierno Central de China.

La Jefa del Ejecutivo Carrie Lam, pro-China, aceptó los resultados de los comicios y señaló que el Gobierno escuchará a la gente y reflexionará sobre los problemas de la ciudad. Por su parte el gobierno de China reiteró su apoyo a Lam.

Muchos de los concejales electos son muy jóvenes y esta es su primera participación en la política en lo electoral. Entre sus integrantes se encuentran varios de los líderes estudiantiles en el movimiento conocido como “Revolución de los Paraguas” que precedió a las protestas que se desarrollan desde hace aproximadamente seis meses en Hong Kong.

Las elecciones en Hong Kong son un catalizador del descontento de la población por problemas económicos y la falta de aceptación con la clase política en los últimos cinco meses. De igual manera, son una clara muestra que la democracia participativa y la democracia representativa funcionan y pueden incidir para modificar las decisiones políticas y económicas imperantes de la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China.

@CP_IEEM_MX


El domingo 24 de noviembre se realizaron elecciones distritales con el propósito de elegir a las autoridades que representan los 18 distritos que conforman Hong Kong.

De acuerdo con la prensa internacional, los comicios pueden ser considerados como un referéndum para evaluar la gestión del Gobierno local, con Carrie Lam como Jefe del Ejecutivo. La participación de los electores correspondió al 71,2%, es decir, 2,94 millones de personas, lo que se traduce en la mayor participación electoral ciudadana en la historia de Hong Kong.

Los resultados son interesantes: de un total de 452 asientos, la oposición demócrata obtuvo 388 concejales de distrito, en tanto, los partidos pro-Beijing obtuvieron solamente 59 concejales, aunque antes de los comicios contaban con 300. Ahora la oposición demócrata podrá controlar 17 de los 18 distritos.

Los concejales de los distritos que fueron recientemente electos tienen poco poder político, sus ocupaciones se refieren básicamente a decidir asuntos respecto de los servicios públicos locales, sin embargo, en sus atribuciones también está elegir a 117 de los 1,200 miembros del Comité encargado de seleccionar al Jefe del Ejecutivo de Hong Kong quien posteriormente debe ser designado de manera formal por el Gobierno Central de China.

La Jefa del Ejecutivo Carrie Lam, pro-China, aceptó los resultados de los comicios y señaló que el Gobierno escuchará a la gente y reflexionará sobre los problemas de la ciudad. Por su parte el gobierno de China reiteró su apoyo a Lam.

Muchos de los concejales electos son muy jóvenes y esta es su primera participación en la política en lo electoral. Entre sus integrantes se encuentran varios de los líderes estudiantiles en el movimiento conocido como “Revolución de los Paraguas” que precedió a las protestas que se desarrollan desde hace aproximadamente seis meses en Hong Kong.

Las elecciones en Hong Kong son un catalizador del descontento de la población por problemas económicos y la falta de aceptación con la clase política en los últimos cinco meses. De igual manera, son una clara muestra que la democracia participativa y la democracia representativa funcionan y pueden incidir para modificar las decisiones políticas y económicas imperantes de la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China.

@CP_IEEM_MX