/ sábado 24 de julio de 2021

Vox Populi | El regreso a clases 

La tercera ola de contagios de COVID amenaza el regreso a clases presenciales para el ciclo escolar que iniciará en el mes de agosto. Desde marzo del 2020, se impartieron clases bajo el modelo a distancia que ha acentuado el uso de aplicaciones móviles para impartir clases en todos los niveles, incluso el sistema de educación pública se ha apoyado en la televisión. Ha crecido el uso de celulares, computadoras, tabletas en las cuales millones de estudiantes toman clases a distancia. Al paso de los meses se ha advertido el crecimiento de la brecha de desigualdad entre estudiantes con mayores recursos y sectores de bajos ingresos con dificultades para acceder a recursos tecnológicos. Otros efectos de la pandemia se dan en el campo socioemocional, pues han crecido la ansiedad, tristeza y el miedo entre la población general.

En el contexto del aumento de contagios por nuevas variantes ciertamente más contagiosas pero menos letales, las autoridades educativas mexicanas (SEP) han anunciado que se regresará bajo un modelo mixto de clases presenciales y a distancia. 6 de cada 10 padres de familia de primaria y secundaria (58%), apoyan esta medida (encuesta telefónica nacional, julio 2021, 600 casos, Reforma). Parece una medida acertada, sin embargo, la mayor interrogante radica en saber en que nivel de contagios estaremos en 4 semanas, si habrá condiciones para un regreso seguro, y por supuesto, tampoco se ha explicado detalles del modelo híbrido.

Datos de la citada encuesta revelan que 60% de los padres de familia están en desacuerdo con la medida oficial de que no se reprobará a ningún estudiante, y todos pasan al siguiente año escolar. Es probable que quienes no cuentan con los recursos para garantizar la conectividad de sus hijos, mantengan una postura más flexible al respecto, pues la pandemia ha tenido efectos más negativos en la salud y la economía entre la población con menores ingresos.

Respecto a las desventajas de las clases a distancia, la mitad de los padres de familia (47%), advierten que es no tener la orientación del maestro, 27% acusa la falta de internet, y 15% la falta de contacto con amigos y compañeros.

En relación a las ventajas de un modelo mixto entre lo presencial y lo virtual, 7 de cada 10 padres de familia (67%), creen que esté mejorará el aprendizaje, 15% cree que podrán convivir con sus compañeros, 11% mejorará su estado de animo.

La principal desventaja que se advierte del regreso presencial a clases esta encabezada por el riesgo de contagios (78%). En la medida que la vacunación avance hacia segmentos jóvenes como los estudiantes de bachillerato y licenciatura, esta preocupación podría reducirse, sin embargo no se tienen noticias al respecto. Alrededor de 20% de la población no quiere vacunarse por diversas creencias, lo cual representa otro desafío. Lo malo es que el ciclo escolar esta a la vuelta de la esquina. A menos de un mes de iniciar, no se cuenta con un programa de vacunación para estudiantes, ni con un programa que permita adoptar masivamente competencias digitales particularmente entre los segmentos con menores recursos será fundamental para reducir la brecha de desigualdad educativa en el mundo poscovid.


La tercera ola de contagios de COVID amenaza el regreso a clases presenciales para el ciclo escolar que iniciará en el mes de agosto. Desde marzo del 2020, se impartieron clases bajo el modelo a distancia que ha acentuado el uso de aplicaciones móviles para impartir clases en todos los niveles, incluso el sistema de educación pública se ha apoyado en la televisión. Ha crecido el uso de celulares, computadoras, tabletas en las cuales millones de estudiantes toman clases a distancia. Al paso de los meses se ha advertido el crecimiento de la brecha de desigualdad entre estudiantes con mayores recursos y sectores de bajos ingresos con dificultades para acceder a recursos tecnológicos. Otros efectos de la pandemia se dan en el campo socioemocional, pues han crecido la ansiedad, tristeza y el miedo entre la población general.

En el contexto del aumento de contagios por nuevas variantes ciertamente más contagiosas pero menos letales, las autoridades educativas mexicanas (SEP) han anunciado que se regresará bajo un modelo mixto de clases presenciales y a distancia. 6 de cada 10 padres de familia de primaria y secundaria (58%), apoyan esta medida (encuesta telefónica nacional, julio 2021, 600 casos, Reforma). Parece una medida acertada, sin embargo, la mayor interrogante radica en saber en que nivel de contagios estaremos en 4 semanas, si habrá condiciones para un regreso seguro, y por supuesto, tampoco se ha explicado detalles del modelo híbrido.

Datos de la citada encuesta revelan que 60% de los padres de familia están en desacuerdo con la medida oficial de que no se reprobará a ningún estudiante, y todos pasan al siguiente año escolar. Es probable que quienes no cuentan con los recursos para garantizar la conectividad de sus hijos, mantengan una postura más flexible al respecto, pues la pandemia ha tenido efectos más negativos en la salud y la economía entre la población con menores ingresos.

Respecto a las desventajas de las clases a distancia, la mitad de los padres de familia (47%), advierten que es no tener la orientación del maestro, 27% acusa la falta de internet, y 15% la falta de contacto con amigos y compañeros.

En relación a las ventajas de un modelo mixto entre lo presencial y lo virtual, 7 de cada 10 padres de familia (67%), creen que esté mejorará el aprendizaje, 15% cree que podrán convivir con sus compañeros, 11% mejorará su estado de animo.

La principal desventaja que se advierte del regreso presencial a clases esta encabezada por el riesgo de contagios (78%). En la medida que la vacunación avance hacia segmentos jóvenes como los estudiantes de bachillerato y licenciatura, esta preocupación podría reducirse, sin embargo no se tienen noticias al respecto. Alrededor de 20% de la población no quiere vacunarse por diversas creencias, lo cual representa otro desafío. Lo malo es que el ciclo escolar esta a la vuelta de la esquina. A menos de un mes de iniciar, no se cuenta con un programa de vacunación para estudiantes, ni con un programa que permita adoptar masivamente competencias digitales particularmente entre los segmentos con menores recursos será fundamental para reducir la brecha de desigualdad educativa en el mundo poscovid.


ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 18 de septiembre de 2021

Vox Populi | Una sociedad más liberal y polarizada 

Con los cambios a la norma que despenalizan el aborto, caminamos hacia la expansión de derechos y libertades, y hacia una sociedad cada vez más liberal porque pasamos de penalizar una conducta a la libertad de elegir, sin embargo también caminamos hacia una sociedad polarizada y dividida. 

Paul Valdés Cervantes

sábado 04 de septiembre de 2021

Vox Populi | Educación y economía afectada por la pandemia 

La pandemia ha  aumentado las brechas de desigualdad social, de tal manera que los desafíos presentes y futuros pasan por la ejecución de políticas publicas que ayuden a disminuir la lacerante desigualdad que ha dejado la pandemia particularmente en la educación y economía de las personas más pobres. 

Paul Valdés Cervantes

sábado 28 de agosto de 2021

Vox Populi | Ánimo negativo para el regreso a clases

Algunos de los hallazgos mas relevantes del citado estudio, señalan que 7 de cada 10 padres de familia con hijos en edad escolar, apoyan el uso de cubrebocas para todos los niños durante su estancia en la escuela. Esta medida ha resultado eficiente, y será fundamental en los protocolos sanitarios implementados por las autoridades educativas, pero también impulsado desde casa. 

Paul Valdés Cervantes

sábado 14 de agosto de 2021

Vox Populi | La tercera ola

La gravedad de la pandemia, y la tercera ola están agudizando la polarización y la polémica sobre las preferencias y la libertad individual, al grado que en algunas sociedades se comenzará a exigir un certificado de vacunación para tránsitar y acceder a determinados espacios públicos. 

Paul Valdés Cervantes

sábado 07 de agosto de 2021

Vox Populi | La caída del bienestar comenzó en 2019 

El Presidente López Obrador ha desestimado los datos de CONEVAL argumentando que el tiene otros datos sobre la pobreza, y justificando que el aumento es consecuencia de la pandemia, sin embargo la caída del bienestar comenzó con la pérdida de confianza en la inversión, la cancelación del Aeropuerto de Texcoco y con el crecimiento de 0% de la economía. La pandemia agudizó la pérdida del bienestar social de los mexicanos, un aumento de la pobreza en diversas dimensiones, y una caída del PIB de -8.5%. 

Paul Valdés Cervantes

Cargar Más