/ sábado 31 de octubre de 2020

Historias | Las brujas de fuego del cerro de La Teresona

Se dice que por el lado en donde corre el Paseo Matlazincas, hay un camino que conduce a Santiago Tlaxomulco y suceden cosas inexplicables

Una historia que se cuenta en Toluca, aunque no puede ser corroborada como en el caso de las leyendas, pues no puede ubicarse un momento exacto ni lugar preciso, es el de las brujas de fuego del cerro de La Teresona.

Se dice que por el lado en donde corre el Paseo Matlazincas o Circunvalación, hay un camino que conduce a Santiago Tlaxomulco, en medio del cual hace tiempo había una casa grande y los vecinos consideraban que estaba embrujada.

La historia puede ser producto de la imaginación o de la superchería de las personas, pero a las mujeres que tenían hijos recién nacidos se les recomendaba poner las tijeras abiertas en cruz debajo de la almohada del pequeño para evitar que llamaran la atención de las brujas.

También les decían que alrededor de la cuna o de la cama donde se acostaba al niño se colocara un espejo para que las brujas vieran reflejada su imagen y huyeran al mirar su horrible cara.

Esto porque, de acuerdo con la narración, eran mujeres malas que de día parecían normales, pero una noche de cada semana se reunían en el cerro de La Teresona para bailar, realizar ritos en los cuales se quitaban las extremidades, guardarlas en un costal y salir en busca de un recién nacido para chuparle la sangre.

Algunos dicen que se convertían en guajolotes, otros que sus facciones se deformaban y les nacían alas, otros que brincaban entre los techos de las casas hasta llegar a donde dormía el recién nacido.

En uno de esos relatos, cuando era niña, un amigo de mi familia decía: “claro, es cierto, yo las vi a las malditas, pues un día llegó mi hermano con su familia y se quedaron en mi casa, traían a bautizar a mi sobrino y yo sería su padrino, lo creas o no, fue a finales de octubre.

Esa noche el niño no podía dormir, lloraba y lloraba, la mamá trató de alimentarlo, lo arrullaba y no podía calmarlo con nada, entonces yo ya estaba desesperado, me pare frente a la ventana que da para el lado norte y ahí las vi, convertidas en bolas de fuego bailando-

De pronto vi que se acercaba una sobre los techos de las casas de enfrente y me acordé que mi abuelo decía que se podían ahuyentar volteando los calzones al revés y golpeando con ellos alguna superficie cercana, así que me quité los míos y empecé a azotar la cama.

Minutos después me asomé a la ventana y vi muy clarito cómo las bolas de fuego se hacían cada vez más pequeñas hasta que desaparecieron. Coincidencia o no, pero mi sobrino dejó de llorar, entonces le lleve a mi cuñada unas tijeras y le rogué colocarlas debajo de la almohada, por las dudas”.

¿Verdad o ficción?, pero allá por los años 60 y 70 la gente dudaba, no creía en la muerte de cuna o muerte súbita e insistían en revisar el cadáver del niño fallecido y ver si tenía un chupetón en la fontanela o mollera o en un talón, los sitios donde se atribuía a las brujas la extracción de sangre en los niños.

Una historia que se cuenta en Toluca, aunque no puede ser corroborada como en el caso de las leyendas, pues no puede ubicarse un momento exacto ni lugar preciso, es el de las brujas de fuego del cerro de La Teresona.

Se dice que por el lado en donde corre el Paseo Matlazincas o Circunvalación, hay un camino que conduce a Santiago Tlaxomulco, en medio del cual hace tiempo había una casa grande y los vecinos consideraban que estaba embrujada.

La historia puede ser producto de la imaginación o de la superchería de las personas, pero a las mujeres que tenían hijos recién nacidos se les recomendaba poner las tijeras abiertas en cruz debajo de la almohada del pequeño para evitar que llamaran la atención de las brujas.

También les decían que alrededor de la cuna o de la cama donde se acostaba al niño se colocara un espejo para que las brujas vieran reflejada su imagen y huyeran al mirar su horrible cara.

Esto porque, de acuerdo con la narración, eran mujeres malas que de día parecían normales, pero una noche de cada semana se reunían en el cerro de La Teresona para bailar, realizar ritos en los cuales se quitaban las extremidades, guardarlas en un costal y salir en busca de un recién nacido para chuparle la sangre.

Algunos dicen que se convertían en guajolotes, otros que sus facciones se deformaban y les nacían alas, otros que brincaban entre los techos de las casas hasta llegar a donde dormía el recién nacido.

En uno de esos relatos, cuando era niña, un amigo de mi familia decía: “claro, es cierto, yo las vi a las malditas, pues un día llegó mi hermano con su familia y se quedaron en mi casa, traían a bautizar a mi sobrino y yo sería su padrino, lo creas o no, fue a finales de octubre.

Esa noche el niño no podía dormir, lloraba y lloraba, la mamá trató de alimentarlo, lo arrullaba y no podía calmarlo con nada, entonces yo ya estaba desesperado, me pare frente a la ventana que da para el lado norte y ahí las vi, convertidas en bolas de fuego bailando-

De pronto vi que se acercaba una sobre los techos de las casas de enfrente y me acordé que mi abuelo decía que se podían ahuyentar volteando los calzones al revés y golpeando con ellos alguna superficie cercana, así que me quité los míos y empecé a azotar la cama.

Minutos después me asomé a la ventana y vi muy clarito cómo las bolas de fuego se hacían cada vez más pequeñas hasta que desaparecieron. Coincidencia o no, pero mi sobrino dejó de llorar, entonces le lleve a mi cuñada unas tijeras y le rogué colocarlas debajo de la almohada, por las dudas”.

¿Verdad o ficción?, pero allá por los años 60 y 70 la gente dudaba, no creía en la muerte de cuna o muerte súbita e insistían en revisar el cadáver del niño fallecido y ver si tenía un chupetón en la fontanela o mollera o en un talón, los sitios donde se atribuía a las brujas la extracción de sangre en los niños.

Local

Podría desaparecer outsourcing en el Congreso local en 2021

Propone PT bolsa para seguro de desempleo y rechaza más deuda para Edomex

Policiaca

Ejidatarios de San Buenaventura continúan continúan con plantón en obras del Tren

Advierten que no se retirarán hasta que les sea pagada el adeudo de indemnización por casi 300 millones de pesos

Policiaca

Policía investiga supuestas extorsiones contra comerciantes de pollo en el valle de Toluca

En días pasados algunos expendios en Metepec bajaron sus cortinas debido a que un grupo de personas les informaron que tendrían un nuevo proveedor y que debían comercializar el producto con los nuevos precios asignados.

Local

Instalan alumbrado público en Zinacantepec

Se rehabilitaron mil 920 lámparas y la colocación de 440 luminarias con tecnología solar

Finanzas

CFE pide permiso a EU para importar luz

La CFE cuenta con la aprobación de la Comisión Reguladora de Energía para importar el recurso

Sociedad

Historia de dolor: violencia en la primera infancia

Un número alarmante de niñas y niños son sujetos de algún tipo de violencia desde que son bebés, afirma experto

Sociedad

Crecen emergencias psiquiátricas de niños

Por confinamiento tienen problemas de salud mental como depresión, ansiedad e intento de suicidio

Sociedad

Padres se niegan a reapertura de aulas en Guanajuato

En Guanajuato, casi 70 por ciento de las personas hijos en edad escolar no quiere regresar a clases en enero

Sociedad

SSP niega existencia de autodefensas en Veracruz

Ningún grupo puede andar armado en la entidad, dio a conocer el secretario Hugo Gutiérrez Maldonado