imagotipo

Pluma Loca

  • Fofoy

 

(Esta columna desea que el ex gobernador Ignacio Pichardo Pagaza tenga rápida recuperación. Sufrió una caída en su domicilio de Valle de Bravo. Reportan que tiene fracturas de nariz y en un pómulo. El accidente ocurrió hace poco más de una semana).

(Nuestro más sentido pésame al periodista y amigo Víctor Gutiérrez Domínguez y a sus familiares por el fallecimiento de su esposa señora Beatriz Gómez de Gutiérrez. Víctor, durante varios años, fue reportero de El Sol De Toluca.

++++++++

Mañana llegarán los Peregrinos a la Basílica de Guadalupe. El Obispo Francisco Javier Chavolla expresó las preocupaciones de la Iglesia por varios problemas sociales.

Puso énfasis en cómo armar apoyo para los migrantes ilegales que sean deportados.

Van a ser muchos. Antier en un operativo fueron capturadas más de seiscientas personas. Las acciones del gobierno estadounidense van muy aceleradas y en misma proporción serán complicadas para México.

Dijo el Obispo de la diócesis de Toluca que la Iglesia está buscando armar una estructura donde los migrantes tengan comida, sustento y cobijo.

El Obispo de Guadalajara, también está atento a las mismas acciones del mandatario de los Estados Unidos. Ofrece apoyo para los deportados y ofrece sus teléfonos para atender a quien requiera ayuda.

El Sol de Puebla entrevistó al sacerdote Eugenio Lira Rugarcía (nombrado obispo de Matamoros) sobre el tema:

Dijo que “los poblanos tienen que estar preparados para apoyar a los migrantes que sean deportados una vez que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, aplique sus políticas para deportarlos, pues regresarán a sus sitios de origen en una situación difícil y las esperanzas truncadas, por lo que requerirán de techo, alimento, ropa y medicamentos, pero también ayuda psicológica”.

El problema apenas se empieza a notar, pero es demasiado complicado.

El INEGI dice que “Las cinco entidades de la República Mexicana que tienen mayor emigración hacia Estados Unidos son Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Estado de México y Puebla”.

De acuerdo a la misma fuente, Guanajuato es el principal expulsor de migrantes con 116,235 personas que salieron de su entidad hacia Estados Unidos.

En segundo lugar se encuentra Michoacán con 83,642 emigrantes, le sigue Jalisco con una salida de 79,001. Está después el Estado de México con 67,595 personas, y en quinto lugar se encuentra Puebla con 66,773.

Si deportaran a los 67,595 mexiquenses, se perdería un ingreso mensual de seis mil pesos por familia por concepto de remesas. Lo único asegurado es que crecería la pobreza.

La Iglesia brinda una ayuda emergente, como frecuentemente lo hace ofreciendo sus instalaciones, dando medicamentos gratuitos en sus dispensarios médicos. Es socorrista entusiasta, pero limitado por razones de no tener dinero.

En el Estado de México sólo funciona la Línea Migrante Mexiquense. El Gobierno del Estado de México, mediante el Centro de Atención Telefónica del Estado de México (CATGEM), pone en operación una línea creada exclusivamente para brindar asesoría y atención a los mexiquenses que viven en el exterior y a sus familias en sus comunidades de origen las 24 horas del día, los 365 días del año.

Igual, es una medida emergente e inmediata pero falta resolver más fondo el alto problema de desempleo.

Rafael Vilchis 6 24 88 24

fraterafael@hotmail.com