imagotipo

Portaleando

  • Inocente Peñaloza

 

Un informe oficial de la fábrica de automóviles Nissan indica que las últimas mil unidades de su vehículo tipo Tsuru empezaron a ser producidas en su planta de Aguascalientes y dejarán el mercado en el mes de mayo.

La empresa, de origen japonés, decidió hacer el cierre de su producción con la edición especial “Buen camino”, que seguramente será de colección entre automovilistas.

Dificultades técnicas provocaron esta drástica decisión de la Nissan –llamada Datsun en su llegada a México, hace muchos años− debido a que sus ingenieros jamás pudieron incorporar a su diseño bolsas de aire y frenos ABS, equipo de seguridad reglamentario para los automóviles actuales.

La Nissan, como en su tiempo la Volkswagen, no baja la cortina, simplemente diversifica sus productos y mantiene los que ya están dentro de las nuevas normas. Tal vez diseñe otro auto similar que gane en su momento la preferencia de los taxistas, por ejemplo, o tal vez fabrique vehículos de otra categoría destinados a otro sector del mercado automotriz.

El caso es que la producción de Tsuru, como en su momento la del “Vocho”, se suspende en mayo. ¿Cuántas unidades de ambas marcas andarán rodando todavía entre baches en calles y carreteras de México?