imagotipo

Asaltos literarios cumple 3 años

  • Ruth Flores
  • en Cultura

Toluca, México.- Se llevó a cabo una lectura incluyente y en voz alta en el Teatro de Cámara Esvón Gamaliel. A cargo del elenco de “Asaltos Literarios”, el público tuvo la oportunidad de participar en una dinámica interactiva y analítica.

Desde su fundación en 2014 y hasta la fecha, actores y actrices egresados de la UAEMex impulsan esta actividad para fomentar la lectura entre la audiencia, compuesta principalmente por jóvenes y adultos a lo largo y ancho del Estado de México.

Al inicio de la presentación, el elenco reparte algunos títulos de poesía y literatura universal entre la audiencia, para después, al transcurrir la actividad, reunir y leer en voz alta dichos textos, como un método para incitar al espectador a buscar más textos del autor correspondiente y así, enriquecer su acervo cultural y literario.

Entre los títulos que en esta ocasión se recitaron, se destacó el texto de Juan Rulfo, Pedro Páramo. Las integrantes de “Asaltos Literarios” leyeron para la audiencia fragmentos de la segunda obra del escritor y fotógrafo mexicano. Pedro Páramo es considerada como una de las obras cumbres de la literatura en lengua castellana por autores como Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y Jorge Luis Borges, por mencionar algunos.

La poesía también tuvo cabida en este espacio literario, puesto que se leyeron textos de Mario Benedetti y Jaime Sabines. “Hagamos un trato” y “No es nada de tu cuerpo” cobraron vida mediante la voz de las jóvenes actrices, que envolvieron a la audiencia en todo momento para despertar el interés por la lectura.

Además de literatura clásica, universal y latinoamericana, en el repertorio de “Asaltos Literarios” también se encuentran muestras de leyendas populares, tales como “El conejo y la luna”, una narración perteneciente al imaginario pre-hispánico que se ha mantenido con vida a través de la tradición oral.

Cuentos para niños, poesía, textos clásicos, novela y leyendas prehispánicas fueron los principales componentes de la lectura en voz alta, que por cerca de una hora, fascinó a niños jóvenes y adultos que se dieron cita en este espacio cultural.