/ lunes 20 de noviembre de 2017

La Revolución en el Estado de México

El mexiquense Andrés Molina Enríquez fue uno de los precursores

La Revolución Mexicana fue un movimiento social durante el cual el Estado de México y Toluca participaron activamente, ya que Andrés Molina Enríquez, quien nació en Jilotepec, fue uno de los precursores al publicar, en 1909, su libro Los grandes problemas nacionales.

Esta obra, junto con la de Francisco I. Madero, editada ese mismo año, titulada: La sucesión presidencial en 1910, prendieron la chispa de la revolución.

Pero fíjese usted lo que son las cosas, en el año de 1910, en el mes de septiembre para ser precisos, en todo el país se celebraban con gran entusiasmo y júbilo los festejos conmemorativos del centenario de la independencia y nadie imaginaba que dos meses después, México se enfrascaría en una gran revuelta.

Posteriormente, en 1912, ya siendo presidente de la República, Francisco I. Madero, acompañado de su esposa Sara P. de Madero, el vicepresidente José María Pino Suárez y el diputado Serapio Rendón visitaron nuestra ciudad, donde se congratularon de encontrar un nutrido grupo de liberales, entre quienes se encontraban: Valente Enríquez, Cirilo Cancelada, Idelfonso Velásquez, Heriberto Enríquez, Leodegario Arce, José de la Sema, Leopoldo y Gustavo Vicencio, Enrique E. Enríquez, José Guzmán, Eduardo González y Pichardo, Francisco de P. Castañeda y Leopoldo Zincúnegui Tercero.

De las diferentes etapas revolucionarias por las que tuvo que pasar Toluca como lo fueron la Maderista, Huertista, Zapatista y Carrancista, estas dos últimas fueron las más importantes, ya que al amparo de estas fuerzas la Convención Revolucionaria que pretendía ser el centro rector de la política nacional se estableció en nuestra ciudad en 1915 y se realizó la dotación de tierras a los pueblos en 1917, 1919 y 1920. Asimismo, se promulgó la Constitución Política del Estado de México el 31 de octubre de 1917, la cual fue publicada por el gobernador Agustín Millán y el secretario general de Gobierno, Andrés Molina Enríquez.

Nuestro municipio comprendía dentro de su jurisdicción en aquel entonces una ciudad, veinticinco pueblos, diez barrios, treinta y seis ranchos, cuatro rancherías y veintinueve haciendas agrícolas y ganaderas, de las cuales destacaban por su importancia las de San Nicolás Tolentino, Canaleja, La Pila, San Diego de los Padres y La Garceza.

Durante el período de 1910 a 1920 sus habitantes se vieron inmersos en una gran anarquía política, económica y social, trayendo como consecuencia que se detuviera el desarrollo que se había iniciado con José Vicente Villada como gobernador del estado y Benito Sánchez Valdés como presidente municipal.

La ciudad vivió un virtual estado de sitio, pues la mayor parte del tiempo las tropas federales y del estado la tomaron como punto de reunión, imponiendo en la población un gran terror y manteniéndola en constante alarma, además de sufrir de hambre por la escasez de alimentos, encarecimiento de los víveres y la falta de dinero para comprarlos; llegó a tal grado la pobreza que el gobernador Gustavo Baz, en 1915, repartió gratuitamente en varias ocasiones productos básicos.

*(Secretario académico de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística del Estado de México).

La Revolución Mexicana fue un movimiento social durante el cual el Estado de México y Toluca participaron activamente, ya que Andrés Molina Enríquez, quien nació en Jilotepec, fue uno de los precursores al publicar, en 1909, su libro Los grandes problemas nacionales.

Esta obra, junto con la de Francisco I. Madero, editada ese mismo año, titulada: La sucesión presidencial en 1910, prendieron la chispa de la revolución.

Pero fíjese usted lo que son las cosas, en el año de 1910, en el mes de septiembre para ser precisos, en todo el país se celebraban con gran entusiasmo y júbilo los festejos conmemorativos del centenario de la independencia y nadie imaginaba que dos meses después, México se enfrascaría en una gran revuelta.

Posteriormente, en 1912, ya siendo presidente de la República, Francisco I. Madero, acompañado de su esposa Sara P. de Madero, el vicepresidente José María Pino Suárez y el diputado Serapio Rendón visitaron nuestra ciudad, donde se congratularon de encontrar un nutrido grupo de liberales, entre quienes se encontraban: Valente Enríquez, Cirilo Cancelada, Idelfonso Velásquez, Heriberto Enríquez, Leodegario Arce, José de la Sema, Leopoldo y Gustavo Vicencio, Enrique E. Enríquez, José Guzmán, Eduardo González y Pichardo, Francisco de P. Castañeda y Leopoldo Zincúnegui Tercero.

De las diferentes etapas revolucionarias por las que tuvo que pasar Toluca como lo fueron la Maderista, Huertista, Zapatista y Carrancista, estas dos últimas fueron las más importantes, ya que al amparo de estas fuerzas la Convención Revolucionaria que pretendía ser el centro rector de la política nacional se estableció en nuestra ciudad en 1915 y se realizó la dotación de tierras a los pueblos en 1917, 1919 y 1920. Asimismo, se promulgó la Constitución Política del Estado de México el 31 de octubre de 1917, la cual fue publicada por el gobernador Agustín Millán y el secretario general de Gobierno, Andrés Molina Enríquez.

Nuestro municipio comprendía dentro de su jurisdicción en aquel entonces una ciudad, veinticinco pueblos, diez barrios, treinta y seis ranchos, cuatro rancherías y veintinueve haciendas agrícolas y ganaderas, de las cuales destacaban por su importancia las de San Nicolás Tolentino, Canaleja, La Pila, San Diego de los Padres y La Garceza.

Durante el período de 1910 a 1920 sus habitantes se vieron inmersos en una gran anarquía política, económica y social, trayendo como consecuencia que se detuviera el desarrollo que se había iniciado con José Vicente Villada como gobernador del estado y Benito Sánchez Valdés como presidente municipal.

La ciudad vivió un virtual estado de sitio, pues la mayor parte del tiempo las tropas federales y del estado la tomaron como punto de reunión, imponiendo en la población un gran terror y manteniéndola en constante alarma, además de sufrir de hambre por la escasez de alimentos, encarecimiento de los víveres y la falta de dinero para comprarlos; llegó a tal grado la pobreza que el gobernador Gustavo Baz, en 1915, repartió gratuitamente en varias ocasiones productos básicos.

*(Secretario académico de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística del Estado de México).

Deportes

Tibio regreso del Tri a Toluca

De último momento el cuadro mexicano le saca la victoria a Bermuda

Local

Por robo de autobuses y lesiones vinculan a proceso a normalista; ya está detenido

La Canapat negocia la liberación de los choferes con los estudiantes

Policiaca

Detienen a uno de los choferes involucrados en accidente en la carretera México-Pachuca

Las autoridades mexiquenses informaron que hasta este martes suman 13 personas sin vida y más de veinte lesionados

Sociedad

Sismo de magnitud 6.4 quita el sueño a todos en Chiapas

Usuarios de redes sociales aseguraron que logró ser perceptible en algunas zonas de El Salvador, y al sur de la Ciudad de México

Política

Desconocen más estados a Rosario Piedra

El gobernador de de Aguas Calientes, Martin Orozco, afirmó que asumirá la defensa real de los derechos

Finanzas

Inversión extranjera aumenta 7.8%, segunda mejor captación en 20 años

Entre enero y septiembre México captó 26 mil millones de dólares de empresas foráneas

Mundo

OEA, a un paso de suspender a Nicaragua

Gobierno de Daniel Ortega "volvió inviable la democracia en el país": informe; el organismo convoca a foro supremo para tratar el tema

Finanzas

Singapur quiere invertir en el Corredor Transístmico

Una empresa del país asiático apoya al gobierno en la concepción de uno de los principales proyectos de la actual administración

Sociedad

México tiene sed de paz: nuncio Franco Coppola

Es incomprensible la consumación de tanta violencia en un pueblo tan católico, señaló Franco Coppola